Tales of Arise

Por el el Análisis, 7 Más
close [x]

Análisis – Tales of Arise

Tales of Arise: El alzamiento de la saga

La saga Tales of es sin duda una de las más longevas de la historia del videojuego. Su primera entrega fue Tales of Phantasia en 1995 para SNES, y hasta el momento ha lanzado 18 entregas entre las que destacan los geniales Tales of Berseria y Tales of Vesperia. Sin embargo, pese al amplio bagaje de la saga siempre han sido vistos por el gran público como un RPG menor, como una franquicia que no puede rivalizar con grandes titanes del RPG como Final Fantasy o Dragon Quest.

En Bandai Namco han querido aprovechar el 25 aniversario de la saga para poner toda la carne en el asador con una nueva entrega en la que arriesgar y darlo todo, un título cuyo objetivo es plantar cara a las grandes franquicias propiedad de Square Enix y presentarle al mundo un action-RPG ambicioso que apunta a juego del año. ¿Lo han conseguido? Vamos a descubrirlo.

Es hora de alzarse

La premisa de Tales of Arise es simple, y casi metafórica. Encarnamos a Alphen, o Máscara de Hierro cómo lo conoceremos en los primeros compases de la historia. Un esclavo dahniano, raza que vive bajo el yugo renano, civilización que conquistó su reino y tiene a sus gentes esclavizadas para extraer energía del planeta. Nuestro enigmático protagonista, cansado de su vida y sin recuerdos de su pasado, conoce por accidente a Shionne, una chica a la que Balseph, uno de los 5 señores que dominan el territorio, persigue por una razón que desconocemos y cuyo encuentro fortuito desata la chispa de la revolución.

En ese encuentro ambos se percatan de la particularidad del otro. Él, incapaz de sentir dolor. Ella, con una maldición que daña a todo el que la toca. Unidos por el destino, inician un viaje para derrocar a los 5 jefes que se reparten las tierras dahnianas y liberar al pueblo de la esclavitud.

Si bien a priori parece una trama tremendamente sencilla y clásica, lo cierto es que dicho hilo argumental apenas cubre la mitad del juego. Es entonces cuando el título se desboca y empieza a dar respuesta a todas las preguntas que nos han surgido durante las primeras 25 horas de juego. Esta apuesta por dejarlo todo para el segundo arco es un flaco favor para el interés del jugador, ya que durante la primera mitad la historia apenas avanza y la escusa es que el protagonista ha perdido la memoria y su compañera calla un secreto inconfesable. Pobre defensa para una decisión tan polémica. Ya en el segundo acto, la trama avanza a tal velocidad, con tantos giros de guión, que resulta difícil que estos causen el impacto esperado al no haber tiempo de asimilarlos. Un desajuste que provoca que la primera mitad sea algo lenta a nivel narrativo y la segunda se sienta atropellada y con prisas. Aún y así, la trama de Arise se postula como una de las más interesantes dentro de la franquicia con un marcado toque shonen que huye del drama intenso de anteriores entregas.

Tampoco ayuda un plantel de personajes desbalanceado. No en el combate, de eso hablaremos más tarde, sino de su situación y sus motivaciones. Mientras que Alphen, Shionne o Rinwell nos han enamorado con sus historias y lo bien escritos que están, personajes como Law o Dohalim no terminan de calar tan hondo en el jugador, resultando algo planos en lo argumental. Un defecto menor, pero que podría haberse solventado fácilmente con algo más de trabajo en el guion.

Los combates: Puro espectáculo

Tales of Arise es un juego magnífico, pero si hay un punto en el que despunte ese es sin duda el sistema de combate. Al igual que en entregas anteriores nos encontramos ante un Action-RPG. A la hora de luchar contaremos con un botón de ataque normal, y luego podremos equipar hasta 3 artes desde el suelo y 3 artes desde el aire. Conforme vayamos haciendo daño al rival y esquivando sus ataques, llenaremos la barra de artes que nos permitirá ejecutar estas técnicas y causar mayor daño. Huelga decir que conforme subamos de nivel y mejoremos las habilidades, dichas técnicas serán cada vez más dañinas y espectaculares.

Además, en ningún momento lucharemos solos. Y no, no lo decimos por los compañeros controlados por la IA -y a los que podremos controlar en cualquier momento-, si no porque todos los compañeros irán cargando una barra de assist que podremos solicitar. Shionne, por ejemplo, ejecuta un disparo múltiple con su rifle que frena a los enemigos que estaban cargando una magia o ataque, mientras que Dohalim hace brotar unas enredaderas que atrapan al rival y le impiden moverse. Más que por el daño, estos assist resultan efectivos si se usan en el momento exacto para incordiar a nuestros enemigos. Por si fuera poco, al causar daño masivamente sobre un mismo enemigo iremos rompiendo su defensa, de un modo similar a la “postura” en Sekiro: Shadows Die Twice, y cuando lo consigamos podremos ejecutar un poderoso combo que provocará grandes daños en nuestros rivales.

He de decir que, personalmente, nunca he sido muy fan de los Action-RPG porque su sistema de combate nunca me parecía lo bastante bueno. Si con Kingdom Hearts III me decepcioné, con Final Fantasy VII Remake vi que era posible hacer un sistema de combate ágil, vistoso y desafiante. Pues bien, Tales of Arise supera a ambos. Cuando logramos dominar las artes de todos los personajes seremos capaces de desplegar artes y magias constantemente, convirtiendo el combate de Arise en un espectáculo de luces, colores y animaciones de grandísima calidad a una velocidad vertiginosa. Guardando las distancias, me han recordado a las animaciones de Dragon Ball FighterZ en sus movimientos especiales.

Entre el cel-shading y la acuarela

No vamos a negar que Tales of Arise entra por los ojos. En Bandai son conocedores de lo bien que ha funcionado siempre la estética anime en la saga y en esta ocasión han querido ir un paso más allá. Gracias a una nueva tecnología llamada Atmospheric Shader el equipo ha sido capaz de brindarle a los personajes y escenarios un toque mucho más marcado, reforzando la sensación de estar viendo un anime y bañando los escenarios con un toque de acuarelas que casan a la perfección con un juego precioso en lo visual y ambicioso en lo arquitectónico.

La espectacularidad de sus combates, lo detallado de sus animaciones, el estilo viñeteado de los skits… Todo en Tales of Arise ha sido cuidado hasta el más mínimo detalle para brindarnos un juego precioso con unos diseños impagables. Mención especial a los skits, pequeñas conversaciones entre varios personajes del grupo que nos permiten ahondar mucho más en sus personalidades y relaciones entre ellos mediante un agradable formato manga y que se convierten en piezas imprescindibles para completar los puzles que son sus personajes y conocer más acerca del lore de esta nueva entrega.

Y si en lo visual es deslumbrante, en lo sonoro ya alcanza el culmen. Tales of Arise cuenta con una BSO dirigida por el legendario Motoi Sakuraba, responsable de bandas sonoras como las de Baten Kaitos, Star Ocean, Kid Icarius, Dark Souls II o anteriores entregas de Tales Of. Sus temas saben bañar los escenarios de melodías únicas y aumentar la tensión y agresividad en los momentos decisivos. Toda una obra maestra que se realza con un maravilloso doblaje al japonés -también disponible en inglés- que nos mete de lleno en una aventura que perdurará en nuestra memoria.

Conclusión

Termino este análisis con la sensación de que me dejo mucho en el tintero, pero es que cuanto menos sepáis de su trama más os enganchará.

Tales of Arise es un Action-RPG brillante, con una trama brutal que arranca un poco tarde, un grupo de personajes que perdurarán en nuestra memoria y un sistema de combate que se desata y arrolla a la competencia con una clase magistral de diseño de combates.

Todo ello viene aderezado con unos diseños de personajes brutales, un apartado gráfico de aúpa -que, sin embargo, se resiste a exprimir las bondades de la nueva generación- y una banda sonora de auténtico lujo. Sin duda uno de los candidatos a juego del año y uno de los mejores RPG que hemos visto en mucho tiempo.

Tales of Arise es la carta de presentación de la saga a las grandes ligas, poniendo a la franquicia en términos de calidad a la altura de sagas como Final Fantasy o Dragon Quest. Ya era hora.

Lo Bueno

  • Su renovado sistema de combate es prácticamente perfecto
  • El apartado artístico es sublime y su motor gráfico lo mueve a la perfección
  • La segunda mitad de la trama es un poco densa, pero engancha como nunca
  • La BSO es uno de los mejores trabajos de Sakuraba

Lo Malo

  • Los giros de guion se concentran en la segunda mitad del juego
9

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.