The Medium

Por el el Análisis, 4 Más

Análisis – The Medium (PC)

El nacer con un don que no has pedido hace muy difícil vivir una vida normal. Con el paso del tiempo se puede encontrar el equilibrio perfecto entre los dos mundos, pero ¿y si en el peor momento posible el equilibrio se resquebraja por completo? ¿sería mejor huir o hacerle frente? The Medium es un videojuego de terror psicológico creado por el estudio polaco Bloober Team, conocido por otros títulos de miedo como Blair Witch o la saga Layers of Fear.

La primera fecha de lanzamiento de The Medium fue el pasado 10 de diciembre de 2020. El estudio Bloober Team decidió aplazar la salida del juego a causa de la pandemia mundial y evitar coincidir con la salida de Cyberpunk 2077. Se trata del primer exclusivo real de Xbox desde el lanzamiento de la nueva generación de consolas, las expectativas están puestas en el nuevo juego de miedo. Nos moríamos de ganas de hablar de este título, así que coged vuestras linternas y armaos de valor porque empezamos:

En ocasiones veo muertos

Ser médium no es fácil, y Marianne lo sabe muy bien. Ella no solo es capaz de ver y hablar con los muertos, sino que además puede viajar a su plano astral para ayudarlos a cruzar al otro lado. Desde que tiene uso de razón, Marianne nunca se ha sentido plenamente normal, pero siempre tuvo el apoyo de su padre adoptivo Jack, un hombre afable que es propietario de una funeraria. Tras una fatal operación, Jack fallece dejando a su hija a cargo de su negocio. Intentando despedirse de su padre por última vez, la funeraria recibe una extraña llamada de un hombre llamado Thomas. Asegurando que sabía lo que ella era, le pedía con urgencia que se reuniera con él en el Hotel Niwa. Aunque desconoce el terrible suceso que aconteció en aquél hotel, Marianne se dirigió allí en busca de respuestas.

The Medium es un videojuego en tercera persona ambientado en la Polonia de 1999. Nos metemos en la piel de Marianne, una médium que se ve forzada a inmiscuirse en una serie de sucesos que pasaron mucho años atrás para poder ayudar a numerosas almas a poder avanzar. La narrativa visual como los escenarios, los objetos de los lugares, la banda sonora, el guión… todos los elementos que componen el juego van formando una trama muy cautivadora que incita al jugador a desentrañarla.

Un componente muy importante que ayuda al jugador a meterse de lleno en la historia es la cámara en tercera persona. La posición de cada plano recuerda a lo que hizo famoso en su día a la saga Silent Hill. La forma en la que está hecho posee una perspectiva muy cinematográfica, como si fuera una película de terror. Una pena que esto sea lo único que de esa sensación.

The Medium posee una historia muy atrayente, pero se acerca demasiado a las aventuras gráficas en lugar de a un verdadero videojuego de terror. Se parece más al suspense, me considero una jugadora que se asusta con facilidad y no he pasado miedo en ningún momento. Si lo juega un usuario al que no le gustan los videojuegos que asusten mucho o que caigan en el socorrido Jump Scare, este es su juego ideal. En cambio, si lo que buscaba es que le mantuviera en tensión constante, atento a cualquier esquina y que estuviera gritando cada cinco minutos, saldrá muy decepcionado.

The Best of Both Worlds

Los médium tienen poderes extrasensoriales que les ayudan a comunicarse y a ayudar a los espíritus. En este aspecto, The Medium cumple muy bien el papel de la protagonista ya que como médium, Marianne posee poderes poco comunes. Uno de ellos es la capacidad de sentir, e incluso escuchar, ecos o memorias del pasado a través de objetos. Además de “recordar” los hechos ocurridos años atrás observando objetos del escenario, también puede usar sus aptitudes psíquicas para sentir cualquier oscilación sobrenatural a través de la visión. De esta forma, puede seguir el rastro que haya podido dejar a su paso un espíritu.

Pero la mecánica principal y más innovadora de The Medium es la capacidad de habitar en dos mundos, el terrenal y el espiritual. En los momentos en los que las vibraciones extrasensoriales son muy fuertes, Marianne tiene el poder de subsistir en ambas realidades al mismo tiempo. Esta habilidad está elaborada de forma elegante e inteligente, ya que dividirá la pantalla en dos y podremos ver qué ocurre en el reino de los espíritus y cómo afecta este al mundo normal. De hecho, una de las formas de avanzar y de resolver los puzles que aparecen en el camino es ir pasando de un mundo a otro, ya que para resolver la mayoría de los obstáculos deberemos interactuar entre ambos reinos.

Que el juego cargue literalmente dos juegos a la vez es digno de elogio, porque aunque el mundo espiritual no tenga tantos detalles como el terrenal, no resta ni un poco el impacto que conlleva jugar con las dos pantallas a la vez.

Durante nuestro paso por el mundo espiritual, obtendremos habilidades únicas a través de la recolección de energía en puntos llamados pozos espirituales. Con esta energía podremos defendernos de las fuerzas hostiles o enmendar problemas en el mundo real desde el mundo espiritual. Pero no hay forma de utilizar dicha energía en el mundo terrenal, ya que los poderes solo pueden usarse en el otro mundo. A su vez, la protagonista será capaz de avanzar siendo sigilosa o evitando que los espíritus violentos sientan su presencia ocultando su respiración.

No obstante, es probable que al querer centrarse en la novedosa propuesta de la división de los dos mundos, hayan dejado de lado otras características importantes. Una de ellas es la complejidad no solo de los puzles, sino de todo el juego. The Medium es un juego fácil y lineal: no tenemos prácticamente inventario y los enigmas se resuelven explorando los escenarios, sin requerir de la astucia del jugador. Tampoco hay enfrentamientos con enemigos, y los tramos que requieren sigilo es increíblemente sencillo no ser descubierto. Como resultado de este problema, conseguir todos los logros es tan difícil como jugar y nada más. Además son tantos logros que se carga por completo el ambiente de suspense.

A lo largo del juego me he encontrado numerosos errores visuales, que aunque no me hayan impedido continuar con el juego, eran muy evidentes y molestos. Los bajones de FPS eran el pan de cada día en la versión de PC, quedándose la pantalla congelada en más de una ocasión. He de decir que he tenido la suerte de poder completar el juego sin ningún problema a pesar de encontrarme estos bugs. En cambio, otros jugadores han tenido fallos que les impedía continuar, como barreras invisibles. Se esperan futuras actualizaciones que solucionen los problemas actuales, pero ahora es un videojuego con errores que pueden costarnos la partida.

El futuro casi es hoy

La ambientación de todo el juego es encomiable. Se percibe el esfuerzo que ha puesto la desarrolladora en mantener la atmósfera de intriga en cada detalle. Y la propia banda sonora de mano de Arkadiusz Reikowski y Akira Yamaoka, conocido compositor de la saga Silent Hill, es de las mejores formas que tienen de mantener al jugador metido en la historia por completo. Pero quizá esto no haga más de acentuar la falta de “componente terrorífico” de The Medium.

La nueva generación ha llegado, y con ella una mejora gráfica considerable. The Medium posee unos escenarios completamente fotorrealistas, llegando a parecer imágenes reales. La línea entre realidad y la ficción cada vez es más difusa, ya sea en los paisajes de los bosques y jardines, en las estancias del hotel o la casa de Marianne, e incluso los materiales que iremos encontrando a lo largo del camino… Todos los detalles de escenografía parecen fotografías. La iluminación también destaca de sobremanera: la luz de las llamas, la iluminación de una linterna o la claridad que aporta una lámpara están increíblemente pulidas.

El futuro es hoy, o casi. El trabajo del estudio Bloober Team en cuanto a escenarios es impecable, pero aún queda un trecho hasta que podamos decir lo mismo de los personajes o las animaciones. Tanto Marianne como el resto de apariciones no son tan realistas como el resto de los paisajes ni mucho menos. Las animaciones de los personajes, al hablar por ejemplo, y las interacciones con objetos dejan mucho que desear. Resulta un tanto ridículo ver a la protagonista cortar cadenas con las cizallas como si se tratara de regaliz, desapareciendo las propias cadenas al acabar. De hecho, que sea complejo distinguir el juego de la realidad, no hace más que evidenciar esas partes que no alcanzan ese estándar. El contraste adolece el hecho de que aún debemos esperar hasta ver personajes o animaciones que estén a la altura de la realidad.

Conclusiones

Tras repasar este análisis, podemos concluir que The Medium es un buen título Doble A con una historia atrayente y una ambientación excepcional. Con una original mecánica que nos muestra nuevas formas de ver el mundo (o dos mundos, en este caso), que quizá cae en la sencillez, desechando la posibilidad de ser un juego más completo. Una opción interesante para los jugadores que quieran adentrarse en una historia de suspense y misterio. Una más que probable desilusión si lo que se esperaban es jugar a un videojuego que diera verdadero miedo.

The Medium está disponible en PC, en Xbox Game Pass, Xbox Series X y S. Podéis encontrar más información sobre el título en nuestra web. Y no olvidéis seguir nuestra cuenta de Twitter para estar al tanto de todas las novedades de la industria.

El análisis del videojuego The Medium ha sido posible gracias a un código digital facilitado por Bloober Team.

Lo Bueno

  • Historia interesante.
  • Gran trabajo en la ambientación.
  • La visión de los dos mundos es muy original y está muy bien llevada.
  • Escenarios increíblemente fotorrealistas.

Lo Malo

  • Un videojuego de miedo que NO da miedo.
  • Múltiples errores que pueden costar la partida.
  • Los personajes y las animaciones no alcanzan el estándar de los escenarios.
  • Mecánicamente demasiado fácil y simple.
7.5

Escrito por: Noe Arredondo

Jugadora desde que elegí a Charmander en el Pokémon Azul. Defensora acérrima de los videojuegos como forma de arte y hago chistes cuando estoy incómoda.