The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel IV

Por el el Análisis, 2 Más
close [x]

Análisis – The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel IV

The Legend of Heroes es una saga de juegos de rol creada por Nihon Falcom que se remonta hasta finales de los 80, bajo el título de Dragon Slayer. No obstante, en 2004 se le dio una segunda vuelta al plato, lo que originó lo que se conoce a día de hoy como la saga de los Trails (similar a la relación de los Persona con los Shin Megami Tensei) con el debut de Trails in the Sky FC. A pesar de todo, no fue hasta el 2011 que esta saga comenzó a aterrizar fuera de Japón, y lo ha hecho siempre hasta la fecha únicamente en inglés. Ha sido un largo camino, y el pasado 27 de octubre finalmente nos llegaba Trails of Cold Steel IV.

No es de extrañar el tema de su localización, procediendo de un estudio no demasiado grande (pero con mucha calidad) y más tratándose de la saga JRPG que más texto tiene con diferencia. Sin duda, una ardua tarea realizar una traducción de estos juegos, aunque con la popularidad que está ganando últimamente debido a que se ha notado esa inversión en márketing desde Cold Steel III, no estaría de más que ampliara horizontes.

Hay un largo camino que recorrer hasta aquí

Bien, os preguntaréis a qué viene el hecho de que me remonte tan hacia atrás con el inicio de la saga. Ni más ni menos, porque Trails of Cold Steel IV se trata de la novena entrega de esta saga, y que no os engañe el IV, ya que simplemente indica que es la cuarta entrega de la subsaga Cold Steel. Continuando desde donde lo dejó Cold Steel III (con aquel tremendo cliffhanger), en esta entrega se junta absolutamente todo lo que hemos visto hasta ahora en la saga.

The End of Saga

Como ya hemos dicho, empezamos Trails of Cold Steel IV dos semanas después del final de su secuela, CSIII. Con una situación sin precedentes y una misión no demasiado clara al principio, nuestro grupo (la entrañable Clase VII de Thors) deberá abrirse paso a través de una gran multitud de adversidades para salvar el mundo. Suena a cliché, pero nada más cierto de la realidad, puesto que si bien ese es un resumen hecho muy a la ligera, el mundo de Zemuria lleva escrito desde los Sky, haciendo que todo el trasfondo visto hasta ahora brille con fuerza en diversos aspectos: política, economía, culturas, religiones, etc., lo que aporta una riqueza que jamás he visto en una saga de videojuegos.

La gran pregunta llega entonces, ¿debo haberme pasado todos los anteriores juegos para disfrutar de Cold Steel IV? ¿puedo jugar solamente a los Cold Steel y enterarme de todo? Pues bien, lo cierto es que la respuesta más acertada desde mi punto de vista es que si bien es altísimamente recomendable jugar los arcos de Liberl y Crossbell, puedes entender todo lo que ocurre en la historia principal sin problemas si tan solo juegas a los Cold Steel. No obstante, desaconsejo seriamente hacer esto, ya que estarías perdiéndote miles de referencias y algunos aspectos más secundarios que aportan riqueza a la experiencia. Por tanto, es probable que algunas situaciones no transmitan las mismas sensaciones a una persona que haya jugado a toda la saga que a otra que no.

La estructura del juego podría ser mejorable

Durante mi experiencia, he sentido en varias ocasiones que estaba jugando de nuevo a Cold Steel II pero con mejor historia y más personajes, puesto que la estructura narrativa es prácticamente igual, y la de CSII también lo fue con la de Sky SC, así como Sky FC, CS y CSIII comparten estructura del mismo modo. Dividido en actos con un entreacto, el interludio para disfrutar antes del final, los jefes secretos con el regreso de las Lost Arts, etc. Esto ha hecho que se produzca en mi mente un efecto de déjà vu, y honestamente es un aspecto del juego que no me ha gustado. Aun así, gracias a la calidad tanto de la historia como de los objetivos secundarios, he podido disfrutar bastante del juego tal y como es.

En Japón, Cold Steel IV contó con un subtítulo, The End of Saga, que decidió retirarse dado que producía dudas a los seguidores sobre si estaríamos ante el último juego de los Trails, y nada más lejos de la realidad. Sí es cierto que es el fin de la saga Cold Steel (y vaya fin, aseguráos de ver el True Ending), pero tendremos Trails para muchos años más. En una entrevista realizada a Toshihiro Kondo, presidente de Nihon Falcom, este dijo que estábamos más o menos por la mitad, y continuaremos, de momento, con Hajimari no Kiseki, el cual vio la luz este agosto en Japón para PlayStation 4. Dado el rumbo que está tomando la saga, es probable que el año que viene llegue traducido al inglés (afortunadamente junto a las versiones Kai de Zero y Ao no Kiseki, que recibieron una remasterización para PS4 también este año).

ARCUS II, activate

A la hora de hablar del sistema de combate, remarco lo mismo que dije en mis análisis tanto de Cold Steel II como de Cold Steel III. Estamos ante un sistema por turnos que ofrece una buena variedad de opciones, desde atacar hasta utilizar artes (clásicas magias) y crafts (habilidades), así como objetos, movernos por el escenario de combate, etc. Además, si bien el overdrive de CSII se perdió con CSIII, ganamos las Brave Orders y el sistema de ruptura de los enemigos, aspectos bastante útiles (y muy rotos) que se han mantenido en Cold Steel IV.

Ligeros cambios que apenas se notan

No obstante, las Orders se han visto ligeramente nerfeadas (literalmente en CSIII podías romper el juego con ellas). Empezarán en un nivel más bajo, y las iremos fortaleciendo a medida que completemos unos retos en forma de cofres que contendrán batallas para miembros específicos del grupo (aspecto que además ayuda a cambiar de equipo de vez en cuando, ya que contamos con numerosos personajes y quizá haya alguno que dejemos olvidado en el banquillo).

El sistema de turnos recuerda en gran medida a Final Fantasy X, puesto que tendremos una barra de turnos donde se nos mostrará en qué momento y en qué orden actuaremos tanto nosotros como los enemigos. Esto es también bastante útil, ya que además de todo lo mencionado con anterioridad nos encontramos con unas bonificaciones por turnos en formas muy variadas: desde turnos que nos garantizan un golpe crítico hasta otros que podremos romper de un golpe las defensas enemigas o incluso hacerles instakill, o simplemente curarnos un poco de vida o puntos de magia o de crafteo. Es por ello que debemos estar atentos a estas bonificaciones y tratar de dirigir el combate como si fuera una orquesta para beneficiarnos de ellos en lugar de dejar que nuestros enemigos lo hagan.

Come, Valimar, The Ashen Knight!

Otro aspecto que se mantiene igual que en Cold Steel III son las batallas de caballeros divinos. Incorporadas justo al final de Cold Steel y mejoradas en Cold Steel II, recibieron un poco más de importancia en Cold Steel III a modo de pequeños ajustes y mejoras que añadían dinamismo y emoción a estas batallas de colosos. Similares a una batalla normal, en este caso el enemigo cuenta con distintas partes a las que atacar para intentar encontrar su punto débil y tratar de desbalancearlo, entre otras cosas. Además contarás con compañeros ayudándote, bien sea en su propio mecha o fuera de él como apoyo; y es que este tipo de rivalidades se vuelve fundamental debido a la historia que nos cuenta Cold Steel IV.

Un libro interactivo

Cabe decir, no obstante, que si eres un experto ya en los Trails, el juego puede resultar bastante fácil en muchas ocasiones en el modo normal, por lo que recomendaría que aquellos jugadores que busquen un mayor desafío, opten por las dificultades difícil o pesadilla. Aun así, quitando este último modo, el juego ofrece muchas facilidades al jugador a modo de hándicaps, como por ejemplo un modo turbo perfecto para farmear y la posibilidad de, tras perder un combate, debilitar a los enemigos antes de reintentarlo. Sin duda, un juego bastante accesible para cualquier jugador que sepa inglés y no le importe leer demasiado.

Y es que los Trails, desde mi punto de vista, parecen libros interactivos. Ofrecen una buena historia (muy larga) y es cierto que pasas más tiempo leyendo que jugando, pero su sistema de combate hace que merezca la pena esa espera de 20 minutos de escenas para poder volver a combatir.

No desesperéis, pues también contiene sus buenas dosis de acción, y es que aunque la relación entre leer y jugar sea tan notoria, os aseguro que también encontraremos algunas mazmorras que nos podrán durar su rato largo si nos dedicamos a combatir o a explorar todo a fondo, pues nos encontramos en un gran mundo muy rico que se nutre de todo el world building que han conseguido las anteriores 8 entregas, y en ocasiones simplemente nos apetecerá pasear por las ciudades y hablar con aquel NPC que vimos hace 5 juegos en aquel sitio, pues sin duda tendrá algo interesante que contarnos.

Apartado audiovisual

Gráficamente, estamos ante lo mejor que hemos visto durante toda la saga (y sin duda cada flashback a Cold Steel o Cold Steel II nos lo recuerda a modo de bofetada en la cara con los diseños de las caras de por entonces). Aun así, eso no quita que tenga un diseño simple pero bonito, con un estilo anime para los personajes y una gran variedad de lugares con diferentes culturas (lo que se traduce como grandes diferencias entre cada uno, evitando así la monotonía visual). Si bien es cierto que hay quienes no están contentos con este apartado, a mí personalmente me parece muy adecuado para la saga, aunque cabe destacar que desde Nihon Falcom han anunciado que Hajimari no Kiseki será el último juego que cuente con este motor gráfico, y que el futuro de la saga será diferente.

Respecto a la música, Cold Steel IV ofrece una gran selección de temas bastante buenos, y si bien es cierto que no incorpora demasiados nuevos, rescata con certeza algunos de anteriores entregas en momentos que pretenden atacarnos a la nostalgia o al recuerdo. Aun así, creo que reciclan demasiados de estos temas, y tal vez le hubiera venido bien un poco más de novedad en este aspecto para añadir más frescura al ambiente. Dicho esto, todos y cada uno de sus temas (excepto el que teníamos del Einhel Keep en CSIII…), cumple perfectamente con su objetivo de ayudarnos con esa inmersión en esta maravillosa saga.

Conclusión

Si bien es cierto que durante algunos momentos me he sentido como si hubiera estado jugando a Cold Steel II, la calidad de la historia está mejor que este, y aunque Nihon Falcom tenga pendiente la asignatura de estructurar los videojuegos, merece la pena disfrutar de cada segundo del título para por fin ver qué nos aguarda al final y ver el desenlace de los Cold Steel, el cual nos deja preparados para una nueva etapa en la saga: Hajimari no Kiseki, pues nos propone nuevas cuestiones muy interesantes.

Con un sistema de combate impecable, bastante libertad de exploración y numeroso contenido secundario de calidad, buen apartado gráfico y sonoro, Trails of Cold Steel IV se planta como uno de los mejores juegos que he jugado de la saga, y también entra en mi competición para el GOTY (sí, estando Final Fantasy VII Remake sobre la mesa). Lamentablemente es una saga poco conocida, y el hecho de que casi sea necesario haberte pasado 8 juegos antes para poder disfrutar al máximo esta experiencia le resta muchísimos puntos en este aspecto, por lo que a la hora de puntuarlo estoy teniendo serias dudas.

Una experiencia muy distinta dependiendo del jugador

Porque para alguien que haya jugado a todos los anteriores, será una experiencia rica y le sacará el máximo partido, pero si no… bueno, digamos que irás bastante perdido durante algunas secuencias; y es que no le habría hecho mal añadir resúmenes de los Sky y Crossbell en el apartado de backstory del menú principal para al menos poner aun más en situación a los nuevos jugadores, ya que sí tenemos unos resúmenes de los anteriores Cold Steel.

Para finalizar, agradecemos a Bandai Namco por el código facilitado para el análisis y os recordamos que The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel IV está ya disponible para PlayStation 4, y que llegará a Nintendo Switch y PC el próximo año 2021. Finalmente, podéis seguirnos en nuestra cuenta oficial de Twitter para estar al tanto de más novedades.

Lo Bueno

  • La historia está a la altura, y por fin culmina una etapa más de la saga
  • El sistema de combate se mantiene igual de impecable que en sus predecesores
  • Gráficamente a mayor nivel que lo que habíamos visto hasta ahora en la saga
  • Gran variedad de personajes (veremos muchos de anteriores entregas regresando a la acción)
  • Contenido opcional de calidad y abundante
  • Banda sonora a la altura
  • Modo turbo perfecto para farmear u optimizar el tiempo

Lo Malo

  • La estructura narrativa es muy similar a la de antiguos títulos de la saga como Trails in the Sky SC o el propio Trails of Cold Steel II
  • Algunos bugs de la traducción (y algún diálogo fuera de la caja de diálogo)
  • Algún bajón puntual de FPS (en PlayStation 4)
  • Lamentablemente sigue sin llegarnos una localización al castellano, por lo que requiere del conocimiento del inglés o el uso de un traductor para jugarlo
9

Escrito por: Jose García Sanjuán

Estudiante de Ingeniería Electrónica y amante de los videojuegos, sobretodo de los J-RPG (si son de Nihon Falcom mejor), aventuras gráficas o juegos de acción en tercera persona.