Bend Studio, padres de Days Gone, sufren la marcha de los directores del juego

Tanto John Garvin como Jeff Ross, directores del juego Days Gone, exclusivo de PlayStation 4, anunciaron durante las últimas horas del día de ayer su marcha de Bend Studio. De esta forma, ambos creadores buscan cambiar de aires o bien descansar de la exigencia del mundillo de los videojuegos, algo bastante habitual en los profesionales del desarrollo.

directores days gone

La relación entre John Garvin y Jeff Ross se remonta a tiempos donde Syphon Filter colmaba las estanterías de las tiendas, por lo que la decisión de abandonar el estudio y la estrecha relación temporal entre ambos anuncios podría indicar que era un movimiento que tenían planeado entre los dos directores de Days Gone.

John Garvin, en su propia cuenta de Twitter, anunciaba su marcha con sorpresa, y es que el creador ya no era parte de la compañía desde hace un año aproximadamente. Con estas palabras, Garvin comunicaba que desde que se lanzó Days Gone ha estado «centrándose en proyectos personales: pintar, escribir, publicar… en general, disfrutando de un descanso de la industria de los videojuegos«. Así se despedía el creador, no sin antes hacer un repaso a su carrera en el estudio.

Por su parte, Jeff Ross anunciaba su partida con menos texto que Garvin, comunicando que esta era su última semana en el estudio first party de PlayStation. «Estoy increíblemente orgulloso de todos los juegos que tuve la oportunidad de hacer, pero también espero con ganas los nuevos desafíos que se presenten. Daré a conocer mis planes más adelante, pero me mudaré a Chicago una vez se calme la COVID», explicaba Ross. Sin embargo, esos «nuevos desafíos» podrían dejar la puerta abierta a futuros proyectos por parte del creativo, por lo que seguirá ligado a la industria.

Escrito por: Alejandro Espacio

Estudiante del grado Ingeniería Industrial Electrónica y Automática. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.