Luigi’s Mansion 3

Por el el Análisis, 3 Más
close [x]

Análisis – Luigi’s Mansion 3

La figura del compañero o sidekick se ha explotado en todos los medios. Podemos pensar en Robin siempre en el asiento de copiloto de Batman o Han Solo haciendo lo propio con Chewbacca (y nunca al revés). En el videojuego hemos visto varios pero probablemente el más memorable sea Luigi. El personaje que dejábamos para el amigo cuando venía a casa a jugar o nos endosaba nuestro hermano mayor. Porque la saga Mario siempre ha ido sobre…bueno…Mario. El pobre fontanero verde ha tenido pocas oportunidades de acaparar el protagonismo. Sin embargo como veremos en este análisis Luigi’s Mansion 3 hace que consiga quedarse grabado en nuestra memoria como un personaje independiente de su hermano.

luigi's mansion analisis

La fórmula del spin-off

Los juegos de la familia Mario siempre han seguido una misma base. Juegos de plataformas donde el salto es una clave importante. A partir de ahí hemos podido ver de todo: deportes, minijuegos, lógica y hasta RPG. Pero la saga que tenemos entre manos toma un camino más familiar. Estos juegos no dejan de ser una aventura pero dan un cambio radical a sus sistemas. Los puzles forman parte esencial del juego, al igual que la exploración del escenario. En resumidas cuentas esto es Luigi en la Mansión Spencer de Resident Evil.

Evidentemente no existe la misma ambición de dar miedo aquí que en el juego de Capcom. Pero la saga lo aprovecha para darle personalidad a Luigi. A lo largo de toda la saga nos ha quedado que es un cobarde, pero que afrontará sus miedos, aspiradora en mano, y hará lo que sea necesario para atrapar fantasmas.

análisis luigi's mansion 3
¿Quién es tu Dios ahora?

Todo este cambio revoluciona la imagen que tenemos del personaje y hacen que sea esencial para comprenderlo. Así Luigi se aleja cada vez más del eterno segundón y de ese «Mario verde» sin personalidad. No es que gane una profundidad abismal porque bueno, esto es Nintendo. Pero al igual que Dick Grayson evolucionó abandonar el cargo de Robin y convertirse en Nightwing, se gana una profundidad totalmente distinta y que hace que abandone ese rol de sidekick.

Tiembla Pixar

Probablemente hayáis visto en varios lados la comparación entre este juego y alguna película de animación cuya calidad técnica sea como mínimo excelente. Y es que en Next Level Games hay una cosa claro, quieren dotarlo todo de vida y carisma. Las animaciones de nuestro personaje rozan lo absurdo y hasta dejando al propio Luigi quieto veremos cómo su cuerpo se balancea ligeramente.

Este nivel de detalle alcanza la gloria gracias al hecho de que podemos interactuar con prácticamente todo el escenario. Luigi pateará en su camino todos y cada uno de los objetos. Además podremos interactuar con otros elementos como retretes, cajones, armarios, puertas y todas tienen alguna animación especial. Desde soltar una nube de polvo que hará que Luigi estornude o salir una rata corriendo lo cual hará que nuestro bigotudo amigo se ponga tieso del terror.

análisis luigi's mansion 3
Siempre me han gustado los Boo clásicos pero estos tipos son taaaan adorables.

Esto también se aplica a los enemigos y los combates. Y es que ya no es solo que estén perfectamente animados. Tienen un carisma especial. Los ves moverse y disfrazarse con cualquier elemento que pillen y no puedes evitar reírte. En cuanto a los jefes se pierde un poco el nivel. Estamos hablando de más de una docena de personajes y cada uno tiene sus características que se adaptan al tema de su piso. Esto hace que algunos sean muy resultones y carismáticos pero otros queden en segundo plano.

Kinestética y diseño de niveles excelentes

Luigi’s Mansion 3 cambia su estructura respecto a sus predecesores. En esta ocasión estaremos en un hotel con 17 plantas. Cada una de ellas tendrá su propia estructura. Aunque las más bajas tienen su lógica (restaurante, habitaciones, sótano) a medida que avancemos la cosa se irá de madre. Tendremos niveles con un jardín de varias plantas (dentro de su propia planta), un nivel castillo medieval o incluso uno con una pirámide para explorar. Esto puede parecer absurdo. Pero la coherencia no es algo que sea especialmente demandado en un juego donde se atrapan fantasmas con una aspiradora.

análisis luigi's mansion 3
Los efectos visuales y sonoros hacen que el succionaentes sea una gozada.

Esto dota a cada planta de una estética y peculiaridades propias. Su estructura como niveles de puzle hace que estemos aprendiendo diversas mecánicas en las primeras. Una vez obtenido todo cada planta nos propondrá una mecánica o desafío único. O al menos varias de ellas. Y aunque el nivel de acierto es regular en general, roza un nivel excelente en esas plantas donde la mecánica es brillante y no la idea de algún diseñador lunático que nos odia en el fondo de su alma.

Si a esto le sumamos una sensación de juego satisfactoria tenemos elementos de sobra para una obra notable. Aquí el referente vuelve a ser Mario y en sus juegos el nivel de kinestética es perfecto. Combatir contra sus saltos y movimiento es difícil pero aquí no se salta. El Succionaentes GOM-1L al que tan cariñosamente he llamado (y llamaré siempre) aspiradora es nuestra infalible arma y herramienta de trabajo. Podremos aspirar y lanzar aire entre otras funciones como lanzar una ventosa que poder aspirar luego.

análisis luigi's mansion 3
Tiembla tío Gilito.

La kinestética de esta herramienta ya la quisieran muchos shooters. Aspirar objetos es tan satisfactorio gracias a los efectos visuales y de sonido que es inevitable escarbar palmo a palmo cada nivel. Encontrarse con una montaña de monedas aprieta el botón capitalista de nuestro cerebro. Y estirar aspirando de un fantasma o una ventosa se siente tan real que nunca había hecho aspavientos tan exagerados en ningún otro juego.

No es oro todo lo que reluce

Desafortunadamente no todo es perfecto en Luigi’s Mansion 3. Y su propia naturaleza de videojuego funciona en su contra. Nuestro objetivo es rescatar a Mario, Peach y tres Toads, todos ellos encerrados en cuadros por el Rey Boo. Avanzaremos por el edificio con el ascensor, al que se le han quitado todos los botones. Cada uno de los jefes que enfrentemos nos dará un botón, permitiéndonos avanzar.

tiendas
En algunos momento el juego peca de algo obtuso y me pasé más de una hora intentando entrar en esa tienda.

En cuanto estructura la fórmula es sencilla pero trastabilla en varias ocasiones. A lo largo del juego en un total de tres ocasiones Luigi perderá el botón recién obtenido por culpa de un inesperado enemigo. En el primero de los casos la cosa no va a más, ya que nos llevará a explorar un poco más la misma planta. Pero las dos siguientes nos harán perseguir a un jefe por diversas plantas y atraparlo tres veces. Este recurso aunque puede funcionar en ocasiones bien para recordarnos la posibilidad de volver atrás y explorar zonas que antes no podríamos por falta de equipo aquí no se aprovecha. Simplemente tenemos esta distracción para tener que alargarlo más.

Y es que si al menos dicho enemigo pesado fuera disfrutable tendría excusa pero no lo es. Estamos ante un juego de puzles y nuestros enemigos requerirán una serie de combinaciones de herramientas o usos del entorno para derrotarlos. Algunos de estos jefes funcionan a la maravilla, dando una sensación increíble tras vencerlos y haber tenido que quemar nuestras neuronas para encontrar la clave. Otros sin embargo son sencillos, previsibles y se limitan a tener una barra de vida enorme para hacer que tengamos que alargarlo todavía más. Una auténtica lástima porque esta necesidad forzosa de seguir los estándares del videojuego y meter un jefe al final de cada nivel daña la experiencia de los que sí son satisfactorios.

celda
Gomiluigi, ¿no habrás venido tú a matar a John Connor?

La aventura definitiva de Luigi

Algunos fallitos más arrastra Luigi’s Mansion 3 al igual que otras muchas bondades. El control en ocasiones es algo demasiado obtuso por culpa de un sistema de apuntado que podría haberse beneficiado de algún tipo de asistencia. Especialmente en un juego de este tipo que apunta a todos los públicos. Esto se agrava cuando la posición de la cámara no ayuda y nuestra posición respecto a la profundidad del espacio es difícil de interpretar. Por otro lado el dinero no tiene apenas uso más allá de comprar objetos que nos permite resucitar o ayudas para encontrar los coleccionables.

En la otra esquina del ring tenemos detalles como Gomiluigi, el moquete que nos permitirá entrar por determinados espacios y ampliar nuestras mecánicas. Su importancia además estalla al permitirnos jugarlo en modo cooperativo, aunque es necesario un mando adicional, no se pueden repartir los Joy-Con. Si queremos darle fuerte al multijugador tenemos además otros modos que nos ofrecen escenarios en los que ir cazando fantasmas o un modo competitivo contra otros jugadores. Por no hablar del nivel gráfico. Evidentemente en un juego tan cerrado se puede buscar más el detalle, pero roza el mejor nivel de Nintendo Switch. Las texturas de la ropa de Luigi son alucinantes. Y oye, uno no juega a juegos de Nintendo por la potencia gráfica pero ¡guauh!

gomiluigi
Las cinemáticas son sencillas pero muy, muy graciosas.

Al final valorando los pros y contras Luigi’s resulta ser un juego notable. Pero no podemos evitar fijarnos en su estilo y la personalidad que le da al protagonista. Luigi será cobarde. No saltará como su hermano que es más echado para adelante. Pero cada vez que salta con un susto, tropieza con una puerta o dice un «Ma-ma-ma-maaaaarioooo» se gana un huequito más en nuestro corazón. Luigi’s Mansion 3 es junto a Astral Chain y Fire Emblem uno de los mejores juegos de Switch de este año, pero también de todo el catálogo de la consola.

Lo Bueno

  • La animación cuidada al detalle
  • Un nivel gráfico altísimo para Nintendo Switch
  • El diseño de los niveles y sus puzles que nos tendrán dando vueltas
  • La sensación de aspirarlo todo
  • El modo multijugador y especialmente la historia cooperativa
  • Luigi > Mario

Lo Malo

  • El dinero no sirve para casi nada
  • Algunos jefes son simples y frustrantes
  • El apuntado y la cámara son mejorables
  • Puesto a salvar personajes no metas a tres Toads...pon más variedad...una Daisy, un Yoshi...un Waluigi...
8.5

Escrito por: Jaume Alto

Comunicador audiovisual y productor eventual. Aficionado enfermo a los videojuegos, cómics, juegos de rol, cine y otros tantos hobbies que acaban con mi cartera. En twitter @jaume_alto