New Pokémon Snap

Por el el Análisis, 2 Más
close [x]

Análisis – New Pokémon Snap

New Pokémon Snap: Capturando con nuestra cámara

Ha pasado una eternidad. Somos muchos los que hace ya 20 años nos enamoramos de Pokémon Snap, de aquel curioso juego en el que asumíamos el rol de Todd de fotografiar a pokémon mientras explorábamos una región enorme y buscábamos retratar a esas adorables criaturas de la mejor forma posible.

A lo largo de estas dos décadas la franquicia Pokémon ha tenido decenas de spin-offs, siendo los más destacados la saga Mundo Misterioso o Pokémon Ranger. Pese a ello, Nintendo parecía mostrarse reticente a traernos una nueva entrega de Snap. Afortunadamente eso ya es cosa del pasado ya que Nintendo ha cedido el testigo a Bandai Namco, concretamente al equipo tras el fantástico Pokkén Tournament.

Ambos han colaborado para traernos una nueva entrega de Snap, recuperando las bases que hicieron grande al título de Nintendo 64 y, desgraciadamente, innovando muy poco en ello.

Bienvenido a Lensis

En esta ocasión la aventura nos lleva a la región de Lensis en la que encarnaremos al nuevo ayudante del profesor Espejo y nuestra misión será recorrer el archipiélago para completar una fotodex con todos los pokémon de la región. Parques llenos de flores, frondosas junglas, cumbres nevadas, fondos marinos y tierras volcánicas nos esperan en nuestro periplo por Lensis. Hasta 12 localizaciones distintas que podremos recorrer de día o de noche, y en los que podremos desbloquear rutas alternativas si interactuamos lo suficiente con el entorno.

Huelga decir que el juego es un título sobre raíles, en los que nuestro vehículo, el NEO-ONE, nos llevará por un camino predefinido y nosotros interactuaremos con el entorno siempre a través de la lente de nuestra cámara. Conforme vayamos desbloqueando las diversas localizaciones podremos fotografiar a los más de 200 pokémon que aparecen en el juego, y tras cada expedición conseguiremos puntos por nuestras mejores fotografías. Se valorará el encuadre, la distancia, cuántos pokémon aparecen en la imagen o qué están haciendo en ese momento. El profesor valorará las fotografías otorgándole una puntuación y una clasificación por estrellas en base a un criterio normalmente acertado, aunque en ocasiones haga cosas raras. Con estos puntos subiremos el nivel de la ruta, y con cada nuevo nivel aparecerán nuevos pokémon en ella, estos tendrán nuevas rutinas y aparecerán rutas alternativas para seguir explorando el escenario y descubriendo nuevos pokémon.

Este planteamiento redunda en un sistema de progreso algo monótono que nos obliga a repetir cada ruta 3-4 veces de día y otras tantas de noche para subirlas de nivel y poder encontrar nuevos pokémon y descubrir todos sus secretos. Además, conforme avancemos en el juego iremos consiguiendo diversas herramientas para interactuar con los pokémon, como fruta para alimentarlos, una flauta para llamar su atención, un escáner que nos avisa de cosas importantes o los misteriosos orbes Lúmini. Y es que en Lensis se produce un efecto muy extraño que hace que algunos pokémon brillen y emitan colores intensos, en especial cerca de las cristaflores. Este misterioso efecto será el hilo argumental que guiará una historia muy secundaria pero que nos regalará momentos realmente bonitos.

Estas herramientas favorecen el backtracking tras adquirirlas para volver a explorar nuevamente expediciones anteriores en busca de nuevas interacciones con los pokémon, ya que estas van mucho más allá de darles algo de fruta para comer o conseguir que miren a la cámara. Por citar un ejemplo, en una de nuestras expediciones marinas nos encontramos con un Lanturn muy juguetón que, poco después de saludarnos, se vió atacado por unos Sharpedo a los que apartamos lanzándoles comida. Tras ello el pobre quedó atrapado entre dos Frillish, por lo que tuvimos que rescatarlo nuevamente. En agradecimiento, el Lanturn nos guió hacia una zona oculta en la que nos llevamos un sorpresón enorme… Y hasta aquí podemos contar.

New Pokémon Snap está lleno de sorpresas, de detalles que se ocultan en las expediciones y que requerirán varias pasadas antes de poder dar con todos ellos y poder decir que hemos descubierto todos sus secretos. Pese a ello, el juego nos insta a la repetición constante, incluso cuando ya hemos descubierto todo en una ruta, para seguir subiendo de nivel y abriendo nuevos caminos. La sensación de progreso es constante y palpable, pero la repetición tiende a hacerlo monótono, especialmente dadas las escasas posibilidades de interacción con el escenario.

Una puesta a punto sin demasiados alardes

New Pokémon Snap no ha querido reinventar la rueda. El equipo, por decisión propia o de forma impuesta, ha recreado tal cual la experiencia de N64 sin llegar a añadir novedades de peso. La tecnología actual permite hacer muchas más cosas en un videojuego que ir sobre raíles, y habríamos agradecido algunas fases de exploración a pie o una mayor interacción con los pokémon y el entorno. El hardware actual da para mucho más, y no podemos evitar sentir que se ha perdido la oportunidad de hacer algo mucho más grande.

Lo mismo sucede con el apartado técnico. Es bonito y colorido, y los pokémon lucen realmente bien, pero Switch es capaz de más, el título es algo justito técnicamente y dada su naturaleza quizá sí que debían haber puesto más empeño en el apartado gráfico. Algo similar sucede en cuanto a las opciones de retoque fotográfico. Pese a ser un juego de fotografía las opciones son muy limitadas a la hora de tomar instantáneas, quedando infinitamente por debajo del modo foto de cualquier juego moderno. Sin embargo en este punto sí que le encontramos una explicación: el juego está dirigido a un público muy amplio, mayoritariamente infantil, por lo que abrumar con un sinfín de opciones podría estropear la experiencia de los menos avezados. En cualquier caso, habríamos agradecido alguna opción de postprocesado más allá de los típicos filtros.

El juego permite compartir algunas -pocas- de nuestras fotos online. Es algo que se agradece, pero la limitación de tan pocas imágenes emborrona un apartado que podría haberse convertido en una suerte de red social sobre fotografías de pokémon.

Conclusión

New Pokémon Snap cumple con lo que promete. Es un título relajante, divertido y simpático que nos sacará más de una sonrisa y nos picará a conseguir siempre una mejor captura, además de la siempre compleja búsqueda de los pokémon legendarios que se esconden por Lensis. Sin embargo, el retorno de Snap deja un regusto agridulce ya que se ha perdido una oportunidad fantástica de aprovechar la tecnología actual para ofrecer un producto mucho más completo y ambicioso, tanto en lo técnico como a nivel de mecánicas.

Sin ser perfecto, es un título más que recomendable para los fans de pokémon que quieran disfrutar de una experiencia más tranquila y sosegada, de capturar -con su cámara- a los pokémon en su hábitat natural y disfrutar de sus poses más divertidas y curiosas. Ideal para partidas cortas en las que simplemente relajarnos y disfrutar.

Lo Bueno

  • La belleza de los entornos y el acierto a la hora de colocar a los pokémon en su hábitat natural
  • Hay mucho mimo tras las rutinas e interacciones de cada pokémon
  • Lo bien integrados que están los legendarios y lo difíciles que resultan algunos de encontrar
  • Sencillo, agradable y relajante

Lo Malo

  • Un retorno descafeinado, no se ha arriesgado con nuevas mecánicas 20 años después
  • La edición de imágenes y las opciones para compartirlas online son muy limitadas
  • Su propuesta basada en la repetición y sus escasas mecánicas pueden no convencer a todos
7.5

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.