Spacebase Startopia

Por el el Análisis, 7 Más
close [x]

Análisis – Spacebase Startopia

La gestión espacial de recursos y comunidades nunca fue tan divertida, compleja y estresante. Nadie dijo que ser el anfitrión de un resort turístico en el espacio fuera fácil, desde luego, y es que los habitantes orgánicos alienígenas son muy exigentes.

Es un año incierto, pero es en el futuro, eso está claro. Eres el Comandan-T, el ser orgánico a cargo de una estación espacial que será visitada por algunas de las muchas especies que pueblan los oscuros lares del espacio exterior, cada una con sus propias peculiaridades que te sacarán de quicio mientras intentas que todos salgan contentos de su visita, defendiendo tus cubiertas de otros anfitriones y gestionando, y optimizando, todas y cada una de la instalaciones a tu cargo. Bueno, Comandan-T, ¿ te ves a la altura? Vamos con el análisis de Spacebase Startopia.

Un remake que abarca algo más que lo visual

Quizás os suene el nombre de Startopia y es que este Spacebase Startopia es el remake del clásico de 2001 desarrollado por Mucky Foot, que llega ahora de la mano de Realmforge Studios. El título de principios de siglo ofreció una novedosa experiencia de gestión de comunidades en un juego ambientado en el espacio, donde, como en este remake, estaremos a cargo de toda una instalación espacial a modo de resort turístico. Ahora, en 2021, nos llega una versión muy renovada y no solo en los gráficos. Otros de los añadidos son los modos multijugador, cooperativo y competitivo, que darán un enfoque diferente a la dirección del juego.

Pero vayamos por partes. Spacebase Startopia comienza con una pequeña pero larga introducción. Pequeña porque se trata solo de cuatro misiones, un reducido número de estas que solo sirve para ofrecernos un ligero vistazo de todo lo que podemos hacer en nuestro resort. Y larga porque cada fase puede hacerse todo lo extensa que nosotros deseemos y, como recomendación, es mejor tomárselo, en la medida de lo posible, con cierta calma. Existe tal cantidad de elementos que gestionar en este título que es casi imposible terminar el modo campaña, que consta de unas 15 horas, aproximadamente, de duración, pensando que ya manejamos el juego en su totalidad.

Centrales de reciclaje, que convertirán toda la basura que traigan los visitantes, que será mucha, en energía, el recurso básico para realizar cualquier acción en nuestra instalación. Áreas de servicio, donde nuestros sucios amigos espaciales podrán encontrar comida, bebidas, duchas y descanso. Centros médicos, donde podrán acceder para curar cualquier enfermedad exótica de esta parte del universo. Estas son solo algunas de las instalaciones que podremos colocar a lo largo de todas las cubiertas de las que cuenta la base. Y cuando digo algunas, quiero decir pocas. Fábricas, centros de seguridad, calabozos, discotecas, templos espirituales, estaciones de recarga, cafeterías…

análisis starbase startopia

Una pequeña muestra de su profundidad y complejidad

Por supuesto, todo lo anterior llega a raíz de los característicos visitantes que llegarán a medida que avance nuestra creación. Cada una de las especies busca concretos placeres, como la comida o la diversión, en función, además, del nivel de la especia, evolucionando de una etapa más básica hasta las esferas más altas, que buscan la exquisitez en cada una de las instalaciones. Estas serán con las que podremos saciar dichos deseos y que se podrán mejorar conforme vayamos desbloqueando mejoras.

Hasta ahora, solo he comentado lo más básico del juego. Tenemos una gran cantidad de instalaciones que colocar para saciar las necesidades de quienes llegan, hasta ahí, bien. El problema llega cuando aparecen diferentes factores que se escapan a nuestro control. Por ejemplo, en ciertos momentos nuestra compañera aliada, una especie de inteligencia artificial al más puro estilo Claptrap, aunque algo más irreverente y molesta en ocasiones, nos avisará de ciertos cambios en nuestros edificios, como un mayor coste de energía requerida para su función a cambio de un mejor desempeño. Otro ejemplo podrían ser variaciones de virus del espacio, cambiando el tiempo requerido para sanar a los pacientes o su mortalidad. Cambios que decidiremos nosotros, por lo que las consecuencias de nuestras decisiones serán solo nuestras, algo que nuestra amiga se encargará de recordarnos.

Y más allá de esta IA, el estrés es un factor muy importante en este juego. No me refiero al de los habitantes del espacio, no, sino al tuyo. Jugar a este juego puede llegar a ser muy estresante debido a la ingente cantidad de factores a tener en cuenta en cada misión y partida. En el momento en el que comienzas una nueva incursión en esto de la dirección de resorts turísticos espaciales empieza un camino tortuoso para tus nervios en el que sabes que vas a pasar un rato muy divertido, sí, pero estresante. Todo irá como la seda al principio, pero poco a poco las cosas se irán torciendo a medida que llegue más gente o comiencen a sabotearnos.

análisis starbase startopia

El multijugador, un gran añadido

Porque no teníamos suficiente con manejar a miles de habitantes sino que otros anfitriones, envidiosos y ávidos de fama, buscarán boicotear nuestras instalaciones, ya sea con bombas, enfermedades, basura o peleas. Esta es la máxima del multijugador competitivo, de hecho, aunque también tendremos misiones en las que lucharemos contra la inteligencia artificial, bastante difícil de vencer, por cierto A base de enfrentamientos con drones y mecas, lucharemos contra otro host para hacernos con el control de las diferentes cubiertas de la base. Nunca había sido tan estresante manejar una empresa con sede en el espacio.

El otro modo multijugador, el cooperativo, nos da la oportunidad de dividir los esfuerzos de gestionar la base con otras tres personas, lo que no solo sirve para aumentar la diversión que ofrece el juego, sino para reducir el estrés que he comentado previamente. Se trata, pues, de un añadido muy interesante y a tener en cuenta de cara a aumentar la vida del título, aunque sea un poco. Porque a pesar de que sea sumamente complicado controlar la complejidad del juego en todos sus aspectos, cada misión se desarrolla prácticamente igual. Esto se acentúa cuando jugamos online o en el modo libre.

Cuenta con una barrera inicial bastante abrupta

Además, y este es uno de los puntos más negativos que he encontrado, no es nada fácil comenzar a jugar. Sí, algunos de los puntos clave se nos explicarán en los tutoriales y en el modo campaña, pero la gran cantidad de estos se dejan para que sea el usuario quien los descubra y los comprenda. Quizás, este punto sea más apreciable si hablamos de la interfaz del juego. Este análisis se ha realizado habiendo jugado a la versión de PlayStation 4 y se nota que la interfaz ha sido diseñada para PC, donde es posible desplazarse por el mapa de forma mucho más rápida y precisa. Por otro lado, el movimiento por los menús no está del todo optimizado y es poco intuitivo, más aún cuando muchas de sus facetas ni siquiera se mencionan. Es el usuario quien debe descubrir, por poner un caso, que existe la posibilidad de estudiar las capas de una cubierta en función de la cantidad de oxígeno, necesario para mantener limpio el aire de la instalación, o de la electricidad, uno de los requisitos para expandir la cubierta de ocio.

El juego presenta otros errores menores, como puedan ser la ida y venida de música, aunque otros son más importantes, como que se cuelgue en un enfrentamiento con otro anfitrión, donde la cantidad de elementos en pantalla alcanza un número importante, imposibilitando pulsar ningún botón ni poder avanzar en nuestro desarrollo. Estos errores, según parece, iban a ser corregidos con la actualización de lanzamiento, la cual aún no se encuentra disponible, al menos en PlayStation 5, a pesar de que el juego ya está a la venta. Por cierto, llega con textos y voces en castellano, lo cual es de agradecer, en parte, por la gran cantidad de información que vamos a leer en cada partida.

análisis starbase startopia

Veredicto

En resumen, Spacebase Startopia es un gran título de gestión de comunidades. Sus principales bazas recaen en su complejidad, con una gran cantidad de elementos a gestionar, lo que nos obligará a no descansar ni un solo minuto desde que comencemos a jugar, y en el modo multijugador. Hay varios aspectos aún por pulir, como los fallos técnicos comentados anteriormente -nada que no se solucione con un parche- y otros más difíciles de corregir, como la constante sensación de estrés. Esto, por supuesto, sirve también como una de las vías de entretenimiento más claras, y es que, si somos capaces de gestionar nuestro estrés, vamos a disfrutar en gran medida del remake de Realmforge Studios. Sin saber cómo, has terminado una misión de hora y media, en la que no has parado ni para beber agua, sintiendo que te has divertido muchísimo, y eso es oro.

Este análisis ha sido posible gracias a una copia para PlayStation 4 proporcionada por Koch Media España.

Lo Bueno

  • Gran profundidad y complejidad en la gestión de la base
  • Sin darte cuenta, pasarás horas entretenido sin parar de jugar
  • El renovado apartado gráfico y jugable

Lo Malo

  • Podría estar mejor optimizado en consolas
  • Comenzar a jugar puede resultar complejo
  • Errores varios, algunos bastante molestos
7.5

Escrito por: Alejandro Espacio

Graduado en Ingeniería Industrial Electrónica y Automática por la UEX. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.