NBA 2K21

Por el el Análisis, 9 Más
close [x]

Análisis – NBA 2K21

Un año más, NBA 2K21 ha llegado al mercado para hacer las delicias de los fans del baloncesto. El título de 2K Games, que consiguió borrar del mapa a la franquicia NBA Live, la extinta saga de Electronic Arts, aterriza en el mercado fiel a su cita con los usuarios. Con Damian Lillard, estrella de los Portland Trail Blazers, en la portada, la desarrolladora americana ha apostado por un título continuista que, según ellos, tendrá mayor calado y más novedades en la próxima generación. Y, si bien nos encontramos ante una obra que aprueba con notable alto todos sus aspectos, sobre todo el apartado jugable, es difícil olvidar la sensación de estar, una vez más, ante el mismo producto que años anteriores.

NBA 2K21 se convierte por derecho propio en un indispensable del género

Tras el varapalo que supuso la anterior entrega, un título enfocado en exceso hacia los micropagos, parece que 2K Games ha aprendido, en cierta manera, de sus errores. Si bien seguiremos topándonos con un My Team muy influenciado por las microtransacciones, en este juego parece haberse revertido en cierta manera la situación, existiendo más posibilidades de conseguir buenas cartas sin pasar por caja. Si bien este es el camino lógico, aún queda mucho terreno por recorrer, pero la compañía va por buen camino. Por desgracia, al no contar con ningún rival, la desarrolladora norteamericana ha terminado acusando prácticas de monopolio, motivo por el que, si quieres tener a los mejores jugadores, tendrás inevitablemente que pagar más temprano que tarde.

Pese a ello, NBA 2K21 está enfocado al disfrute del jugador. Si bien es continuista en la práctica totalidad de sus aspectos, el título se siente fresco y es tremendamente divertido, motivo por el que estaremos a los mandos más tiempo del que queramos pasar. Así, no será raro ir empatando partidas que, lejos de ser «la última», nos dejarán con una sensación constante de querer más. En este aspecto, la obra cumple con creces, ya que la diversión es un constante en el título de 2K Games. A diferencia de la entrega anterior, parecen haberse enfocado en lo realmente importante del juego: el gameplay. Además, aún siendo escasos, NBA 2K21 ofrece muchísima variedad en cada modo de juego, apostando también por la rejugabilidad y las diferentes vertientes disponibles.

Tendremos las mismas opciones de siempre (partida rápida, Mi Equipo, Mi Carrera y Mi Liga), pero estas abogan por exprimir al máximo cada aspecto jugable. De esta manera, lejos de cansarte a las primeras de cambio, querrás experimentar en todo momento «qué hubiera pasado si», qué opciones no escogiste o qué camino puedes tomar. Por ello, NBA 2K21 es la entrega más completa de la franquicia hasta el momento, ofreciendo una infinidad de opciones dentro de sus escasos modos de juego. De hecho, la intención de 2K Games de ofrecer contenido suficiente para saciarnos durante 12 meses ha dado con sus frutos, ya que llegarás a sentirte abrumado de la cantidad de opciones y variantes que puedes disfrutar.

«The Long Shadow» es el título de un Mi Carrera que cumple pero decepciona a nivel narrativo

Desde hace ya más de un lustro, la franquicia NBA 2K ofrece la posibilidad de ponernos en la piel de un rookie. Cada año, 2K Games idea una nueva producción que, a la postre, se convierte en uno de los aspectos más interesantes del juego. En esta ocasión, bajo el nombre de «The Long Shadow«, la desarrolladora americana ha querido contar una historia de aceptación personal y superación, pero todavía les queda trabajo por hacer. Si bien se nota el ímpetu de la compañía en ofrecer historias que calen entre el usuario, en ningún momento consiguen que despegue del todo un conflicto que, pese a abrirse por varios frentes, termina con final feliz.

Abrumados por el recuerdo de nuestro padre, el jugador tendrá la misión de llegar a donde él nunca pudo. 2K opta por comenzar esta historia in media res, o lo que es lo mismo, a mitad de la trama, motivo por el que nunca sentimos esa conexión paterno-filial que intentan vendernos. Con algo de bagaje, quizás con otras apuestas tanto jugables como narrativas, podrían haber conseguido un mayor impacto en el usuario, pero, una vez más, la compañía se queda lejos de dar un golpe sobre la mesa en este apartado. Además, como de costumbre, la narrativa se corta una vez llegamos a la NBA, algo comprensible si tenemos en cuenta que el juego apuesta por la jugabilidad en detrimento de la historia.

Pese a ello, estamos ante el modo más completo y divertido del título. Esto, claro está, depende de las pretensiones del jugador, ya que habrá quién encuentre más apasionante fortalecer su baraja de cartas o llevar a lo más alto a su franquicia favorita, pero, en lo meramente jugable, Mi Carrera cumple con creces todo lo que se le pide. Además, raro será que no termines en el equipo que deseas a poco que domines los aspectos jugables, algo que te motivará a conseguir tu meta de ser hall of famer. Un año más, 2K Games ha conseguido ofrecernos una experiencia equilibrada a nivel narrativo y jugable, pero deseamos ver qué da de sí este modo de juego en la próxima generación, más aún si tenemos en cuenta que ofrecerá la posibilidad de crearse una jugadora.

Una baraja para dominarlos a todos

En el modo Mi Equipo hemos visto pocas novedades respecto al pasado año. La modalidad más exitosa del título, plagada de microtransacciones en el pasado, ofrece la posibilidad de juntar en el mismo equipo a tus jugadores favoritos independientemente de su época. Así, por ejemplo, podremos confeccionar una plantilla con Bill Russell, Wilt Chamberlain, Lebron James, Kobe Bryant y Magic Johnson, creando nuestros propios Dream Team a golpe de azar… y dinero. Por desgracia, el dinero real vuelve a tener más peso del que deseáramos en esta entrega, imposibilitando en ocasiones que llegues a jugar partidos con rivales a tu altura.

De hecho, no será extraño encontrarnos auténticas galaxias cuando estamos comenzando y tenemos esos jugadores que pueblan los banquillos de la NBA. Aún así, en lo meramente jugable, nos encontramos ante un modo que ofrece multitud de desafíos. Una vez más, destacan por encima del resto los partidos 3 vs 3, donde podremos poner a prueba nuestra habilidad contra usuarios de todo el mundo. Además, podremos combinar cartas para potenciarlas, encontrar jugadores en el mercado y un sinfín de opciones que, a la postre, nos harán invertir muchas horas para tener la mejor baraja posible. Nuevamente, 2K Games ha apostado a caballo ganador en esta modalidad de su franquicia estrella.

Mi Liga llega con más opciones que nunca: franquicias, ligas, play-offs

Para los verdaderos fanáticos del baloncesto estadounidense, aquellos valientes que se quedan despiertos hasta las 3:00 o que hacen cábalas con los futuros movimientos de la franquicia, el modo Mi Liga es el mayor regalo de todos. Una vez más, 2K Games ofrece la posibilidad de ponerte al mando tanto de equipos como de la propia liga, poniendo a prueba tu capacidad, en función a la dificultad, para convertirte en el auténtico rey del baloncesto. Y te podemos adelantar que será de todo menos fácil. De hecho, es tal la cantidad de opciones que, lejos de encontrarlo repetitivo, te verás abrumado con las infinitas posibilidades jugables.

Como comentamos en el párrafo anterior, podremos ponernos a los mandos de nuestra propia franquicia para llevarla hasta lo más alto. Así, los más nostálgicos podrán rememorar como los Bulls o los Knicks competían año tras año por los anillos, o juntar en equipos como los Lakers, los Rockets o los Warriors a los mejores jugadores de la liga. Podremos también liderar la NBA, decidiendo nuestras propias reglas y comprobando qué equipo se ajusta mejor a los márgenes que dictaminemos. La WNBA, la liga femenina de baloncesto estadounidense, también tiene cabida en este modo, ofreciendo, eso sí, opciones algo limitadas respecto al apartado masculino. Así, este será el apartado favorito de los más estrategas, que podrán sentir en sus propias carnes el estrés de un GM.

El apartado online cumple pero debe desprenderse de ciertos fallos

Si bien es normal en los primeros días de vida, en ocasiones lo de NBA 2K21 roza lo desquiciante. Con El Barrio más completo que jamás hayamos tenido, contando incluso con una playa o con vehículos, puede llegar a ser desesperante los fallos existentes en la conexión. Si bien estos son puntuales, no han sido pocas las veces en las que hemos experimentado esos fastidiosos tirones que pueden definir el devenir del partido. Por suerte, Visual Concepts ya ha anunciado que se encuentran trabajando en subsanar errores, motivo por el que esperamos que estos problemas sean fruto de los primeros días del título en el mercado.

Otro aspecto negativo es, nuevamente, la diferencia existente entre los jugadores que pagan y los que no. De igual manera que sucede en Mi Equipo, los usuarios que compran monedas virtuales accederán antes a las mejores de los personajes. Si bien esto no es culpa directa de la compañía, ya que ella únicamente pone los medios para alcanzar dicho fin, podremos llegar a cansarnos de ver cómo nos machacan una y otra vez únicamente por pagar más. Esperamos que en un futuro 2K Games encuentre el equilibrio perfecto entre el usuario medio y el usuario con microtransacciones, ya que puede llegar a romper el equilibrio online a las pocas semanas de salir al mercado.

Pese a ello, una vez más NBA 2K21 apuesta fuerte por este apartado. Esto se nota en las diferentes opciones jugables que tenemos, existiendo prácticamente una que gustará a todos los jugadores del título. Además, se ha potenciado todavía más El Barrio, buscando que los jugadores inviertan más horas en uno de los modos más divertidos del juego, más aún si podemos disfrutarlo con amigos. De esta manera, y con las actualizaciones que la compañía ya anunció que introduciría, nos encontramos ante el juego más completo de la franquicia, una vez más, en este aspecto. Sin duda, la desarrolladora ha conseguido que queramos invertir horas en este apartado buscando mejorar constantemente. Además, ya anunció que se encuentran trabajando en un parche para solucionar fallos existentes, por lo que el online irá mejorando exponencialmente.

El gameplay más divertido de la franquicia con algunos fallos, a estas alturas, imperdonables

En el apartado jugable, NBA 2K21 es, en estos momentos, el máximo exponente de la saga. El título de Visual Concepts ofrece la experiencia más divertida de la franquicia, si bien es tremendamente continuista con lo visto años anteriores. En el apartado gráfico no hemos experimentado mucha mejora respecto a la entrega anterior, pero cierto es que 2K Games se encuentra volcada con los títulos de nueva generación, motivo por el que esperamos que PlayStation 5 y Xbox Series X sean las consolas que saquen todo el jugo posible de este título. Además, la enorme variedad de conjuntos disponibles nos hará desear probar todos y cada uno de estos, ya que, a los equipos actuales, se une la división WNBA, los conjuntos históricos y los All-Time, con plantillas confeccionadas por los mejores jugadores de cada franquicia.

Pero, por desgracia, no es oro todo lo que reluce. NBA 2K21, aún siendo pocos, tiene puntos negativos que le hacen un flaco favor a la entrega. El primero de todos es, un año más, la absurda dificultad para escanear nuestro rostro. Este aspecto, uno de los más llamativos de la franquicia desde hace algunos años, es un aliciente para muchos usuarios que quieren ver su sueño cumplido, pero el sistema de escáner de 2K está tan poco pulido que raro será que lo consigamos a la primera. Además, los tiempos de carga pueden llegar a sacarnos de la experiencia, teniendo que esperar en diversas ocasiones hasta un minuto entre secuencias. Por último, los bajones de FPS, si bien son escasos, pueden llegar a presentarse durante la partida.

NBA 2K21 es, hasta la llegada de la próxima generación, el nuevo rey del baloncesto

Aún con sus fallos, en el título de 2K Games pesan más las luces que las sombras. El estudio americano ha sabido, una vez más, dar a los usuarios el mejor simulador de baloncesto del mercado. NBA 2K21 es prácticamente intachable a nivel jugable, lo que hace de él una apuesta segura si queremos disfrutar de uno de los deportes más populares del mundo. Así, el equipo ha conseguido dejarnos satisfechos con el resultado de la obra, motivo por el que recomendamos a cualquier fan del baloncesto que no dude en hacerse con una copia. Con una increíble variedad de equipos, una jugabilidad difícil pero justa, una banda sonora excelente y una apuesta tan meticulosa por los detalles, esta nueva entrega nos hará sentir, una vez más, el rey de la pista.

Este análisis ha sido realizado en una PlayStation 4 Pro gracias a un código digital facilitado por 2K España.

Lo Bueno

  • Gameplay más divertido que nunca
  • Enorme variedad en los equipos disponibles
  • Mi Carrera sigue en crecimiento
  • Profundidad en cada modo jugable

Lo Malo

  • Tediosos tiempos de carga
  • Bajones puntuales de FPS
8

Escrito por: Abelardo

Con un mando en las manos desde que tengo uso de razón, empecé con una Super Nintendo y desde entonces no he parado. Lector ocasional, apasionado por los mundos de Miyazaki y nieto de Lolita y Juan.