Wasteland 3

Por el el Análisis, 5 Más
close [x]

Análisis – Wasteland 3

El mundo puede llegar a ser muy cruel e injusto, eso es una verdad innegable. ¿Cuántas veces hemos tratado de ser buena persona, extendiendo la mano para ayudar sin más interés que hacer lo que creemos correcto, y, sin embargo, nos encontramos con que nos han cogido el brazo entero? Puede que esta sensación de puñalada trapera no la hayáis sentido, pero Wasteland 3 os la enseñará. Colorado Springs y sus alrededores no es una zona de veraneo, es un yermo asolado por el frío y la crueldad donde solo los más fuertes e inteligentes consiguen ponerle la zancadilla a la muerte. Eso sí, si tu día ha llegado, vete con estilo. Vamos con el análisis de Wasteland 3.

wasteland 3 análisis

Rangers, vuestra gente os necesita

Con lanzamientos tan mediáticos como The Last of Us: Parte II, Ghost of Tsushima o Marvel’s Avengers a lo largo de este verano, Wasteland 3 puede haber pasado algo desapercibido entre las masas. Sin embargo, para quienes no conozcan la franquicia de inXile Entertainment, Wasteland lleva dando guerra desde 1988, con su primera entrega. Tras un parón de varios años, Wasteland 2 llegaba para revolucionar el género del rol táctico, algo que ha sido sobradamente superado por este magnífico Wasteland 3, su secuela. Más cruel, más gamberro, más táctico, más emocional y, sobre todo, mucho más divertido. Lo nuevo de inXile Entertainment, a modo de resumen, es todo aquello que el aficionado a mundos post-apocalípticos como Fallout y del género del rol táctico puede desear, sin lugar a dudas. No, tranquilos, no hace falta haber jugado a los anteriores para entender este, aunque sí tiene ciertos guiños que gustarán a los más veteranos.

Nuestra andadura por Colorado Springs y alrededores comenzará tras ser emboscados por los Dorsey, una de las bandas que ahora dominan los helados páramos. Tras sucumbir ante ellos y perder a gran parte de nuestra fuerza, los supervivientes del Equipo Noviembre retoman su camino para establecer un pacto con el Patriarca, autoproclamado gobernador de Colorado, quien ha prometido ayudarte a salvar Arizona, lugar de origen de los Rangers, a cambio de que tú le ayudes a rescatar su tierra de sus tres sanguinarios e impredecibles hijos.

Y es que, tras tocar fondo, solo se puede ir hacia arriba. Con este pacto se nos proporcionará una base de operaciones, que servirá como punto de reunión y descanso entre misiones, y que podremos visitar a placer cuando queramos, ya sea para reabastecernos o para charlar con los distintos miembros del equipo. Conseguir cooperar y entablar amistades con los personajes que encontremos por el camino será crucial para sobrevivir al yermo, un lugar donde no puedes fiarte ni de tu sombra.

wasteland 3 análisis

Un mundo post-apocalíptico de ensueño

Pero vayamos por partes. Como he avanzado al principio, Wasteland 3 es todo lo que un romántico del post-apocalipsis nuclear puede desear, si es que se puede llegar a ser un romántico de una época consecuencia de una explosión química de estas dimensiones. Mutantes, guerra de bandas despiadadas y sin escrúpulos, supervivencia, condiciones extremas, tecnología de vanguardia y decisiones sin vuelta atrás. Ya desde el primer minuto se nos deja claro que Wasteland 3 no se anda con medias tintas. Si quieres sobrevivir en el páramo helado, has de estar concienciado de que, a veces, el camino “más correcto” no es el mejor. Todo, sin excepción, tiene su lado buen y su lado malo.

En la creación de personajes, por ejemplo, podremos personalizar a nuestros protagonistas tal y cómo nosotros queramos y distribuir los puntos de habilidades de nuestros personajes y asignar ventajas. Así, podremos definir sus fortalezas y debilidades, que varían desde el combate cuerpo a cuerpo o a distancia, hasta la apertura de cerraduras o el uso de equipamiento especial, siendo estas decisiones parte de los pilares sobre los que se cimenta el nuevo título de inXile y que nos harán estrujarnos los sesos para decidir la distribución de puntos en favor o detrimento de otras capacidades.

A su vez podremos añadir las llamadas peculiaridades, una de las características más interesantes. Estas expecionalidades proporcionan ciertas ventajas a los personajes en ciertos momentos, pero también presentan lastres bastante injustos. Sin embargo, dotan al juego de mayor componente táctico si cabe, pero tranquilos, la elección de estas es opcional, estando recomendadas para los jugadores más hardcore.

wasteland 3 análisis

El yermo puede llegar a ser muy cruel

Además, otros personajes se unirán a nuestra causa. En este contexto podemos diferenciar dos tipos: los ‘genéricos’ y los ‘especiales’. Los primeros son simples personajes generados que te ofrece el propio juego para completar tu escuadrón, algo muy importante, ya que cada uno puede ser construido a nuestro gusto, aunque con algunas preferencias predeterminadas, lo que nos brindará la oportunidad de configurar un equipo tan variopinto como equilibrado. Los otros, los ‘especiales’, son personajes con mayor complejidad que los primeros, y con mayor potencial. El problema es que tendremos que tener cuidado con lo que decimos y hacemos para conseguir la lealtad de estos carismáticos guerreros, pero valdrá la pena.

Aunque, quizás, más que valer la pena, estos personajes pueden ser bastante necesarios. El juego puede llegar a ser muy exigente en ciertas situaciones, especialmente al principio, si no estamos habituados al género o a la franquicia. Esto es debido a la ingente cantidad de elementos que podemos controlar a la hora de hacer frente a la muerte. No solo tenemos que jugar con el enfoque que le hayamos dado a nuestros personajes, también tendremos que ser conscientes de la munición, un bien que escasea, el entorno o los enemigos que tengamos delante, como mutantes, guerrillas, robots inteligentes, payasos que han perdido la cordura, cerdos con dinamita, gusanos de vertedero… Ya sabéis, esas cosas que os podéis encontrar en un mundo asolado por la radiación, el hambre y la locura.

Y, como es habitual en el género, los puntos de acción serán la base de los combates. Cada movimiento o ataque consume ciertos puntos de acción, lo que nos hará plantearnos una estrategia diferente en cada situación que enfrentemos. Además, en este título el porcentaje de acierto cobra más importancia que otros títulos, siendo necesario un buen posicionamiento, altas estadísticas en precisión y, por qué no, suerte. Nadie logra esquivar a la muerte sin una buena ración de suerte, aunque, a veces, una pizca también es suficiente.

wasteland 3 análisis

Destila rol por todos sus costados

Sea como fuere, el sistema de combate es solo una de las claves de este sorprendente Wasteland 3. El carácter rolero es el siguiente. Todos los elementos con los que podemos interactuar, editar y ver en pantalla son claros indicativos del buen hacer y del amor que el estudio estadounidense profesa por el género. Y no estoy hablando de simples piezas de armadura intercambiables, armas con más o menos daño y demás. Aquí, la elección de una armadura táctica por otra pesada es un estudio en sí mismo de qué ofrece cada una. Por ejemplo, si nuestra habilidad Fuerza no cuenta con cuatro puntos o más, vestir una armadura pesada nos penalizará con reducción de puntos de acción, a pesar de que nos brinde más blindaje.

Percepción, velocidad, precisión, blindaje… Cada arma, armadura y complemento es un mundo, algo que nos permitirá, como dije antes, afrontar la supervivencia en Colorado y alrededores exactamente como nosotros deseemos, o como las adversidades nos lo permitan. Todo esto, unido a la gran cantidad de contenido, con misiones secundarias que nada tienen que envidiar a algunas principales, eventos aleatorios que dotan de realismo y tensión al mundo de Wasteland, un gran componente de personalización, tanto para personajes como para el vehículo que emplearemos en la exploración del mundo, hacen del título una gran apuesta para echar, como mínimo, cuarenta o cincuenta horas.

Tiempo que siempre es más divertido invertir jugando con amigos. Ahora, eso es posible. Por primera vez en la saga, Wasteland 3 ofrece la posibilidad de jugar su modo campaña con un amigo, gracias al modo cooperativo. Podremos intercambiar personajes, dividir el grupo para afrontar misiones por separado, compartir el progreso de la campaña… Además, esto lo podremos hacer en cualquier punto del juego, es decir, podremos comenzar la historia en individual para luego unirnos a nuestro amigo sin ninguna limitación.

El sufrimiento engancha

Y lo mejor es que el título es tremendamente rejugable, como habréis podido averiguar llegados a este punto. No solo por la variedad que puede ofrecer en cuanto a desarrollo de personajes, sino por las posibilidades que ofrece en cuanto a líneas argumentales. Si un grupo de contrabandistas está haciéndole la vida imposible a ese personaje que tanto necesitas para tu cuartel, ve y deshazte del problema. Pero, ¿cómo? ¿Cargarías contra ellos de frente, sin miedo a sus lanzacohetes y torretas, o les darías la vuelta para cogerlos desprevenidos? ¿Y si, en vez de buscar gresca, buscas una opción más diplomática? El trueque siempre es una opción.

Todo esto se puede extrapolar a las diferentes decisiones de moralidad que tendremos que tomar a lo largo de la aventura, algunas, incluso, llegarán a ser realmente duras, y cuyas consecuencias podrían explotar en un punto muy lejano, cuando ya no nos acordemos. Cada decisión abre una bifurcación en el argumento de las misiones, y la percepción que tengan las diferentes comunidades del yermo sobre nosotros dependerá de estas. Mucho cuidado con lo que deseas en estas inhóspitas tierras.

¿Un trago, compañero?

Pero también hay momentos de risas y diversión entre tanta muerte, desmembramiento y barreños de sangre. Recuerdo la increíble sensación que experimenté cuando, en el primer enfrentamiento contra un jefe, empezó a sonar una pieza musical que no esperaba en absoluto. Era una canción desenfadada, con tonos alegres en ciertos puntos, incluso, que denotaba desazón y angustia pero que me hizo reír, dado el contraste entre la música y la matanza que estaba teniendo lugar con mis acciones. Podría decir el nombre de la canción para una mejor explicación, sí, pero prefiero que disfrutéis del momento cuando llegue. Ese es el deseo que debieron de tener los desarrolladores en su día, y lo agradeceréis.

Esto es solo un atisbo del carácter despreocupado, gamberro y sin escrúpulos que muestra Wasteland 3. Puedo poneros otros muchos ejemplos de momentos desternillantes y locos, pero no quiero incurrir en spoilers. Por el contrario, sí os diré que tanto la traducción como la localización a nuestro idioma están a un nivel espectacular. El mero hecho de encontrarte ciertas expresiones en descripciones de objetos, en conversaciones o, simplemente, en nombres de personajes, hizo que quisiera jugar solo por descubrir más de estos chistes y bromas escondidos. La crítica social que se puede encontrar en el juego también hay que tenerla cuenta, pero esto sí es algo más recurrente en este tipo de videojuegos post-apocalípticos.

Por otro lado, no todo es de color rosa. El juego adolece de ciertos fallos en ocasiones. Hay algunos errores que se pueden considerar como simples anécdotas, como que un personaje no pare de darse golpes contra una pared, pero hay otros que son más importantes. Hablando sobre mi experiencia, no han sido pocas las veces que un error me ha sacado del juego sin previo aviso, perdiendo bastante tiempo en repetir misiones y combates. Además, la interfaz también presenta pequeñas asperezas que podrían arreglarse para una mejor navegación por parte del usuario. Sin embargo, y aunque el problema que rompe la partida sea el más importante, no es nada que no se pueda solucionar guardando regularmente o con una actualización.

Veredicto

Wasteland 3 ha llegado para quedarse. Con una nueva apuesta en el género del rol táctico de vista isométrica, lo nuevo de inXile Entertainment y Deep Silver ofrece una oportunidad única para introducirse por primera vez en el género y, a su vez, ser una gran opción para jugadores ya experimentados. Rol, estrategia, sistema de decisiones y moralidad, risas y mucha acción y sangre. El yermo nunca fue tan cruel, sí, pero está en tu mano que se haga justicia. Un título indispensable que hará las delicias de los aficionados a este tipo de ambientación y que se postula como uno de los mejores juegos del año del RPG.

Este análisis ha sido posible gracias a una copia digital para PlayStation 4 proporcionada por Koch Media.

Lo Bueno

  • Un universo y ambientación cuidados al detalle
  • El componente RPG es muy satisfactorio
  • Su carácter gamberro le dota mucha personalidad
  • Más cruel, más táctico y más divertido

Lo Malo

  • Ciertos fallos que pueden estropear la experiencia en ciertos puntos
9

Escrito por: Alejandro Espacio

Estudiante del grado Ingeniería Industrial Electrónica y Automática. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.