Devil May Cry 5 cumple un año y sigue siendo magnífico

Devil May Cry es ya a día de hoy una saga de culto para aquellos fanáticos de los videojuegos que encuentran su felicidad en el género hack and slash. Con su primera entrega lanzada a principios de los 2000, lleva ya una decente cantidad de títulos a sus espaldas. Tras el bajón provocado por Devil May Cry 2, Capcom supo salvar el pellejo haciendo gala de Devil May Cry 3, juego que muchos consideran no solo el mejor de la saga sino un punto de inflexión en el género. Más adelante llegaría Devil May Cry 4 y DmC: Devil May Cry (un reboot de la saga), los cuales gustaron menos que el anterior en general.

Como era de esperar, ciertos fans (y el propio director de la saga) no estuvieron satisfechos con este reboot creado con DmC, por lo que intentaron rescatar de nuevo a la saga con Devil May Cry 5. Y lo consiguieron. Y es que del lanzamiento de esta quinta entrega resurrectora hizo ya un año el pasado domingo 8 de marzo, y desde Legión de Jugadores no pudimos evitar querer dedicarle unas palabras. No exagero cuando aseguro que más de uno considera que este título fue el verdadero GOTY de 2019.

Devil May Cry 5

Una historia bien contada

Los hack and slash generalmente suelen tener historias más bien simples, puesto que el fuerte de estos títulos no es la historia que te cuentan, sino la jugabilidad. Devil May Cry lleva a sus espaldas títulos que cuentan con historias separadas y autoconcluyentes, pero se nota que no contaban esas historias de la mejor manera. Esto no ha ocurrido con Devil May Cry 5. Hemos podido notar una gran mejora, no solo en la historia, sino en la forma de ser contada, ya que si bien ya en Devil May Cry 4 teníamos secuencias, las de este último se llevan la palma. Además, algo que hace bastante bien el título es aprovechar muy bien la relación que hay entre los personajes, algo que se desaprovechó en las primeras entregas en mi opinión.

Tras la cuarta, podemos ver que efectivamente, los personajes ya se conocen y trabajan juntos (más o menos) y es a raíz de eso que empieza Devil May Cry 5. Bajo la premisa de un ataque demoníaco que inspira bastante temor entre la población de Red Grave City, tenemos a 3 personajes controlables: el cazademonios legendario Dante, Nero y el chico misterioso, V, que hace las veces de cliente de la agencia Devil May Cry pidiendo dar caza al demonio. Si os fijáis, he mencionado el nombre de la ciudad, y es que en este caso SÍ es relevante. Sin entrar en ningún tipo de spoilers, esta ciudad es donde comenzó todo. Sin esta ciudad, no tendríamos Devil May Cry. Y ese es un buen detalle por parte de los desarrolladores. No solamente han aprovechado las relaciones entre personajes sino que han sabido aprovechar también el trasfondo.

Devil May Cry 5

Sigue siendo magnífico, pero sigue sin ser perfecto

Es aquí cuando, entre todos, véase Dante, Lady, Trish, Nero y V se juntan para derrotar a Urizen (el demonio). Pero es demasiado poderoso, y finalmente todos acaban por caminos separados con el objetivo de reagruparse y reponer fuerzas. Como os comenté antes, solamente controlamos a Nero, V y Dante, a lo largo de 20 misiones. Algunas de ellas exclusivas para cierto personaje, aunque otras son compartidas, por lo que el juego invita a rejugarlo, ya que la misma misión con la diferente perspectiva de otro personaje (suelen ser caminos distintos para no repetirse) ofrece más detalles de la historia. Como apunte, he echado en falta la posibilidad de controlar a Trish, Lady y Vergil, siendo un gran paso atrás desde la cuarta entrega.

lady

Pull my devil trigger

Sí, que tenga una historia buena está bien, pero no olvidéis que ese ni siquiera es su punto fuerte. Ahora vengo a hablaros de lo mejor que puede ofrecer Devil May Cry 5: la jugabilidad. Sin ir más lejos, y como opinión personal, es una de las mejores (si no la mejor) jugabilidad que he tenido el placer de probar en un juego de acción. Con una gran variedad de combos, habilidades y demás, aparte de todas y cada una de las armas de Dante, el título ofrece un grandísimo abanico de posibilidades. Y como viene siendo habitual, tenemos el sistema de estilo. Este sistema nos incita a que no solamente hagamos daño a nuestros enemigos, sino a que hagamos de cada batalla un espectáculo.

Y es que puede que al principio sea algo menos llamativo, pero conforme vas habituándote a los controles y a la manera de atacar de cada personaje (con V puedes simplemente aporrear el mando y ver qué sale), empiezas a disfrutarlo como nunca. De hecho, y a modo de broma, uno no ha jugado bien a Devil May Cry si no escucha en su juego a la voz comentarista decir cada uno de los estilos de Dante con el sonido de su cambio de armas de fondo. Verdaderamente espectacular. Además, las altas dificultades se sienten como un auténtico reto y dan lugar a mejorar nuestras habilidades como jugadores, ya que al tener más vida los enemigos podemos «jugar» más con ellos.

música en el videojuego
Llegar al SSS en estilo es difícil pero la recompensa vale la pena.

Las burlas y el retorno del Palacio Sangriento

No podía faltar en un juego de esta índole las burlas. En mitad del combate puedes mofarte de tus enemigos para aumentar el estilo. Puede ser peligroso, pero si lo dominas, queda una sobrada bastante guapa. Y es que esto es parte de Devil May Cry. Todos sus personajes son habilidosos, fuertes y chulos. Lo gracioso de estas burlas es que sin ninguna duda se las han currado bastante. Cada personaje tiene un gran abanico de burlas aleatorias, además de hasta un baile por si quieres ya abusar de chulería, e incluso una provocación especial que altera el aspecto físico, conseguidas tras superar el Palacio Sangriento.

Y es que DMC5 no es solo la historia y las dificultades. Este Palacio Sangriento es un reto bastante imponente, mecánica rescatada de sus hermanos pequeños que consiste en una serie de 101 combates seguidos sin posibilidad de guardar entre ellos. No es necesario decir que cualquier jugador se puede sentir literalmente un dios tras completar este desafío, disponible para los 3 personajes principales. Conforme vas subiendo pisos, se complica cada vez más, y llega un punto en el que cada batalla es desesperante. Como consejo personal, no os recomendaría afrontar este reto sin estar preparados tanto en habilidad como mentalmente, ya que la frustración de perder en el piso 99 casi me deja sin mi mando de PS4.

Devil May Cry 5

Conclusiones

En resumidas cuentas, Devil May Cry 5 se alza como un fénix de sus cenizas para resucitar la saga que tantos fanáticos ha generado en todo el globo. Haciendo gala de un apartado gráfico y una ambientación maravillosos, recoge cada aspecto que ha hecho grande a cada uno de los títulos anteriores para fusionarlos en un juego que puedo decir sin temor a equivocarme que se encuentra entre los juegos que más me han gustado de todos los que he probado, y seguramente no sea el único. Si pudiera decir algo malo de él, no obstante, sería que me parece mal no haber podido controlar a Trish, Lady (las cuales han quedado reducidas a mujeres florero…) o Vergil como sí se pudo en el 4, pero no todo podía ser perfecto. Solo queda seguir molestando a los de Capcom para ver si nos hacen caso y hacen algo al respecto.

Devil May Cry 5

Para finalizar, os recordamos que Devil May Cry 5 está actualmente disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC, y que podéis leer nuestro análisis del mismo aquí. Asimismo, una versión especial para Nintendo Switch de Devil May Cry 3 está ya disponible, por lo que os recomendaría echarle un ojo si estáis interesados en disfrutar de dicha entrega en la híbrida de Nintendo con notables mejoras. Finalmente, podéis seguirnos en nuestra cuenta oficial de Twitter para estar al tanto de más novedades.

Escrito por: Jose García Sanjuán

Estudiante de Ingeniería Electrónica y amante de los videojuegos, sobretodo de los J-RPG (si son de Nihon Falcom mejor), aventuras gráficas o juegos de acción en tercera persona.