Samurai Warriors 5

Por el el Análisis, 8 Más
close [x]

Análisis – Samurai Warriors 5

Omega Force y Koei Tecmo nos traen un nuevo capítulo en la serie de musous de Samurai Warriors. Más allá de ser una simple nueva entrega, el quinto título de la franquicia llega como un punto y aparte, demostrando las ganas y la ilusión por renovar la experiencia que siempre ha ofrecido, sin dejar de lado la esencia del 1 vs 1000.

A lo largo de los años, la escena del videojuego ha disfrutado de una amplia, y cada vez mayor, gama de títulos. Actualmente, es difícil no encontrar un género que se adapte a nuestros gustos y necesidades, desde los shooters en primera persona, hasta los juegos de estrategia en tiempo real, pasando por los RPG y las plataformas. Sin embargo, todavía hay algunas experiencias que, al menos en nuestro país, no terminan de explotar. Sí, hablo de los musous, esos títulos comúnmente denominados como 1 vs 1000, donde un personaje con habilidades muy por encima de la media hace frente a hordas interminables de enemigos en bailes de sangre, combos y espectacularidad. Hoy os traigo el análisis de Samurai Warriors 5, la nueva entrega de la serie que llega con la idea de renovar su imagen, y no veáis si lo ha conseguido. Vamos a ello.

Samurai Warriors 5 análisis destacada

Un punto de inflexión para la saga

Si alguna vez habéis jugado a algún Samurai Warrior, puede que los trailers que se han ido mostrando durante los últimos meses os hayan descolocado un poco. Lejos quedan ya esos gráficos de tonalidades oscuras y tenues, los cuales han dejado paso a una ferviente tendencia hacia el cell shading. En esta ocasión, esta técnica nos permite disfrutar de la nueva aventura del Sengoku con un estilo artístico que recuerda sobremanera al uso de la pintura en tinta de la tradición del sol naciente. Este giro en la dirección artística de la saga Samurai Warriors nos dejaba entrever que la quinta entrega quería ofrecer algo diferente con respecto a lo anteriormente visto, pero sin dejar de lado la esencia de uno de los mayores exponentes del género en todo el mundo.

Un cambio que, sin duda, ha sido un auténtico acierto. Todos los escenarios son muy coloridos y vivos, se sienten como si estuviéramos caminando por uno de esos cuadros tan reconocibles del Japón tradicional. Los colores inundan los bosques y las ciudades al paso de nuestras tropas, las cuales se funden en una masacre de sangre y espadas digna de los mejores enfrentamientos del período Sengoku, uno de los más sangrientos de la historia de la humanidad., que se ve genialmente complementado con un despliegue de efectos espectaculares al choque de las armas en las refriegas. Esto último es esencial, pues una de las mayores delicias de los títulos de este género es disfrutar cada uno de los golpes que asestamos a las infinitas hordas de enemigos a las que nos enfrentaremos.

Desde que tengo razón de ser, los musou han sido muy criticados por el uso excesivo de la repetición como principal diversión. De nuevo, si habéis tocado este género en alguna ocasión, sabréis de lo que hablo, pero también coincidiréis en que es muy interesante cómo, a pesar de ello, estos juegos nos mantienen pegados a la pantalla durante una buena cantidad de horas. Samurai Warrios 5 no iba a ser menos, por supuesto, y la ya comentada mejora en el apartado visual -no puedo dejar de alabarlo- junto a los cambios más significativos del propio gameplay han conseguido que disfrute aún más de él -sí,tras muchas horas termina siendo repetitivo, pero ese es uno de los encantos de este género-.

Divertido y bonito a rabiar

Por un lado, el componente estratégico, ese que siempre ha acompañado a la saga hermana de Dynasty Warriors, se ha eliminado casi por completo para dar paso a una feroz jugabilidad a los mandos de los 27 personajes jugables -muchos de ellos nuevos, nunca antes vistos en la franquicia- que componen la plantilla. Más cercano a un hack and slash que a un action RPG, la aventura protagonizada por Oda Nobunaga y Mitsuhide Akechi nos ofrece una jugabilidad muy compacta, estable, que nos permite disfrutar sea cual sea nuestra habilidad con el mando. Si somos principiantes en este tipo de jugabilidad, podremos cambiar su dificultad y escoger el personaje, generalmente, que mejor se adapte a nuestras limitaciones; el caso contrario se da si buscamos un mayor desafío, y es que el modo Difícil puede ser muy interesante, sobre todo si buscamos alcanzar la mayor de las maestrías con cierto personaje o tipo de arma, o simplemente asestar combos infinitos.La profundidad del combate de Samurai Warriors 5 así nos lo permite, siendo uno de los cambios más notorios pero que a la vez más he disfrutado.

Además de los guerreros, figuras reales de aquella sanguinolenta época, tendremos a nuestra disposición una buena cantidad de tipos de armas, que van desde las tradicionales katanas hasta ōdachis, lanzas, arcos, espadas dobles y técnicas ninja, entre otras tantas. Cada personaje cuenta con su propia preferencia en cuanto a las herramientas de combate, de forma que sus estadísticas serán mejores si escogemos alguna de ese tipo. Cada arma podrá ser mejorada al añadirle diferentes potenciadores con los que podremos mejorar su ataque, rango o aplicarle daño mágico, algo que complementa al hecho de poder configurar el set de habilidades a nuestro gusto, siendo la principal atracción en este aspecto las habilidades Musou, las cuales mejorarán algunos de nuestros atributos, o que simplemente destruirán lo que encuentren a su paso. Literalmente, son ataques espectaculares. De nuevo, Omega Force nos ofrece la posibilidad de escoger la mejor opción para enriquecer nuestro estilo.

Asimismo, tanto los citados potenciadores, como la pericia de los personajes con las diferentes armas, los propios personajes e, incluso, las monturas, podrán ser mejorados, bien sea mediante su uso en combate u ofreciendo diferentes materiales o puntos. Eso sí, tendremos que lograr un buen equilibrio entre los personajes para salir airosos de todos los niveles sin sufrir demasiado, aunque, en general, el juego es bastante sencillo -en modo Normal-.

Los niveles, por su parte, siguen el mismo patrón: ir de un lado para otro derrotando a cada enemigo que ose interponerse entre nosotros y nuestro objetivo. Los mapas son amplios y con varios caminos a seguir, los cuales podrán estar bloqueados siguiendo con la narrativa del asedio en cuestión, siendo necesario completar algunas metas para su apertura o derrotar a ciertos enemigos. Entre ellos, podemos encontrar a unos que hacen las veces de comandantes, enemigos más fuertes de lo normal que nos obligarán a tomarnos con algo más de calma el enfrentamiento. Como norma general, no suelen ser muy complicados, pero, a veces, las circunstancias no acompañan, ya sea por el apoyo de unidades amigas, como otros comandantes, arqueros o lanceros, o por algún problema menor con la cámara en los lindes del mapeado -nada de lo que asustarse-.

análisis samurai warriors 5

Un Sengoku repleto de batallas y sangriento, pero no mucho

Como digo, tanto en lo visual como en lo jugable, Samurai Warriors 5 es una auténtica delicia, aunque otro gallo canta en lo narrativo. Esta nueva entrega nos sitúa, de nuevo, en la era Sengoku, una de las más sangrientas de la historia de Japón que tiene como eje central la conquista y unificación de todos los territorios, Muchos y grandes guerreros, estrategas y agentes de la guerra tuvieron su propio papel en uno de los eventos más representados en productos audiovisuales, con Oda Nobunaga como principal protagonista. Otra vez, la intención de convertir esta quinta entrega en un punto de inflexión se demuestra al otorgarle el papel de personaje principal a Nobunaga, quien había sido representado en otras ocasiones como villano, así como a Mitsuhide Akechi, dos de las figuras más conocidas y con más relevancia de aquellos años.

Se trata, pues, de un contexto histórico con mucha profundidad y de interés, que, por desgracia, no deja de funcionar como el hilo conductor para dar paso a batalla tras batalla. Evidentemente, en un musou esto es necesario, pero me hubiera gustado una narración con algo más de coherencia entre los diferentes niveles, con algo más de diferencia entre las distintas personalidades que se dan cita en esta cruenta guerra. Mención también a las licencias que se han permitido tomar en aras de ofrecer un título menos violento que la realidad de aquel siglo. La belleza del nuevo estilo artístico no casaría con pantallas repletas de sangre, desde luego.

análisis samurai warriors 5

En lo técnico, debo resaltar que he jugado en una PlayStation 5, no en una consola de la pasada generación. No sé cómo rendirá en PC, PlayStation 4, Xbox One o Switch, pero os aseguro que el resultado final en las consolas next-gen es increíble. Ni una sola bajada de FPS, una gran resolución y ningún bug, glitch o error que empañe la experiencia ni lo más mínimo. Es de gran agrado siempre, por supuesto, pero más aún cuando existe tal cantidad de elementos en escena, y más aún cuando es posible jugar de manera cooperativa con un amigo, ya sea online u offline.

Este texto va llegando a su fin, pero no puedo dar el punto y final hasta mencionar un aspecto que me ha sorprendido. Si bien he dicho que la forma de contar la historia no me ha convencido, tengo que reconocer que todo lo contrario ha ocurrido con la posibilidad de disfrutar de escenas propias desbloqueables entre personajes. Es decir, a medida que juguemos con varios personajes, a la vez, escogiéndolos como pareja, iremos desbloqueando momentos personales entre ambos, lo que nos ofrece ahondar más en las relaciones de los componentes de esta gran plantilla.

Ah, casi se me olvida, pero como viene siendo habitual, este juego llega con voces en japonés y textos en inglés. Si tenéis un nivel de inglés estándar no deberíais tener muchos problemas, pero este hecho dificulta bastante mantener la tensión del peso de la historia en mitad de las batallas, donde las notificaciones de objetivos y comentarios de personajes se suceden mientras luchamos por sobrevivir. Es comprensible, por supuesto, el musou es un nicho en nuestro país, pero ojalá poder disfrutar algún día de estos títulos en castellano.

análisis samurai warriors 5

Veredicto

En definitiva, Samurai Warriors 5 es una de las mejores opciones si queréis introduciros en el género musou o si queréis volver a disfrutar de estas experiencias 1 vs 1000 que nos ofrecen desde Omega Force. Los cambios en lo estético y en lo jugable son increíblemente satisfactorios, elevando el gozo conseguido con un título que apuesta por la calidad y la cantidad a partes iguales. Un punto de inflexión, sí, pero que vira hacia un camino tan colorido como su estilo artístico.

Este análisis ha sido realizado en PlayStation 5 gracias a una clave digital proporcionada por Koch Media.

Lo Bueno

  • El cambio estético a un estilo artístico del Japón tradicional es un gran acierto
  • La jugabilidad gana enteros en cuanto a diversión y profundidad
  • El resultado técnico final es sorprendente
  • Consigue mantenerte enganchado más tiempo de lo habitual en este tipo de juegos...

Lo Malo

  • ... aunque termina siendo repetitivo a las muchas horas
  • En lo narrativo, deja mucho que desear
8

Escrito por: Alejandro Espacio

Graduado en Ingeniería Industrial Electrónica y Automática por la UEX. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.