Outriders

Por el el Análisis, 10 Más

Análisis – Outriders

He de admitir que no soy de los más habilidosos en juegos de disparos. Aunque seguramente sería más correcto decir que mi puntería, sea en lo que sea, suele fallar bastante. Ya sea intentando disparar a un monstruo de 50cm que se encuentra a 300m de distancia, o fallando al meter una bola de papel en una papelera a 3m. Sin embargo, Outriders, el protagonista de este análisis, ha sido capaz de soportar mis defectos y me ha dejado disfrutar de él aún muriendo una ingente cantidad de veces. Tampoco se me dan bien las coberturas. Damos paso al texto sobre el nuevo looter shooter en tercera persona de Square-Enix y People Can Fly.

Outriders análisis destacada

Un nuevo comienzo

Outriders abre su historia contándonos el oscuro destino que acecha a la raza humana. La Tierra ya no es un lugar habitable, y los que consiguen escapar de ella se embarcan en la búsqueda de un nuevo planeta habitable. Desgraciadamente, de las dos naves que ponen rumbo a un nuevo comienzo, una de ellas cae antes de llegar a puerto. Tras un largo viaje, la nave Flores llega a Enoch, el planeta que se convertirá en la nueva cuna de la raza humana.

Sin embargo, antes de establecerse en este nuevo planeta, un equipo de reconocimiento desciende para comprobar la viabilidad para la vida humana. Llanuras verdes, criaturas extraterrestres que entran en los planes de una nueva forma de ganadería y una atmósfera similar a la de la Tierra. Sin embargo, poco antes de dar el visto bueno, el equipo de reconocimiento se topa con un extraño líquido negro, seguido de una tormenta que desintegra a todo aquel que es alcanzado por sus rayos.

Nosotros somos un capitán de los Outriders, mercenarios que han ayudado en esta misión de colonización, a mandos de un pequeño equipo que viajaba con nosotros. Tras una disputa interna, la secuencia de aterrizaje de la Flores es activada, y nosotros caemos víctimas del líquido negro. No tenemos una cura, pero esperamos que el futuro sí cuente con una, por lo que caemos en un largo letargo en una cápsula de hibernación. 31 años después, despertaremos en un futuro mucho más oscuro del que esperábamos…

Nuevas virtudes

Como ya hemos mencionado, Outriders es un looter shooter, que además cuenta con elementos de RPG. Personalizaremos a nuestro personaje con armas y armaduras, a la vez que aumentaremos sus habilidades, tanto pasivas como activas, a nuestra elección. Volviendo al argumento, tras descansar durante 31 años, nuestro protagonista, totalmente personalizable, despertará en mitad de una guerra entre los últimos humanos que quedan de entre los viajantes de la Flores. Asaltados por un grupo, que fácilmente podrían ser parte de una secuela de Mad Max en el espacio, somos abandonados a nuestra suerte en mitad de la tormenta. Nuestro instinto nos dice que corramos, pero no llegamos a escapar de ella, y un rayo nos alcanza a la vez que una vara de metal atraviesa el pecho de nuestro personaje.

En lo que parece su final, nuestro Outrider despierta poderes sobrenaturales gracias a la tormenta, convirtiéndose en una Mutación. En este momento podremos escoger qué clase de monstruo queremos ser: una bestia escupefuego, un ilusionista capaz de controlar el espacio-tiempo, un tanque imparable o un tecnomante. Cada clase cuenta con sus propias habilidades activas y pasivas, diferenciándose claramente del resto. Nos levantaremos una vez más, y, como mínimo, traeremos el infierno a esta nueva Tierra a los sacos de carne que nos han convertido en esto.

Tras asaltar el campamento de los bandidos, conoceremos a Seth, una misteriosa Mutación que nos dará más preguntas que respuestas, y nos reencontraremos con viejos conocidos, que siguen dando guerra 31 años después. Se abre un nuevo comienzo para nuestro Outrider, y una nueva posibilidad de ganar esta guerra para su bando.

De disparos por el espacio

Aunque Outriders nos saque de una versión paradisíaca de la colonización a una guerra gris, fea y mala, el juego no olvida que es, pues eso, un juego. Es por ello que contamos con misiones secundarias de toda clase. «Uno de los capitanes de nuestro bando ha desaparecido, ¿puedes encontrarlo?,» «Ese cabrón ha asaltado a nuestra tropa y quiero venganza, ¿me ayudas?» y «Necesito que te abras paso por esta zona para que encuentres esto para mi» serán las frases más habituales, pero no por ello tendremos unas secundarias repetitivas. El diseño de niveles, plagado de coberturas entre cajas, paredes, pilares y demás, nos ofrece varias rutas para avanzar y abrirnos paso a disparos. En la mayoría de estas misiones, encontraremos un rebaño de bandidos, o monstruos, protegiendo al jefe de turno, quien suele ser duro de roer. Tras terminar la misión, recibiremos una recompensa para nuestro personaje en forma de equipamiento, armas o incluso dinero, así como el cierre de dicha historieta.

Outriders sabe que compite en un terreno que se ha explorado una y otra vez, tanto jugable, como argumentalmente. Aun así, forja su propia personalidad en la sinergia entre argumento principal y secundarias. Nuestro protagonista es un mercenario que lleva un jet lag de 31 años, un tanto quejica, creído y, en ocasiones, irritante. Sin embargo, en ocasiones mostrará tener buen corazón, o estar sediento de sangre y violencia, e incluso habrá lugar para la comedia.

La unión hace la fuerza

El título apuesta por el modelo multijugador, aunque también es más que posible terminar la aventura de forma individual. Podremos unirnos a grupos de hasta 3 jugadores y llevar a cabo misiones, tanto principales como secundarias. ¿Pero esto no hará las cosas más fáciles? No os preocupéis, pues la dificultad de Outriders es completamente personalizable. El título cuenta con un selector de dificultad que aumenta en función de nuestras proezas. La opción en cuestión, la categoría del mundo, afecta al nivel (y por ende, las estadísticas) de los enemigos, así como a las recompensas que sueltan al caer en combate. Podremos aumentar la categoría de nuestro mundo hasta el nivel 15, el máximo, dejando que nuestros enemigos tengan hasta 11 niveles más, sumados a los que ya tendrían habitualmente en cada zona.

Aun así, personalizar las habilidades de nuestro personaje será clave, aún manteniendo la categoría de nuestro mundo en el nivel más bajo. Si morimos demasiadas veces en un mismo tramo, igual tendremos que debatir en cambiar las habilidades que estemos usando en ese momento, así como las armas. Y no podemos olvidarnos de administrar los puntos de clase que obtengamos, que nos abren un sinfín de posibilidades en un gigantesco árbol de habilidades.

Conclusiones

Outriders es la clara apuesta de Square-Enix y People Can Fly por un género que tiene gran popularidad entre los jugadores del género shooter. La alta capacidad de personalización del juego, así como la diversidad de habilidades de corto alcance, pero amplio rango, son una de las características que como alguien al que se le dan mal esta clase de juegos, he agradecido mucho. Además, la versión de PlayStation 5 aprovecha la capacidad del DualSense y hace uso de la respuesta háptica del mando. Sentiremos las diferencias entre cada disparo de cada arma, como si las tuviéramos en nuestras manos.

Sin embargo, uno de sus principales problemas, al menos de momento, es su conexión con sus servidores. El título requerirá de una conexión continua a internet para jugar, independientemente de si queremos jugar solos. Sin embargo, el mayor problema recae en la opción de guardado del título. No tendremos opción para guardar de forma manual, y tendremos que estar pendientes del guardado automático para abandonar la sesión. En ocasiones, tendremos que iniciar una misión para que salte dicho guardado, llevando a la perdida de progreso en acciones como la compra de equipamiento. Además, aunque gráficamente sea una belleza, en ocasiones hemos encontrado bugs visuales que dan lugar a escenas ciertamente bizarras: charcos de sangre aplicados de forma físicamente imposible, expresiones faciales que cruzan el valle inquietante y más.

Aun así, Outriders tiene su propia personalidad y ofrece una experiencia, aún familiar en su género, única. Y con la posibilidad de recibir más contenido en el futuro, su duración sobrepasa, con facilidad, las 20-30 horas de juego que ya ofrece de forma principal.

Podéis encontrar más información sobre el título en nuestra web, y no olvidéis seguir nuestra cuenta de Twitter para no perderos ninguna novedad.

Este análisis ha sido posible gracias a una copia de prensa de Outriders para PlayStation 4 / PlayStation 5 proporcionada por Koch Media España.

Lo Bueno

  • Un mundo repleto de vida, muerte y variedad, tanto en enemigos como colores y localizaciones.
  • Amplia variedad de opciones para personalizar nuestra experiencia de juego y nuestro personaje, podemos moldear el juego a nuestra manera.
  • Solos o con amigos, para los más diestros y los que menos controlen su puntería, Outriders se ajusta facilmente a cualquier tipo de jugador.
  • Misiones secundarias llenas de personalidad.

Lo Malo

  • Tiene ciertos problemas de conexión, punto importante al requerir de una conexión continua para jugar.
  • La trama principal no es lo más interesante del título.
8

Escrito por: Victor Puig

Salí plurilingüe y acabé de profesor de idiomas. Me encantan los juegos de lucha, los JRPGs y sobretodo los indies. La buena música, dentro o fuera de los videojuegos, es otra de mis pasiones.