«Clásicos olvidados»: Army of Two

Como veis, las comillas indican que no son clásicos como tal, pero me gustaría hablaros de ciertos juegos de anteriores consolas que han tenido poco bombo o que secuelas de la misma entrega han sido tan horribles que se terminó por obviar las primeras entregas.

Si leéis mis artículos, sabréis que soy un ente especial que no suele jugar demasiado a la PlayStation, pero también soy un tipo consecuente, y si existe un juego divertido y que recuerdo con mucho cariño de PlayStation 3 es Army of Two, entre otros. Un shooter en tercera persona que presenta un modo de juego que no se había tocado mucho, pues como verdaderamente disfrutas este juego es en cooperativo. Salem y Rios, dos rangers del ejército de los Estados Unidos (por supuesto) que más tarde pasan a trabajar con Clyde, un mercenario con el que trabajaron anteriormente y que le ofrece al jefe de los protagonistas unirse a su periplo contra las fuerzas terroristas de Al-Quaeda.

army2

Es un típico shooter con montones de armas, pero conocer la personalidad de cada uno de los protagonistas del juego es un punto a favor que los juegos del género no tienen actualmente, pues van más enfocados a un online que me permita jugar rápido y sacar el estrés del día acumulado («los profes me han mandado mucha tarea» suele ser la frase que abre paso a sacar el estrés). Tanto Salem como Rios tienen dos personalidades bien diferenciadas: Tyson Rios es un neoyorquino de casi dos metros que mezcla a la perfección cuerpo y mente, que sumado a su calmada actitud le hace un perfecto soldado; por otro lado, Elliot Salem pasó de bakala de barrio chungo de los Estados Unidos a soldado perfectamente adiestrado gracias al Sistema Penal del estado de Luisiana, aunque su estilo de vida derrochador y materialista sigue ahí, por lo que suele tener problemas de dinero y su vida pasada le hace ser un poco lanzado.

Se ve claramente que son dos personalidades totalmente opuestas, pero cuando van juntos por el campo de batalla tenemos el mejor equipo posible para solventar cualquier misión de cualquier calaña.

army4

En cuanto a la jugabilidad, destacar su sencillez. Típicos controles de shooter con posibilidad de usar el SIXAXIS para recargar, mucho más cómodo que dándole a un botón, aunque los que estuvieran acostumbrados tenían la posibilidad también de hacerlo. La cooperación entre los personajes es totalmente necesaria para poder superar los obstáculos que se nos van presentando. Desde subir a lugares elevados, como abrir puertas, incluso acabar con hordas de enemigos, habrá que hacerlo cooperativo, lo que le da cierto toque de dificultad que se debe solventar con una buena sincronización.

Tácticas nunca vistas en un shooter y que, yo al menos no he visto en las novedades del género, como el espalda contra espalda o que el enemigo fije en uno de los dos su atención por el simple hecho de llevar un arma mejor. Estas cosas son las que se echan de menos en los shooter actuales, solo por eso para mí, Army of Two le da muchas vueltas a algunos de los actuales.

army3

Personalmente le tengo mucho cariño a este juego porque me lo pasé enterito con un buen amigo mío cuando salió. Nos lo pasamos genial quedando todas las tardes de ese verano de 2008, año que se estrenó. Podíamos estar horas con una cosa curiosa que tenía: cuando estabas al lado de tu compañero y le dabas a cierto botón, Salem y Rios interactuaban. Podían desde chocar esos cinco hasta darse de tortas, lo cual hacía el juego muchísimo más divertido.

Si os gustan este tipo de vistas atrás no dudéis en decírnoslo, pues vuestros deseos son órdenes para los redactores de Legión de Jugadores. «De jugador a jugador».

Escrito por: Alberto de la Uz

Estudiante en la Universidad Complutense de Madrid. Jugador y nintendero desde los 3 años. Batería y bajista de rock/metal. Profesor particular a nivel de ESO y Bachillerato. @ElJalberto