Atelier Ryza, una nueva entrada a los JRPG para la franquicia

En tan solo 10 días llegará a las tiendas Atelier Ryza 2, la secuela de la entrega que lanzó Gust el pasado 2019. El título superó toda clase de expectativas, tanto en territorio nipón como en occidente, originando nuevos récords en ventas para Koei Tecmo. Y como no sucedía desde la era de PlayStation 2, Ryza recibió una secuela directa, donde mantiene su posición protagonista. A falta de conocer el desenlace de esta segunda entrega y descubrir si repetirá para una tercera (porque donde caben 2, caben 3), repasamos el título original y comparamos que puntos lo diferencian de otras entregas recientes.

Los combates por turnos: ni blancos ni negros

Atelier Ryza se presentó con varias novedades respecto a sus predecesores: nuevas mecánicas de juego, un combate revisado y más centrado en la acción en tiempo real, así como una historia más lineal en su totalidad. Como suelen decir los fans, la primera entrega de cada trilogía suele ser para comprobar el terreno, y la baja cantidad de escenarios a explorar, así como de objetos a sintetizar lo demuestran.

Su sistema de combate, todo un cambio respecto a su predecesor directo, Atelier Lulua, daba un vuelco, si no de 180º, casi de ellos. Se mantiene el esquema por turnos, pero el jugador no tiene tanto tiempo para reflexionar sobre sus acciones, dado el ritmo activo de los encuentros. Nuestras únicas ocasiones para frenar las batallas serán cuando queramos conocer las estadísticas de los participantes, o forzar acciones.

Así es, un sistema que recuerda a las Active Time Battle de contadas entregas de Final Fantasy. Y es que Atelier Ryza no solo era una evolución dentro de la franquicia, pues sus desarrolladores apostaron por llamar la atención con todo. El debate de sí los combates por turnos ya no se llevan en el año actual se repite cada año. Y títulos como Persona 5, Dragon Quest XI e incluso Yakuza: Like a Dragon demuestran que no solo existen blanco y negro.

La verdadera fuente del debate no son los turnos, sino la estática de estos y la percepción del concepto. Acciones más vistosas, funciones automáticas y mucho carácter por parte de los personajes y los enfrentamientos son la clave de los títulos mencionados, entre otros. Si bien Atelier Ryza no ha ganado tanto renombre como los ya mencionados, su salto en popularidad respecto al resto de la franquicia nos hace pensar en esta como una de las principales causas.

Un JRPG más típico

¿Cuántas aventuras han terminado con el grupo protagonista derrotando a la encarnación del mal, la muerte o la destrucción? Si bien en algunas entregas de la franquicia este ha sido el caso, en muchas de ellas las aventuras de nuestras protagonistas no tenían un final marcado por tal ente. Aventuras como Atelier Rorona terminaban tras cumplir los encargos que nos ataban durante 3 años a la misma ciudad. O Atelier Firis, donde nuestra protagonista se embarcaba en un viaje para conocer el mundo y decidir el propósito de su vida. Y todo esto teniendo en cuenta que el final que obteníamos al final de la historia se amoldaba a la forma en la que habíamos desarrollado a nuestra protagonista y sus relaciones con otros.

Sin embargo, Atelier Ryza tiene un claro objetivo: presentar una aventura típica de recuerdos de verano. Una aventura que se mantiene en los recuerdos de quienes lo han vivido y la recordarán, probablemente, el resto de su vida. Junto a la terrible invasión de fuerzas malignas, Ryza y compañía luchan por su futuro, mientras encaran el hecho de crecer como personas.

Finalmente, la aventura cierra con un único final, algo que es más habitual en los JRPGs que la práctica que llevaba siendo norma de la franquicia. Si bien es un punto que se puede pasar por alto, me lleva a pensar a que el planteamiento de esta entrega se acercaba más al concepto de «JRPG típico,» con un enfoque más centrado en el combate.

Dejando de lado lo importante

A veces para avanzar hay que dejar atrás algo de valor, y el avance de Atelier Ryza no es para menos. Algunas de las opiniones de los jugadores han sido escuchadas por los desarrolladores, influenciando en ciertos aspectos de la secuela. Si bien el combate optó por otro camino, este cambio vino a cambio del uso de objetos, una especie de puente entre las batallas y la síntesis, dos de los pilares principales. Pasarnos horas sintetizando las mejores versiones de ciertos materiales para obtener objetos que se adecuen a posibles situaciones que podamos prever.

Sin embargo, el valor de los objetos se pierde, ya que pasan a ser un recurso más limitado en combate, a causa de su rápida consumición y el número limitado que podremos llevar. Pasar de centrar las estrategias de combate en objetos en Atelier Lulua a, prácticamente, dejarlos en el olvido en Atelier Ryza, es una espada de doble filo. Por una parte, se entendería dejar el sistema apartado frente a la llegada de nuevos jugadores para, por ejemplo, expandirlo en la siguiente entrega. Pero apartar uno de los apartados que más brillan por su originalidad hace pensar en falta de tiempo para el desarrollo.

Siguiendo adelante

Ahora que Atelier Ryza 2 está prácticamente con nosotros, no está de más repasar los hechos ocurridos en el primer juego que nos situan, en parte, en esta secuela . Es por ello que, quienes no hayan terminado el título original, no deberían seguir leyendo pasado este mundo, ya que contará con ciertos spoilers del final de este.

En las últimas horas de juego, los compañeros de Ryza descubren sus propios objetivos en la vida, lo que les lleva a irse de la isla. Lent quiere viajar alrededor del mundo como su padre y mejorar su técnica como espadachin. Tao decide ir junto a Bos a la capital para seguir sus estudios. Y Klaudia debe dejar pronto la isla junto a su padre, quienes tan solo estaban residiendo de forma temporal en ella a causa de su negocio. Ryza tras rescatar la isla y a sus habitantes, está en busca de una solución para que esta se mantenga sin la intromisión de futuros alquimistas. Es por ello que, aún queriendo unirse a sus amigos en esta nueva etapa, sabe que no puede abandonar al resto. Finalmente los protagonistas se despiden y siguen adelante con sus vidas, asegurando que volverán a encontrarse en el futuro.

Tres años más tarde, Ryza llega a la capital, donde comenzará a reencontrarse con todos sus compañeros. Caras nuevas se unirán a ellos para descubrir el misterio que esconde Fi, una pequeña criatura que acompaña a nuestra protagonista a todos lados. Con esta nueva entrega, no solo llegan nuevos personajes, sino también nuevas mecánicas jugables, así como mejoras respecto al original. Los propios desarrolladores afirman haber escuchado la opinión de los fans para mejorar respecto a la primera parte, por lo que podemos esperar que algunos de los problemas mencionados queden solucionados.


Cierre

Con estas líneas llegamos al final del escrito, dónde hemos repasado puntos clave de Atelier Ryza. Con la llegada de su secuela este 29 de enero, descubriremos si las ventas japonesas del título justifican las promesas de los desarrolladores. Podéis encontrar más información sobre la franquicia en nuestra web, así como seguir nuestra cuenta de Twitter para estar al tanto de todas las novedades.

Escrito por: Victor Puig

Salí plurilingüe y acabé de profesor de idiomas. Me encantan los juegos de lucha, los JRPGs y sobretodo los indies. La buena música, dentro o fuera de los videojuegos, es otra de mis pasiones.