Ys: Memories of Celceta

Por el el Análisis, 5 Más
close [x]

Análisis – Ys: Memories of Celceta

Allá por los 90, Nihon Falcom dejó el desarrollo de la cuarta entrega de la saga Ys a dos compañías externas, lo cual resultó en dos versiones distintas con ciertas similitudes del mismo juego. Así nacieron Ys IV: Mask of the Sun e Ys IV: The Dawn of Ys. A raíz de ello, y con una complejidad añadida para la cronología de la saga, Nihon Falcom decidió rehacer la cuarta entrega bajo su propia mano para así crear la historia canónica de los hechos que ocurren en Ys IV. El resultado no fue otro que Ys: Memories of Celceta, el cual salió originalmente en 2012 para PlayStation Vita. En esta ocasión, analizaremos la versión de PlayStation 4, la cual está ya disponible en Japón desde el pasado 16 de mayo de 2019 y que estará disponible en Europa el próximo 19 de junio de 2020. Antes de comenzar, agradecemos a Decibel PR por la copia del juego.

A explorar el Gran Bosque

En Ys: Memories of Celceta comenzamos nuestras andadas con Adol Christin, un aventurero que ha perdido la memoria tras adentrarse en el Gran Bosque, un terreno inexplorado y peligroso. Durante los primeros compases del título conoceremos a Duren, un comerciante de información que nos ayuda con la amnesia y se presta voluntario para acompañar a nuestro héroe en sus próximos periplos. No tardamos demasiado en llamar la atención del ejército local, y dada la naturaleza de explorador de Adol, nos contratan para explorar el bosque del que acaba de salir con vida y mapearlo, ya que no hay absolutamente nada de información sobre ese lugar. Tras enterarse de que pueden sacar tajada si lo consiguen, Adol y Duren deciden adentrarse en dicho bosque.

Asimismo, encontramos también las clásicas misiones secundarias en tablones de anuncios, y se agradece que no sean demasiadas ya que se podría hacer pesado, aunque algunas son obligatorias para continuar con la trama, ya que el sistema de viaje rápido es un poco nefasto hasta cierto momento del juego en el que tienes total libertad para viajar de un lugar a otro.

El inicio es un poco tedioso, pero mejora

Si bien es cierto que las primeras horas de juego son bastante tediosas, tras visitar un par de localizaciones dentro del Gran Bosque y conocer al resto de personajes que formarán el grupo, el juego llega a llamar la atención del jugador. Con un giro de los acontecimientos relacionados con la pérdida de memoria de Adol (algo que le da bastante juego a la trama), nos encontramos con una aventura más entretenida de lo que parecía en un principio. Es una lástima que tarde tanto en despegar, ya que muchos jugadores que prueban los juegos antes de decidirse a jugarlos tal vez se echen para atrás si no avanzan al menos un tercio del juego. De aquí saco como conclusión que esta entrega tiene como objetivo un público más reducido, concretamente dedicado a los que ya conocen la saga o aquellos jugadores muy fanáticos del género (como un servidor).

El sistema de combate es poco innovador

Ys: Memories of Celceta es un action RPG, lo que quiere decir que tendremos que hacer frente a enemigos en combate a tiempo real y mejorar el equipo de nuestros personajes y subirlos de nivel. Con la posibilidad de manejar hasta a 6 personajes con diferentes estilos de lucha y distintas habilidades, si bien es cierto que ofrece un buen abanico de posibilidades, siento que el sistema de combate es poco innovador. Sí, es cierto que el juego salió en 2012, pero quitando algunas batallas contra jefes, la mayor parte del tiempo el juego se siente como un machacabotones. Y es que mientras recorres las mazmorras del juego apenas hace falta que te involucres más que en atacar para matar a los enemigos (aunque es cierto que a veces toca tener cuidado, pero no requiere de demasiada habilidad).

Como he mencionado antes, cada personaje cuenta con sus armas y habilidades diferenciadas, y esto se nota tanto en combate como fuera de él. Me explico. Dentro del combate es bastante intuitivo: tenemos 3 clases de ataques: corte, golpe y perforación. Con 2 personajes de cada estilo, podemos combinarlos para recibir beneficios, pudiendo llevar hasta a 3 personajes a la vez (por ejemplo, con 2 de X tipo tendremos un bonus de daño, y con los 3 distintos tendremos un bonus de más objetos). Para realizar las habilidades gastaremos SP, que podremos recuperar al hacer daño o cargar ataques básicos. Además, al utilizar estas habilidades, llenaremos la barra del ataque especial, diferente en cada personaje. A la hora de defendernos, podremos bloquear o esquivar, con recompensas si lo hacemos en el momento justo.

La exploración es entretenida

Fuera del combate podemos notar la diferencia en las mazmorras, ya que necesitaremos de las habilidades de campo especiales de cada personaje. Por ejemplo, Adol puede interactuar con recuerdos para aumentar sus parámetros a medida que va recordando cosas, Duren puede abrir ciertos cofres con cerraduras, otro personaje puede romper rocas agrietadas, otro puede lanzar cuchillos para romper cosas en la distancia, etc. Además, el juego ofrece ciertos artefactos que nos darán habilidades como bucear o hacernos pequeños para escabullirnos en pasadizos pequeños a expensas de bajar nuestros parámetros. Sin algunos de estos artefactos es imposible avanzar. Este es un aspecto que más me ha gustado del título, la exploración.

Apartado audiovisual

Gráficamente hablando, se notan muchísimo los gráficos de PS Vita, y no habría estado de más pulirlos un poco más en su versión de PS4, ya que esta consola ofrece mucho más potencial para ello. Aun así, en este tipo de juegos los gráficos no son lo más importante, por lo que no le afectará demasiado negativamente en la puntuación global. Además, el diseño de los avatares, menús y tal están bastante correctos, y compensa un poco a los propios gráficos in game. Y esto no es todo, ya que las cinemáticas (como por ejemplo el opening) están bastante curradas y siempre está bien contar con ellas.

¿Pero qué le pasa a ese pobre gato?

Respecto a la BSO, puedo decir que ofrece temas que ayudan a sumergirse en la experiencia, con temas diferentes para la mayoría de localizaciones que sientan bien a la ambientación. No obstante, me han resultado extrañas las voces, ya que en algunas ocasiones los VA hacen todo el texto y en otras solo las primeras 2-3 palabras o alguna expresión. Cabe destacar además que se echa en falta una localización al español, ya que muchos de los juegos de Nihon Falcom están llegando últimamente a Europa en inglés. Si desean alcanzar a más público, no sería mala idea extender el campo de la traducción. En cuanto a las voces antes comentadas, podemos seleccionar entre las versiones japonesas e inglesas.

Conclusión

Como conclusión puedo deciros que Ys: Memories of Celceta es un juego que tarda mucho en despegar, pero que cuando lo consigue, ofrece una historia interesante, que si bien se puede calificar de cliché, pocos juegos consiguen lo contrario. Y es que el juego no es excesivamente largo, cuentan una historia decente para su duración. En cuanto a la jugabilidad, chapó por la exploración, pero veo una falta de innovación al sistema de combate, el cual puede pasar prácticamente como machacabotones. Asimismo, se notan demasiado los gráficos de PS Vita, aunque reconozco que este es un aspecto de menor importancia en un juego de rol. Finalmente, he encontrado algún bug puntual que me ha hecho reiniciar el juego, por lo que necesitará algún parche corrector. PD: Con la nota dada no quiero decir que me haya parecido mediocre, como mucha gente suele pensar al ver un 7. Un 7 es un 7.

Para finalizar, os recordamos que podéis seguirnos en nuestra cuenta oficial de Twitter para estar al tanto de más novedades.

Lo Bueno

  • Es entretenido (a partir de 1/3 del juego)
  • Ofrece mazmorras interesantes con sus artefactos
  • Buenos personajes
  • Buenos diseños de avatares y menús

Lo Malo

  • Se nota mucho que los gráficos son de Vita
  • La trama es lenta al principio
  • Algún bug puntual
  • No viene localizado al español
  • Podría pasar por machacabotones
7

Escrito por: Jose García Sanjuán

Estudiante de Ingeniería Electrónica y amante de los videojuegos, sobretodo de los J-RPG (si son de Nihon Falcom mejor), aventuras gráficas o juegos de acción en tercera persona.