Iron Harvest

Por el el Análisis, 4 Más
close [x]

Análisis – Iron Harvest 1920+

La estrategia en tiempo real (RTS) está viviendo una especie de pequeña resurrección gracias a la salida de remasterizaciones de grandes sagas como Age of Empires, Starcraft o Command and Conquer. Aunque la vuelta de todas estas sagas es motivo de celebración, echo en falta la salida de nuevas IPs que den algo de frescura al género. Y como caído del cielo llega Iron Harvest, el nuevo juego de King Art Games y Deep Silver.

Con un estilo de juego que recuerda fuertemente al de juegos como Dawn of War o Company of Heroes, con control de pelotones, coberturas y captura de territorios, Iron Harvest nos lleva a un pasado alternativo donde los mechas dominan los campos de batalla con puño de hierro. ¿Habrá superado las expectativas o será solo otra batalla perdida? Acompáñanos para descubrirlo.

La guerra que empezará todas las guerras

«The war to end all wars» esta famosa frase la pronuncio H.G. Wells al inicio de la primera guerra mundial, uno de los conflictos más letales y destructivos de la historia. Al terminar, se pensó que la humanidad jamás dejaría que otra guerra tan cruel tuviera lugar. A día de hoy, esta frase es más un chiste, ya que la paz no duro ni dos años hasta que estallaron más guerras en el este de Europa.

Y aquí es donde arranca la historia de Iron Harvest, una Europa devastada por la guerra y con una débil paz a punto de ser quebrada por fuerzas ocultos. Aunque con ciertas libertades como que Alemania se llama Sajonia, el imperio ruso son los Rusoviets y hay mechas gigantes por los campos de batalla (pequeñas desviaciones).

La verdad es que tengo que felicitar a los chico/as de King Art Games a la hora de adaptar tan bien el universo creado por el artista polaco Jakub Różalski. Una locura dieselpunk con robots imposibles, armas tesla y ametralladoras en zancos. Pero con muchísimos guiños históricos ya sea en forma de personajes como Nikola Tesla (toda una estrella en este mundo) y Rasputín, o de eventos como el asesinato del archiduque Francisco, el Shogunato o las revoluciones rusas y alemanas.

En los campos de Polania …

En líneas generales la historia es bastante estándar. No innova, pero te mantiene entretenido hasta el final con algún que otro giro de guion. Por desgracia, el final se siente abrupto y prácticamente no cierra ninguna historia, dejando espacio para una posible continuación.

Tenemos tres campañas, una para cada facción (Polania, Rusoviets y Sajonia) con varias misiones que van desde las más típicas de capturar recursos y destruir bases, hasta infiltraciones en castillos o rescate de civiles.

Hay misiones más inspiradas que otras, pero el problema es que hay unas cuentas que abusan del «me saco enemigos de hasta debajo de las piedras», llegando a un punto que es hasta frustrante si quieres completar la misión principal. También creo que se ha perdido una gran oportunidad de utilizar la campaña como un tutorial de cada facción, presentando a las unidades y sus fortalezas en cada misión.

Acero, vapor y sangre

A parte de la campaña, tenemos el modo escaramuza contra la IA; el modo multijugador con en dos modos de juego: aniquilación y captura de puntos; y un modo misiones, aunque solo cuenta con tres y todas giran en torno a defender una posición. La IA del enemigo es competente, aunque tiene la mala manía de centrarse demasiado en capturar puntos en vez de luchar.

Centrándonos en el aspecto jugable, ya comenté al principio que la fórmula de Iron Harvest bebe fuertemente de los juegos de Relic Entertainment, en especial de la saga Company of Heroes. Esto significa que tenemos un gameplay mucho más agresivo y rápido que el de los RTS estándar.

A modo resumen, no recolectas recursos, sino que capturas puntos en el mapa que te proporcionan regularmente acero y gasolina. A más puntos más recursos, eso quiere decir que los combates se suelen dar lugar en estas «zonas calientas» y cada victoria va moviendo el frente de batalla más y más cerca de la base enemiga.

¿Y que agrega Iron Harvest a la formula? Pues yo diría que prácticamente nada. Tenemos los pelotones de infantería, las bases, las coberturas, la elección de un Héroe al principio de la partida, la retirada táctica para reforzar unidades, la supresión, las armas de dotación, las armas antiblindaje y la veteranía de las unidades (que también desbloquea las habilidades especiales).

Sin novedad en el frente

Y ojo, esto per sé no es malo ya que la formula es sumamente divertida y da para batallas tan épicas que son dignas de contar a tus nietos si se hace bien, pero aquí es donde entramos en problemas.

La construcción de bases es muy simple y se reduce a tres edificios sin ningún tipo de mejoras o investigación para las unidades. El sistema de cobertura, pese a ser un aspecto muy importante, en la práctica se siente tosco, solo unos pocos objetos del escenario sirven como parapeto y encima las unidades tienen mala manía de parapetarse en el lado enemigo. La retirada táctica es muy lenta y al final, es mejor dejar morir a las unidades para conseguir el bonus de recursos.

El comportamiento de las unidades es errático, rallando a veces el suicidio. Más de una vez he tenido que estar más atento de que mis unidades a larga distancia no carguen contra el enemigo cuerpo a cuerpo que de la batalla.

No hay mucha variedad en cuanto a las unidades de infantería, siendo que las tres facciones poseen los mismos tipos solo que con algún ligero cambio. Aunque esto puedo entenderlo, ya que puedes coger las armas de los enemigos caídos, cambiando completamente al pelotón.

Lo que no puedo entender es que un juego que se vende como acabado ¡solo tiene 6 mapas de lanzamiento! Esto es el peor aspecto que he podido encontrar, solo 6 mapas (siendo 3 para 1vs1, 2 para 2vs2 y solo 1 para 3vs3) mata completamente la variedad de juego que puede haber en el multijugador.

Súbete al maldito mecha Guillermo

Y aún no he acabado, no he mencionado ciertos errores a la hora de activar habilidades, un rendimiento algo mejorable y algunas animaciones de infantería que deberían de pasar por el taller.

Pero no quiero terminar con una nota negativa y es que aún me queda hablar de lo mejor de Iron Harvest, los mechas. Estas enormes moles de metal son el icono del juego. Y la verdad es que no me decanto por ninguno, todos me han parecido que cuentan con un diseño excepcional y unas animaciones bien trabajadas.

A parte, cada facción cuenta con los suyos propios: los mechas de Polania que si bien no cuentan con un gran blindaje, son perfectos para ataques hit and run gracias a su excelente movilidad; todo lo contrario a los mechas Rusoviets, toscos y pesados pero una gran amenaza a corto alcance; y por ultimo los mechas Sajones son máquinas de guerra increíblemente sofisticadas (y caras) que pueden desplegar una increíble potencia de fuego a grandes distancias.

Ahora bien ¿están equilibradas las facciones? Bueno si es cierto que hay unidades más útiles que otras, pero por lo que he jugado no he notado enormes desbalanceos o estrategias extremadamente dominantes.

En cuanto al apartado gráfico y sonoro, ya he mencionado que King Art Games ha hecho un trabajo verdaderamente notable al traer a la vida el universo de 1920+, con mención especial al trabajo en las explosiones y a la destrucción tanto del escenario como de los mechas. La BSO no cuenta con un gran repertorio de temas y se vuelve algo repetitiva, pero cumple su función de meterte de lleno en el fragor de la batalla.

Conclusiones

No voy a negar que me lo he pasado bien jugando a Iron Harvest y que me ha traído muy buenos recuerdos. Las batallas son frenéticas y es todo un espectáculo ver como los mechas se dan de leches mientras la infantería y artillería intentan seguirles al paso.

Pero no puedo pasar por alto la importante falta de contenido, especialmente en lo que corresponde a mapas y modalidades de juego, y los múltiples errores en conceptos clave del juego que empañan la que podría haber sido una gran experiencia. Y sé que muchas de estos problemas se podrán arreglar a futuro a través de parches o DLCs, pero eso esta fuera del alcance de este análisis.

Este análisis ha sido posible gracias a la copia anticipada de Iron Harvest 1920+ proporcionada por Koch Media España.

Lo Bueno

  • Lo bien adaptado que esta el mundo de 1920+
  • Las batallas en tiempo real son todo un espectáculo
  • La variedad de mechas en las tres facciones
  • El apartado gráfico y sonoro es notable

Lo Malo

  • Solo 6 mapas para el modo multijugador
  • Falta de contenido tanto para el modo un jugador como multijugador
  • Errores en el control de unidades y el sistema de coberturas
7.5

Escrito por: King_Yoa

Graduado en Nutrición Humana y Dietética. Nutricionista de día y redactor de noche en esta fantástica pagina. Jugador de Pc desde que tengo memoria y obsesionado con los juegos de estrategia, acción/aventura y los RPG. También soy un aficionado a la lectura y un enamorado de la animación, ya sea oriental o occidental.