Crítica – Resident Evil: Infinite Darkness

Tras varios años desde los sucesos ocurridos en Raccoon City, Leon y Claire intentan salir adelante por caminos separados, y SPOILER sale mal. Claire se infiltra en un laboratorio secreto de Umbrella en París y tendrá que enfrentrarse a dos hermanos que rozan de forma preocupante el incesto. Leon, en cambio, recorre un lugar recóndito de un país ficticio llamado España para salvar a la hija increíblemente suicida del presidente de Estados Unidos. Y como es sabido en esta saga, todo se soluciona con tiros, lanzacohetes y grandes explosiones. Pero estamos en Resident Evil y los virus mezclados con bichos asquerosos no descansan nunca, y en esta ocasión nos lleva hasta Resident Evil: Infinite Darkness.

Después de los hechos ocurridos en Resident Evil 4 y antes de los eventos en Resident Evil 5, Infinite Darkness nos narra un nuevo episodio terrorífico de la saga. La serie de Netflix creada por el estudio de animación CGIDesam se estrenó el pasado 8 de julio en la plataforma online. Por ello, os traemos una reseña de la serie completa sin spoilers con las nuevas mágico-aventuras de Leon y Claire de la saga de zombies Resident Evil. Advertencia: si veis un cuerpo en el suelo sin moverse, mantened vuestra pistola en alto, por lo que pueda ocurrir.

Resident Evil Infinite Darkness destacada

La vuelta de Leon y Claire

Claire se encuentra trabajando en una ONG de un país remoto y destrozado por la guerra llamado Penamstan. Mientras intenta ayudar a sus habitantes, descubre ciertas pistas que le recuerdan a los terribles eventos de Raccoon City. En cambio, Leon, ahora siendo un agente federal estadounidense, es llamado para acudir a la Casa Blanca por los hechos extraños ocurridos en dicho país. No obstante, antes de que pudieran esclarecer los sucesos, se ven atacados por criaturas que no le son para nada desconocidas.

Siendo un capítulo a parte en la saga y sin poder considerarse una obra maestra, Infinite Darkness consigue lo que se propone: entretener. Y es que la serie de Netflix posee una ambientación y un estilo muy propios de la famosa franquicia de zombies. La iluminación, el estilo, los cambios de plano… todo nos recuerda a los títulos de Resident Evil, y precisamente ahí es donde acierta la serie. No olvida de dónde procede, entiende lo que significa la franquicia y hace alusión a sus orígenes de forma cuidada e interesante.

La animación es quizá el apartado más pulido de todos. Es muy realista sin dejar de lado en ningún momento el estilo de los juegos. Las expresiones faciales de los personajes son sutiles pero vivas, siendo muy humanas; los escenarios poseen reflejos, sombras y texturas asombrosas que enriquecen la animación y la propia narrativa. Y si le añadimos la acción y ritmo que caracteriza a la saga, podríamos estar hablando de una gran no adaptación.

Acción precipitada

Resident Evil: Infinite Darkness es una serie de animación de cuatro capítulos que duran menos de media hora cada uno. Es de agradecer la brevedad de cada capítulo, teniendo en cuenta lo abrumador que puede resultar ver series con capítulos de una hora. No obstante, en este caso es un arma de doble filo, ya que aunque es breve, da la sensación de que se dejan cosas en el tintero. Al ser cuatro capítulos de 25 minutos, se apresuraron en contar la historia, quizá demasiado. Principio, nudo y desenlace, todo se precipita rápidamente y se soluciona aún más deprisa. Da la sensación de que la serie mejoraría si le hubieran dado algo de tiempo de cocción.

Pero aunque se trata de una serie, aprovecha muy poco el medio cinematográfico. En ocasiones, da la sensación de que son cinemáticas de un juego sin ningún tipo de jugabilidad que enlace los hechos. Podrían haber aprovechado mucho más el hecho de ser una serie de lo que lo hacen en realidad. Resulta un tanto inconsistente el cómo cuentan la historia, dejando algunas lagunas para la imaginación de los espectadores.

Aunque sea una serie visualmente atractiva, y que respeta la esencia de la saga, pasa de sencilla a simple, resultando muy predecible. De hecho, al tener una duración tan reducida, es complicado contar una historia completa y adictiva que mantenga la atención de los usuarios en todo momento. Y menos aún si puedes adivinar cada uno de los giros de guion.

Entendí la referencia

Infinite Darkness no solo respeta cuidadosamente la saga de juegos, sino que la celebra. Durante toda la serie podremos ver numerosas alusiones a diferentes momentos de la franquicia, como la plaga ocurrida en Raccoon City. Además, al localizarse en la Casa Blanca era inevitable nombrar y hasta ver una imagen de Ashley Graham, hija del Presidente de EEUU y acompañante frecuentemente secuestrada durante Resident Evil 4.

Uno de los mayores problemas de las adaptaciones de videojuegos es que olvidan por completo de dónde vienen: cambian gran parte de la trama, o directamente se la inventa, o modifican tanto a los personajes que llegamos a olvidar quiénes son. Aquí esto no ocurre, aunque bien es cierto que esta serie no está basada en ningún juego, sí que respecta la saga de juegos. Entiende qué es lo que hace a Resident Evil una franquicia eterna y eso es importante.

No es la historia más épica que podremos encontrarnos, ni lo pretende. Es un breve episodio en el que podremos ver una vez más a personajes tan importantes para la saga como son Leon y Claire. Una nueva historia con la que los fans más acérrimos podrán disfrutar de la acción con toques de terror tan característica en Resident Evil.

A buen fin no hay mal principio

Si buscas una serie sencilla, con la que pasar la tarde entretenida y sin muchas complicaciones, Resident Evil: Infinite Darkness es una buena opción. Es breve, compacta, algo irregular pero muy fiel a los juegos originales. Con su asombrosa animación, encandilará a los fans que quieran ver un capítulo más en la historia de Resident Evil protagonizado por Leon S. Kennedy y Claire Redfield.

Resident Evil: Infinite Darkness está disponible de forma completa en Netflix. Además, podéis encontrar más información sobre este título y su franquicia en nuestra web. Y no olvidéis seguir nuestra cuenta de Twitter para estar al tanto de todas las novedades de la industria.

Escrito por: Noe Arredondo

Jugadora desde que elegí a Charmander en el Pokémon Azul. Defensora acérrima de los videojuegos como forma de arte y hago chistes cuando estoy incómoda.