Warhammer 40.000: Mechanicus

Por el el Análisis, 3 Más
close [x]

Análisis – Warhammer 40.000: Mechanicus

A los altos Señores de Terra: Espero que el análisis que les presento de la campaña del Magos Dominus Faustinius en Silva Tenebris les sea útil. Así mismo, este fiel escriba ha enviado una copia al Ordo Xenos dada la importancia de los datos recopilados. Estos datos proceden no solo del combate contra los Necrones, sino también del estudio de sus criptas y tecnología. Que el Omnissiah se apiade de sus suervis caídos.

Lamentablemente pese al valor de los datos obtenidos, el coste ha sido excesivamente alto como en anteriores ocasiones. Creo que no es necesario recordar el incidente con los Necrones de nuestros Hermanos de Batalla, los Cuervos Sangrientos, durante la Cruzada Oscura de Kronus. Por ello espero que esta información nos ayude en futuros encuentros contra estos siniestros autómatas portadores de muerte. Que la luz del Emperador nos guíe desde su Trono Dorado.

Warhammer 40.000: Mechanicus

Antes del despliegue

Warhammer 40.000: Mechanicus es un gran juego de estrategia por turnos. Nos presenta tanto un gameplay, como una historia muy fiel al juego de miniaturas de Games Workshop. Gracias a los múltiples parámetros que se pueden configurar antes de iniciar la partida, el juego permite crear una partida personalizada totalmente adaptada al propio jugador. Así mismo, su sistema de juego nos recuerda a las campañas narradas en los códex de ejército, donde cada decisión que tomemos tendrá consecuencias a corto y largo plazo.

Esta profundidad de la trama se debe concretamente a Ben Counter, escritor de varias novelas para Black Library. Su conocimiento de este universo se hace evidente en la multitud de referencias a sucesos ocurridos a lo largo de la historia de Warhammer 40.000. Otros juegos basados en las miniaturas de Games Workshop, se centran en presentar un personaje y narrar su historia desde el momento en que tomamos el mando. En Warhammer 40.000: Mechanicus, se recurre a elementos típicos que aparecen en los códex para aportar un valor más profundo a la narrativa.

Warhammer 40.000: Mechanicus tienes una narrativa propia de las campañas de los códex
La narrativa del juego hace gala de un amplio conocimiento del trasfondo de Warhammer 40.000

Estos detalles hacen del juego un imprescindible para los fans de Warhammer 40.000 y en especial a aquellos que les apasiona el trasfondo su trasfondo. No en balde se ha elegido al Adeptus Mechanicus, uno de los ejércitos del Imperio más enigmático de todos y a los Necrones, que hasta cierto punto pueden llegar a ser dos caras de la misma moneda. Ahora bien, el juego se desarrolla en tres fases principales: personalización, exploración y combate, esta última dividida a su vez en movimiento y ataque.

Exploración

La fase de exploración nos sirve de conducto para ir desentramando la historia. A medida que avancemos, se irán revelando hechos acontecidos antes de la llegada de nuestra cohorte. Esta fase, se presenta desde el punto de vista del Magos Dominus Faustinius. Desde la seguridad de la Caestus Metalican, un servocráneo nos transmitirá la posición de nuestros Tecnosacerdotes dentro de la cripta Necrón que exploran.

Según avanzamos investigando, llegaremos a un punto que el enemigo se percatará de nuestra presencia y un contador irá aumentando cada vez que nos movamos e investiguemos. Cuanto más avancemos por la cripta más secretos descubriremos, pero también será más difícil la fase de combate.

Esta fase, es la más importante a nivel narrativo, ya que es donde sucederán la mayoría de los acontecimientos. Ahora bien, por su forma de juego puede llegar a ser repetitiva, ya que más allá del numero de salas de una cripta, las diferencias son mínimas. Estas criptas nos plantearan situaciones al más puro estilo de los libros “elige tu propia aventura”. Según las decisiones que tomemos, podemos ganar Puntos de Conocimiento, perder puntos de salud o acelerar el despertar Necrón de la cripta entre otras. Es importante equilibrar la investigación con el riesgo, ya que demasiado tiempo en la cripta puede hacer que nos veamos abrumados por el enemigo.

Combate

Esta fase del juego transmite la esencia del combate en Warhammer 40.000 aunque algo simplificada en comparación. Durante el turno de nuestro personaje podemos avanzar y atacar, independientemente del orden en que se realice cada una. Según el equipo de nuestra cohorte dispondremos de mayor o menor medida de ataques a distancia o cuerpo a cuerpo.

Así mismo, se incluyen los ataques de oportunidad cuando un personaje se encuentra al alcance de un rival e intenta mover. Es cierto que en algunas ocasiones bien por el número de enemigo o el tamaño de la sala donde se desarrolla el combate, este puede alargarse más de lo deseable. Hay que tener en cuenta que todos estos factores determinarán al final del combate cuanto se llenará la barra de despertar Necrón.

Esta barra es un elemento que hay que tener muy en cuenta ya que determina el tiempo que podremos jugar. Cuanto más llena esté, menos misiones podremos realizar y por tanto puede llevarnos al fracaso de nuestra misión final. En ocasiones es preferible perder una batalla a alargarla demasiado.

Personalización

Uno de los elementos más característicos de los ejércitos de Warhammer es su personalización. Cualquiera acostumbrado a las miniaturas sabe que no hay dos ejércitos exactamente iguales. Ahora bien, es cierto que Warhammer 40.000: Mechanicus permite bastante personalización de los personajes, pero aún así es algo limitada en comparación a otros juegos.

Aunque se pueden modificar las armas y bastante equipo de nuestra cohorte e incluso cambiar los colores del Sacerdocio de Marte por el de otros Mundos Forja, se echa en falta un personalizador más completo. Otros juegos permiten pintar partes de los modelos en diferentes colores personalizados e incluso intercambiar brazos o cabezas. Una opción de personalización más profunda de la cohorte habría estado mucho más en línea con Warhammer.

De la miniatura al juego

Uno de los grandes anexos al juego es su libro digital de arte. En este se incluyen diferentes bocetos tanto de personajes, como de niveles. No obstante, la mayor atención recae en el apartado que muestra como se han adaptado miniaturas del códex tanto del Adeptus Mechanicus, como de los Necrones al juego.

Esta adaptación altamente detallada no se queda solo en los personajes individuales, como los líderes Necrón. Incluso las unidades más irrelevantes, como los Escarabajos Canópticos despliegan un intrincado sistema mecánico muy detallado pese a su tamaño. Todo esto es extensible también a los detallados dibujos de los personajes, como los Magi de la cohorte. Estos han sido realizados con el mismo estilo oscuro y nivel de detalle al de los códex de Games Workshop. Es una lástima que el juego no aproveche un poco más las capacidades gráficas para dar más epicidad a los combates mediante animaciones más detalladas y vistosas.

Cánticos al Omnissiah

Pese a algunos puntos flojos, como las animaciones o el diseño casi clónico de las criptas, sus fortalezas los superan con creces. En definitiva Warhammer 40.000: Mechanicus es un juego que gustará mucho a los conocedores del oscuro futuro que presentó Games Workshop por primera vez en 1987. No obstante no se limita solo a este público, cualquier aficionado a la estrategia por turnos disfrutará de este título.

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia del juego proporcionada por Koch Media, fieles siervos del Emperador y el Omnissiah que ayudaron a aplacar al Espíritu Máquina de nuestra PlayStation 4. Como siempre os invitamos a seguir nuestra cuenta de Twitter, si aún no lo hacéis, para estar al día de todas las novedades del sector. «Sé cauteloso y desconfía de todo» (Códex Fulminatus 83, 12)

Lo Bueno

  • Gran adaptación del universo de Warhammer 40K
  • Trama absorbente
  • Permite mucha personalización de armas y equipo
  • El libro de arte y la BSO son grandes añadidos

Lo Malo

  • Las criptas son casi clónicas
  • La personalización es poco profunda, un modo "pinta ejércitos" habría estado más en la línea de Warhammer 40K
  • El sistema de combate en ocasiones es algo lento por el tamaño de los escenarios en relación al número de enemigos
8

Escrito por: Isaac Gonzalez Pulido

Técnico de soporte con una malsana obsesión por despiezar ordenadores y videoconsolas. MVP de la Comunidad PlayStation hasta su cierre y apasionado en general de los videojuegos desde pequeño. En ocasiones doy charlas de ciberseguridad en colegios.