Ash vs Evil Dead ¡la serie que deberías estar viendo!

Ash vs Evil Dead

No sé qué es lo que buscaréis vosotros en cuanto a series. No sé ni lo que yo mismo busco, francamente. Pero me la voy a jugar a recomendaros Ash vs Evil Dead.

En esta serie he encontrado de todo. He encontrado la fusión perfecta entre Me llamo Earl The Walking Dead. Una  comedia socarrona y gamberra que retuerce el género cómico de los tortazos y mamporros para traernos ese regusto tan bueno que nos dejó el cine de casquería de los años 80 y 90. Eso es lo que es Ash vs Evil Dead.

He vuelto a sentirme como aquel crío que veía cine sangriento, pero a la vez como el adulto que ya no quiere ver efectos especiales cutres. Me he reído a carcajadas al ver la sangre saliendo a raudales. He tropezado con una serie que me ha interesado. No soy nada amigo de seguir series episodio a episodio. Soy más del tipo de meterse entre pecho y espalda toda una temporada seguida y sólo si ya tengo lista la siguiente para ver. Pero esta serie me tuvo esperando cada nueva semana con una sonrisa acordándome de las chorradas de Ash e intentando anticipar las nuevas.

Sam Raimi firmaba en 1981 la historia que es germen de la serie que nos ocupa hoy. En 1987 la refirmaba y en 1992 la reafirmaba. Ahora, con Ash vs Evil Dead nos presenta, precisamente, al carismático Ash 30 años después de su lucha contra el Ejército de las Tinieblas.

El protagonista es el perfecto antihéroe: Es un tipo solitario, atrapado en un trabajo miserable, que pasa el tiempo en sórdidos bares trasegando alcohol y buscando tener sexo con la primera mujer que pille. Ha pasado los últimos 30 años viviendo en una caravana, rodeado de botellines de cerveza, rememorando sus momentos de gloria. (Llegados a este punto no puedo evitar pensar si esto no será sino un fiel reflejo de la vida del propio Bruce Campbell, el actor que encarna al personaje, o de nuestro Jorge Sanz).

Pues bien, este hombre sin esperanza es la única esperanza para la humanidad. Él es el único que puede salvar el mundo del terrible mal que lo amenaza.

Mal, por otra parte, que ha desatado él mismo.

Echadle un ojo a este tráiler. Aún en inglés yo creo que vale para que os hagáis una idea. Si os mareáis con la sangre NO lo veáis.

Acompañando al bueno de Bruce Campbell veremos a otra vieja gloria: la simpar Lucy Lawness (¡sí! ¡Xena! ¡Xena ha vuelto!¡Y no en forma de chapa!). Los dos, junto con los menos conocidos Jill Marie Jones, DanaDeLorenzo y Ray Santiago, nos llevarán a una frenética y desternillante aventura donde no faltarán abundantes litros de sangre, una escopeta recortada y la motosierra, protagonistas no menos importantes de este gran trabajo para televisión.

Y eso que he de confesar que Sam Raimi no es santo de mi devoción. No soporto las películas de Evil Dead (sí hombre, sí, las de Posesión infernal, Terroríficamente muertos y El Ejército de las Tinieblas). Vale, vale, que  me lo hicieron pasar bien de crío. Pero no han envejecido bien. O, bueno, quizá soy yo el que ha envejecido mal. Vete tú a saber. Por otra parte, Sam, ¿lo que le hiciste a Spider-Man con tu trilogía? No te lo perdonaré jamás, Raimi. Jamás.

Pero aquí, unido al buen hacer de un gran elenco de productores (como el genial Craig DiGregorio) logra traernos en explosivas píldoras de 30 minutos cine de serie B, pero hecho con medios. Una serie que de puro vieja, es nueva. Una serie que de tan salvaje que es, es divertida. Un viaje por la América profunda, huyendo de demonios, con una importante misión por cumplir. Ay, Ash, para una vez en tu vida que coges un libro… Y es que esta serie emplea unos ingredientes que llevan varios siglos dando muy buenos resultados: Dos colegas, uno con grandes ideales y uno muy mundano, que emprenden un viaje juntos. Vamos, que es el Quijote pero con vísceras y violencia gratuita.

La serie ya cuenta con una primera temporada de 10 episodios de trepidante acción y descacharrante comedia y tiene una segunda tanda confirmada con otros 10 por llegar para este año 2016. Sin duda una buena cantidad de momentos donde poder ver a Ash repartiendo a diestro y siniestro. Y mira que es manco, el tío. Esta serie, que yo sepa, no se emite todavía en España. En el supuesto de que alguien al cargo de algún canal español esté leyendo esto (aunque antes habría que suponer que saben leer): Por favor, no privéis al público hispanohablante de esta magnífica serie.

Una serie que, si sois fan de The Walking Dead, Me llamo Earl o de Sam Raimi (y que mira que yo no los soy ¿eh?), os encantará. Seguro.

Puedes echar un vistazo a imdb.com para ver de qué estoy hablando.

Escrito por: Pedro P.

Mi nombre es Pedro y pierdo pelo y gano kilos en Madrid, pero mi infancia y mi colección de cómics de Spider-Man siguen en Burgos. La crisis de los 30 me vino con 23 años. Ahora, con 34, espero que me venga la de los 40 jugando con mi vieja Game Boy, leyendo cómics y viendo series. Apenas cometo faltas de ortografía y me hago la declaración de la renta yo solito.