Taxi Chaos

Por el el Análisis, 4 Más
close [x]

Análisis – Taxi Chaos

¿Os apetece repasar un poco la historia del medio? Año 1999, casi tocando el nuevo milenio. SEGA, quién ya había lanzado hace algunos meses Dreamcast, la que a la postre fue su última consola, todavía contaba con cierta confianza en las recreativas arcade. Si bien la popularidad de estas había descendido con el paso de los años, ya que sistemas domésticos como SNES o Mega Drive (y sucesoras) estaban comenzando a comer terreno a pasos agigantados, todavía se encontraban dando sus últimos coletazos. Y, en uno de estos, los astros se alinearon y concibieron a Crazy Taxi, una alocada creación cuya premisa residía en recoger a la mayor cantidad de clientes en el menor tiempo posible. Es evidente que Taxi Chaos, de Team6 Game Studios, bebe directamente de esta fórmula, ofreciéndonos un juego divertido que, además de ser un homenaje competente, nos hará pasar varias tardes llenas de diversión.

Análisis Taxi Chaos destacada

Recorre las calles de New Yellow City

La premisa de Taxi Chaos es bastante sencilla. Somos dos taxistas, Vinny o Cleo, y tendremos que llevar a los pasajeros que recojamos de punto A a punto B. ¿Sencillo, verdad? Todo depende del punto de vista. En la obra de Team6 Game Studios se dan cabida hasta tres modos de juego, los clásicos arcade, modo libre y modo profesional. En el primero nuestro mayor rival será el reloj, ya que, a la vez que trasportamos pasajeros y vagamos por toda la ciudad buscando la ruta más directa, tendremos que tener la vista puesta en el tiempo que tenemos a nuestra disposición. En Taxi Chaos los errores se pagan, y escoger mal una ruta provocará que podamos echar a perder las buenas decisiones previas. En este aspecto, como en otros títulos del género, este juego de conducción arcade cumple con creces.

En el modo libre podremos practicar para conocer al máximo New Yellow City (nombre claramente inspirado en Nueva York, la ciudad que nunca duerme). Sin límites de tiempo, Vinny o Cleo recogerán a todos los clientes que deseen hasta que se cansen, teniendo que completar las rutas que estos les exijan. Esta modalidad es perfecta para trazar en nuestra cabeza el mapa de la ciudad, ya que en el exigente modo profesional tendremos que llevar a los pasajeros a su destino sin ayuda alguna del mapa o de indicaciones. Este reto es, sin duda, el mayor desafío que plantea el juego. De hecho, Taxi Chaos cuenta con clasificaciones de diferentes tipo, las clásicas comparativas entre amigos, países o regiones, y dominar el modo profesional nos aupará a lo más alto de los distintos rankings. Este, quizás, sea el mayor aliciente de un juego que, si bien es tremendamente divertida, da la sensación de quedarse corto a las pocas horas de juego.

Variedad y opciones limitadas

Rescatando la línea anterior, me veo obligado a mencionar lo escaso que se siente Taxi Chaos al volante. Aunque, cierto es, hablamos de un estudio independiente neerlandés, motivo por el que es fácil encontrar respuestas a todas esas preguntas que nos pudieran surgir. Contamos únicamente con dos personajes principales, que a su vez podrán desbloquear hasta siete vehículos diferentes (contando el inicial) siempre y cuando cumplamos desafíos medianamente sencillos. Completar Taxi Chaos no será una tarea sencilla, mucho menos aburrida, pero puede llegar a resultar tediosa por el camino ya que continuamente tendremos la sensación de estar repitiendo la misma situación. A los mandos se siente bien, sin florituras, cumple con creces su cometido. Introduce el característico salto de Crazy Taxi 2, movimiento que nos permite acortar rutas a la vez que enlazamos combos. Además, la combinación de L2 + R2 (en su versión de PlayStation 4) nos permite iniciar la carrera con un pequeño boost, por lo que tendremos que saber sacar provecho de ello.

Aún así, tras algunas horas de juego, aún pasándolo bien, Taxi Chaos es incapaz de dejar a un lado el sentimiento de quedarse corto. Los vehículos no tienen mucha diferencia entre sí, quizás el manejo y la velocidad sea más distintivo en los más difíciles de conseguir, pero todos parecen una continuación del anterior. Los habitantes de New Yellow City, NPCs con bastante sentido del humor, terminan repitiendo chascarrillos a las horas de juego, motivo por el que será fácil concentrarse más en la conducción que en la interacción con el pasajero. Además, si bien el manejo es fluido y consistente, en alguna que otra ocasión experimentaremos ocasionales bajadas de fps, aunque estas no llegan a ser molestas. Pero, aún con todo, Taxi Chaos es un título que cumple y, por encima de todo, es divertido y ameno de jugar.

Activa el taxímetro

En resumidas cuentas, la obra de Team6 Game Studios es muy competente. Pese a su escasez en variedad jugable, modos de juego y personajes, te proporcionará un reto agradable al que dedicar varias horas al volante. El modo profesional es como el café para los muy cafeteros, ya que en él tendremos que poner en práctica todas las lecciones que hemos aprendido en el arcade y en el modo libre. Conocer la ruta más cercana propiciará que nuestro contador de dinero aumente, y cuánto más juguemos más notaremos esa evolución en nuestro manejo y, por consiguiente, nuestra mejora en la tabla de tiempos. Taxi Chaos es divertido y ameno, un juego fresco al que dedicar un par de tardes si no buscas un desafío excesivamente complicado. Además, destila aroma a Crazy Taxi, y esto siempre es una noticia positiva. Taxi Chaos ya se encuentra disponible en físico, distribuido por Tesura Games, en Nintendo Switch y PlayStation 4.

Lo Bueno

  • Diversión a raudales
  • Conducción clásica arcade

Lo Malo

  • Escasez en variedad y modos de juego
  • No tardará en hacerse monótono
6.5

Escrito por: Abelardo

Con un mando en las manos desde que tengo uso de razón, empecé con una Super Nintendo y desde entonces no he parado. Lector ocasional, apasionado por los mundos de Miyazaki y nieto de Lolita y Juan.