Lost Judgment

Por el el Análisis, 6 Más
close [x]

Análisis – Lost Judgment

Lost Judgment: Sobran leyes, falta justicia

En 2019 el Ryu Ga Gotoku Studio, famosos por tu trabajo en la ya legendaria saga Yakuza, sorprendía al mundo con el lanzamiento de Judgment, un spin off en el que encarnamos a Takayuki Yagami, un ex abogado reconvertido a detective que en su nueva profesión tendría que lidiar con una trama que involucraba a la mafia japonesa con ciertos medicamentos. El juego tomaba como base la jugabilidad de la saga Yakuza y la adaptaba con nuevas mecánicas de investigación, sigilo y demás, lo que terminó suponiendo todo un acierto con una de las grandes sorpresas del año y que poco después recibiría una versión remasterizada para exprimir todo el potencial de PlayStation 5 y Xbox Series X/S.

Apenas dos años después y con el lanzamiento del genial Yakuza Like a Dragon por medio, el estudio vuelve a la carga con una secuela que consolida a Judgment como una saga de pleno derecho, tanto por el número de entregas como por la entidad de la misma. ¿Estará a la altura de su primera entrega?

Un drama de instituto

En esta ocasión nuestro protagonista ya es un detective asentado, y la trama del juego arranca con un caso de abuso sexual en el metro, que nos lleva a un doble crimen y que, tiempo después, continua con la llamada del director de un instituto Seiryo a una agencia de detectives de un amigo del protagonista, ya que sospecha que en su centro se realizan actos de abuso y le pide al detective que averigüe lo que está ocurriendo. ¿Qué relación tienen estos hechos entre sí? La respuesta obviamente no la podemos dar, pero sí podemos decir que si bien la trama arranca algo lenta y confusa, a partir del cuarto episodio se desata y se muestra como una de las historias más profundas y serias que hemos visto jamás en un videojuego, sin renunciar por ello a las excentricidades icónicas del estudio.

En esta ocasión los desarrolladores han preferido centrarse de lleno en la historia principal, no andarse por las ramas y darnos constantemente la información suficiente para mantenernos enganchados sin llegar a dar pista alguna de cómo terminará resolviéndose el caso. También han decidido apartar la mayoría de minijuegos y mecánicas más secundarias, relegándolas a las misiones secundarias y actividades que podemos encontrar por Yokohama y Kamurocho, de las que ya hablaremos más adelante.

Lost Judgment es fiel a su estilo, y durante el transcurso de la historia repetiremos las mecánicas de sigilo, seguimiento, investigación y el combate beat’em up tan bien traído de la saga Yakuza. Si bien podríamos decir que en esta ocasión el combate es algo más ágil y que estos enfrentamientos suelen ser más breves. Empezaremos el juego con pocos golpes básicos, pero a medida que avancemos desbloquearemos nuevos combos y técnicas en los tres estilos de combate que contempla: grulla, para grandes grupos de enemigos; tigre, para enfrentamientos uno contra uno; y el nuevo estilo serpiente, ideal para hacer parrys y desarmar a nuestros enemigos.

También contaremos con las acciones EX; que son poderosos y espectaculares combos y con la Furia EX, una barra que irá llenándose a medida que encadenemos golpes y que nos proporcionará un boost de fuerza y velocidad. Por lo general la dificultad de los combates no es muy alta y dificilmente morderemos el polvo, pero los combates contra jefes si que conseguirán ponernos en más de un apuro y nos obligarán a mejorar al máximo las habilidades de Yagami si queremos superarlos.

Sin embargo los momentos más gratificantes del título los encontraremos en las fases de investigación en las que deberemos seguir a ciertos sujetos, a veces con persecuciones al puro estilo hollywoodense, rastrear la señal de micrófono o cámaras, o incluso utilizar micros para realizar escuchas. Huelga decir que, pese a tener una trama fuertemente ligada con la ley, nuestro protagonista se la pasa un poco por el arco del triunfo para conseguir sus objetivos, de manera que como usuarios deberemos darle cierto margen a la hora de “creernos” la verosimilitud de la historia.

Podría parecer que al tratarse de un juego de investigación este cuenta con un ritmo pausado y calmado, pero lo cierto es que incluso se ha optado por un enfoque mucho más dirigido hacia la acción que en la primera entrega, agilizando sus mecánicas y haciéndolo más accesible para los jugadores menos experimentados.

El dueño del barrio

Lost Judgment apuesta por que exploremos al máximo su escenario. Como ya hemos comentado antes, el título nos permite recorrer Yokohama y Kamurocho -zona que recorrimos a fondo con Ichiban Kasuga-, aunque esta vez nos permitirá hacerlo en monopatín para movernos más ágilmente e incluso se ha añadido la mecánica de parkour, aportando verticalidad a los escenarios y dando una vuelta de tuerca a las actividades y coleccionables que deberemos encontrar.

En nuestros paseos encontraremos decenas de tramas secundarias que nos llevarán a realizar todo tipo de misiones y minijuegos, entre las que destacan un simulador de baile al más puro estilo Dance Dance Revolution, seguir pistas con un perro detective o participar en un club del misterio en el instituto. Sin embargo, el añadido secundario que más nos ha gustado es la posibilidad de jugar con una Master System a los títulos clásicos de SEGA en un emulador que funciona a la perfección y que se complementa con los ya clásicos salones recreativos. Por último, se han añadido retos similares a los vistos en Marvel’s Spider-Man para picarnos a mejorar nuestra habilidad y conseguir nuevos puntos para mejorar a Yagami.

En lo que respecta a lo técnico, el Dragon Engine sigue mejorando a cada nueva entrega y en esta ocasión nos ofrece unos modelados con una calidad abismal mientras es capaz de mover el juego a 60fps clavados. En nuestro caso hemos analizado Lost Judgment en una Xbox Series X con el modo rendimiento, y el juego se ha mostrado totalmente estable y fluido a 60fps y con unos modelados de gran calidad. No supone un gran salto respecto a Judgment Remastered, pero sí lo suficientemente amplio como para que este sea palpable. A ello hay que sumar una BSO memorable -como viene siendo costumbre- que recupera los mejores temas de la primera entrega, un doblaje al inglés y al japonés de gran nivel, y una localización excelente al español para que podamos seguir la trama sin perdernos nada.

Conclusión

Lost Judgment es una secuela pura, añade contenido y mejora aquello que no terminaba de funcionar en el original, pero sin apostar demasiado por nuevas mecánicas ni distanciarse de la senda iniciada. Aún así, nos brinda una aventura trepidante, divertida, con toneladas de humor y sin renunciar por ello a echar un vistazo maduro a temas delicados como el acoso escolar o el suicidio.

Destacan su trama magníficamente hilada, sus adictivos combates y sus misiones secundarias tan bien trabajadas, además de un escenario repleto de minijuegos y actividades. Un más y mejor de manual que consolida a Judgment como una saga muy a tener en cuenta y con una calidad similar a la de su hermana mayor. El Ryu Ga Gotoku Studio está en estado de gracia y no podemos más que esperar impacientes por ver sus próximos títulos.

Lo Bueno

  • Mantiene intacta la esencia de Yakuza a la vez que conforma su propia personalidad
  • Corrige pequeños defectos del original y amplia tímidamente sus mecánicas
  • La trama principal trata temas delicados, mientras que las secundarias apuestan por el humor icónico de Yakuza
  • Divertido a rabiar y con toneladas de contenido secundario

Lo Malo

  • Podrían haber arriesgado más en esta secuela, demasiado continuista
  • El trato hacia ciertos colectivos en el juego denota la mentalidad del estudio
8.5

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.