Dragon Quest I, II y III llegarán a Europa este 27 de septiembre

Dragon Quest I, II y III formaron parte del último Nintendo Direct… únicamente en Japón. Allí, el formato de la gran N contó con unos minutos extras de duración en los que anunciaron la llegada de estos títulos a Nintendo Switch. Así, esta fecha les resultará familiar a los fans del JRPG de Yuji Horii, la mente maestra tras los títulos que ilustra Akira Toriyama, ya que el 27 de septiembre es el día escogido para el lanzamiento de la undécima entrega en la consola híbrida de Nintendo. Por tanto, los seguidores de la licencia estarán de enhorabuena, contando con hasta 4 títulos, dicho mal y rápido, de golpe y porrazo.

Dragon Quest I, II y III no podrán adquirirse, al menos de momento, en formato pack

Así, a la vez que Dragon Quest XI, la trilogía original de NES podrá ser adquirida de manera online en la e-Shop de Nintendo. De hecho, si bien no conocemos los precios de cada obra, podemos hacer un cálculo aproximado en base a su precio en territorio estadounidense, lugar dónde ya se ha revelado el importe exacto. Con la costumbre de igualar los precios en lugar de hacer la conversión directa, se espera que la primera entrega tenga un valor de 4,99€, siendo los de la segunda y tercera 6,49€ y 12,49€ respectivamente. De esta manera, los fans europeos podrán disfrutar por primera vez de estos títulos, los cuáles aterrizarán en nuestro territorio al fin de manera oficial.

Si bien los rumores se dispararon tras el último Nintendo Direct nipón, anunciado que la trilogía contaría con texto en inglés, estos han resultado ser a la postre ciertos. Así, este 27 de septiembre, coincidiendo con la llegada de Dragon Quest XI S: Ecos de un Pasado Perdido, la trilogía original se lanzará en la e-Shop de Nintendo. De momento, para amenizar la espera hasta ese día, te dejamos con nuestro análisis de la versión sin añadidos.

Fuente

Escrito por: Abelardo

Estudiante de Filología Hispánica. Empecé con una Súper Nintendo y jamás dejé esta afición. Veo películas, y a veces leo, pero con la frecuencia con la que pasa un cometa.