Mail Mole

Por el el Análisis, 5 Más
close [x]

Análisis – Mail Mole (Nintendo Switch)

Molty, el simpático protagonista de Mail Mole, podría erigirse sin problema alguno como la mascota de Talpa Games. El estudio barcelonés, que debuta con este plataformas simpaticón, deja muy claro desde el primer momento las diferentes influencias que han inspirado esta obra. Así, con toques de títulos tan queridos como las obras de Super Mario o la trilogía original Crash Bandicoot, el equipo ha conseguido aunar en un título la magia de los plataformas añejos. Junto a su curva de dificultad, una de las mejores del género en los últimos años, y sus ganas de exprimir la habilidad de los jugadores en busca retos, Mail Mole se convierte por derecho propio en un título a tener en cuenta.

Una historia atípica en el panorama patrio

En su concepción, el juego de Talpa Games y Undercoders es tan divertido como ilógico (en un país como el nuestro, claro está). Mientras se encuentra de vacaciones, Molty recibe una carta en la que le comunican que necesitan su ayuda. Y el topo, sin rechistar, acude raudo y veloz a la llamada de su localidad, encargándole en ese instante la difícil tarea de restaurar la electricidad para que pueda celebrarse la Feria de Verano. Obviamente, nadie abandonaría sus merecidas vacaciones por una problemática de esta índole, pero el bueno de Molty es uno de esos héroes anónimos que siempre hace todo lo que esté en su mano. Y, con esta premisa, da comienzo Mail Mole, un plataformas divertido a la par que desafiante.

Un poco de Super Mario, otro poco de Crash Bandicoot, una pizca de Donkey Kong

La obra de Talpa Games no esconde en ningún momento su punto de partida. Con una jugabilidad similar, en cierta medida, a la que vemos en Splatoon, Mail Mole cuenta con el clásico sistema de nexo presenta en obras de este género. A través de diferentes cañones colocados en el pueblo, tendremos la posibilidad de sumergirnos en casi una treintena de niveles que, lejos de pecar de repetitivos, nos harán exprimirnos los sesos si deseamos sacar el 100% de cada uno de los mismos. Esto, de hecho, será lo que ponga a prueba nuestra habilidad a los mandos, ya que el título distribuido por Undercoders cuenta con una cuidada curva de dificultad que nos enseña a la perfección qué debemos hacer en cada momento. Mail Mole no da puntada sin hilo ni presenta mecánica sin funcionalidad, ya que todos los obstáculos que presenta formarán un colofón cuando tengamos que enfrentarnos al jefe de turno.

Las influencias de Super Mario son claras, tan palpables que, en ocasiones, el título del estudio barcelonés podría pasar por uno de esos niveles del excelso Super Mario 3D World. La apuesta por la diversión es clara, algo que mantienen incluso en el desafío que supone conseguir el 100% de cada nivel. De hecho, aún consiguiendo todos los requisitos, existe un objetivo temporal dentro de cada uno, por lo que hacernos con la medalla de oro a la vez que reunimos todos los objetos será una hazaña destinada a los jugadores mas habilidosos. Pero esto no nos supondrá un problema, ya que Mail Mole enseña al jugador a través de las mecánicas vistas en niveles anteriores, tal y como ya hacía magistralmente Donkey Kong hace algunas décadas. Sin duda, Talpa Games ha sabido realizar una cosa con acierto: mirarse en el espejo de los más grandes.

Variedad para los curiosos y reto para los completistas

Como hemos mencionado a lo largo de estas líneas, el juego protagonizado por Molty supone un auténtico desafío para aquellos que quieran conseguir sacar el máximo posible del mismo. Pero, además, cuenta con tres vertientes que harán que el jugador quiera sumergirse aún más en su premisa. Por un lado, encontraremos la tienda de cosméticos, un lugar donde podremos intercambiar nuestras zanahorias por diferentes atuendos temáticos. De esta manera, Molty desbloqueará varios accesorios a lo largo de sus viajes, y cada uno de ellos tendrá que ver con los elementos del entorno que estemos visitando. Al lado de este puesto encontraremos la estación de carreras, el sitio ideal para poner a prueba nuestra habilidad en circuitos que nos exigirán precisión milimétrica. La diferencia entre quedar primero y segundo puede estar, sin exagerar, en un fallo que nos hará repetir la ecuación. Y la última vertiente… bueno, no queremos estropearos la sorpresa, así que descubridlo por vosotros mismos.

Un juego ideal para pasar una tarde amena

En definitiva, Mail Mole es una de las propuestas patrias más interesantes en lo que llevamos de año. Pese a la dificultad que hemos mencionado, la obra de Talpa Games se puede superar si no somos completistas, motivo por el que es una opción ideal para todo tipo de jugadores. Es desafiante, pero justa, y en cada momento premia la habilidad de los jugadores que quieran superar los retos más complicados que ofrece. Además, sus niveles son variados y las mecánicas de los mismos evolucionan a medida que el título avanza, por lo que en ningún momento llegarás a sentir que te encuentras frente a un producto estancado. Sí es cierto que Mail Mole palidece frente a otros rivales del mismo género, ya que no llega a las cotas de calidad de esos títulos que tiene como reflejo, pero en todo momento es consciente de la clase de producto qué es y, por tanto, consigue un resultado óptimo con los medios que tiene. Por estas razones, y por todas aquellas que puedas descubrir sumergiéndote en el título de Talpa Games y Undercoders, te recomendamos darle una oportunidad al bueno de Molty, quién protagoniza un juego fresco, divertido y muy ameno.

Este análisis ha sido posible gracias a una key digital para Nintendo Switch proporcionada por David Jaimandreu.

Lo Bueno

  • Diversión a raudales
  • Desafiante para los completistas
  • Un título ameno, corto y fresco

Lo Malo

  • Palidece ante los titanes del género
7.5

Escrito por: Abelardo

Con un mando en las manos desde que tengo uso de razón, empecé con una Super Nintendo y desde entonces no he parado. Lector ocasional, apasionado por los mundos de Miyazaki y nieto de Lolita y Juan.