Tekken 7

Por el el Análisis, 4 Más
close [x]

Análisis – Tekken 7

 

Una de las sagas de lucha mas famosas de todos los tiempos regresa a la nueva generación de consolas. Tekken 7 golpea fuerte en su última entrega y nos ofrece una de las mejores versiones jamás vistas del torneo del puño de hierro.

El Clan Mishima

Tekken 7 llega al mercado con ambición. No en vano viene a poner punto y final al enfrentamiento de Heihachi Mishima y su hijo Kazuya, enfrentados desde la primera entrega y cuya historia alcanza el clímax en esta nueva entrega. Bandai-Namco ha querido atar bien los cabos sueltos y nos ha regalado un modo historia repartido en 14 capítulos y un epílogo -de dificultad demencial- que da respuesta a muchas de nuestras preguntas y nos brinda algunos de los combates más intensos de la última década.

Y lo hace con un rooster a la altura. Nada menos que 36 personajes jugables, 37 si nos hacemos con el DLC de Eliza, y con un par de nuevas caras que merecen una mención especial. En primer lugar cabe explicar que por primera vez conoceremos a Kazumi, la mujer de Heihachi y madre de Kazuya, quién resulta clave en el devenir de la historia. Pero sobretodo, lo que más destaca es la aparición de un invitado especial: Akuma de Street Fighter. El demonio hecho carne hace acto de aparición no sólo en el rooster de Tekken 7 sino que además juega un papel fundamental -y muy bien introducido- en la historia principal del juego, dando lugar a algunos de los combates más emblemáticos de todos los tiempos y que se quedarán grabados a fuego en nuestras retinas.

Un nuevo referente

Pero no estamos solamente ante el cénit de la historia de Tekken, sino que Tekken 7 ofrece una base jugable sin fisuras, depurada durante años en salones recreativos y que nos llega a consolas y PC con una calidad incontestable. Al clásico esquema jugable debemos añadir el Rage Art, una especie de movimiento final que se activa cuando nos queda poca salud y que, si acertamos, le hará una gran cantidad de daño al rival. A su vez, mientras esté activo el Rage podemos usar el Rage Drive, una variante de los movimientos de los personajes más potente y que puede pillar por sorpresa al rival. Otro aspecto que le añade más estrategia al combate son los Power Crush, movimientos que absorben los impactos del rival pero aún así ejecutan el golpe. Aunque la salud la perdemos igual.

Todos estos aspectos conjugan a la perfección en un sistema fácil de jugar pero difícil de dominar que deja a Tekken 7 como uno de los máximos exponentes en lo que a fighting games se refiere en los eSports. Y para hacerlo aún más cinematográfico se ha optado por un sistema de focus action que se activa cuando a ambos combatientes les queda poca salud y lanzan un golpe a la vez, acercándose la cámara al impacto entre ambos jugadores mientras vemos la secuencia a cámara lenta. Un final que nos dejará sin aliento en aquellos combates más reñidos.

Cabe recalcar en este aspecto el gran trabajo realizado con la incorporación de Akuma. Si bien se han respetado los comandos para ejecutar Hadoken, Shoryuken, Tastsumaki Senpukyaku y demás variantes del demonio del hado, también se han transformado sus movimientos básicos a los comandos clásicos de Tekken, haciendo que su transición de combates 2D a 3D sea fluida y casi imperceptible, encajando a la perfección en el esquema Tekken.

Variedad de modos

Tekken 7 llega al mercado con bastantes más modos de juego que su principal rival, Street Fighter V, aunque tampoco nos brinda un abanico de posibilidades. Aparte del modo historia, del que además podemos jugar pequeños capítulos individuales de cada uno de los luchadores, tenemos un modo Arcade de apenas cuatro combates, el modo Versus de toda la vida y un nuevo modo llamado Combate por Tesoro en el que nos enfrentaremos a enemigos en un orden de dificultad ascendiente a medida que vamos ganando dinero con el que comprar todo tipo de complementos para personalizar a nuestros personajes. Hay mucho por desbloquear, desde todo tipo de ropa a tatuajes, cortes de pelo o añadidos cómicos. Huelga decir que todo es desbloqueable con dinero del juego y que tampoco tendremos que echar cientos de horas para comprarlo todo.

Por último destacar el modo online que ya estos primeros días ha funcionado a la perfección, sin ninguna muestra de lag incluso con conexiones más modestas y con un matchmaking bastante acertado.

Un puño sin brillo

Lamentablemente Tekken 7 no es perfecto. Y no lo es por su rendimiento en consolas. Nos consta que la versión de PC goza de un muy buen port y que salvo alguna que otra opción de visualización de pantalla fácilmente subsanable con parches, poco se le puede achacar a la versión de compatibles. Sin embargo las versiones de consola han sufrido peor suerte.

Si bien a nivel técnico no es ningún portento, mostrando claros dientes de sierra en las animaciones de los personajes, peor es aún su falta de resolución. A 900p en Playstation 4 -1080p asegura su productor en PS4 Pro- y 720p en su versión de Xbox One, algo especialemente cantoso cuando llevamos años jugando a casi todos los juegos a 1080p e intentan vendernos las bondades de las 4K. Por si no fuera suficiente los tiempos de carga son excesivos y en muchos momentos inapropiados, provocando cortes en las escenas animadas del modo historia, dejando a los personajes a media frase como si de un streaming se tratase.

Conclusión

Tekken ha vuelto para quedarse, y Tekken 7 se convierte en un firme aspirante al trono de los fighting games, un género muy reñido gracias a la inmensa calidad de títulos como Street Fighter V, Injustice 2, Guilty Gear Xrd o el próximo ARMS. Una gran historia, una base jugable impecable y un rooster enorme son las claves de un Tekken 7 que sólo se ve empañado por una mala optimización del Unreal Engine en consolas.

Lo Bueno

  • A nivel argumental es el Tekken más importante de la saga.
  • Su base jugable es perfecta, fácil de aprender y difícil de dominar.
  • Variedad de modos de juego offline, y buen rendimiento en modos online.
  • La incorporación de Akuma, su transición de las 2D a las 3D es imperceptible.

Lo Malo

  • A nivel técnico es muy pobre, con clipping y dientes de sierra
  • La resolución en las consolas es demasiado baja para los estándares de la industria.
  • Tiempos de carga excesivos, incluso a media cinemática provocando cortes.
8.5

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.