Entrevista Enrique Gil (Reseñas Cortas)

10 de julio de 2020. Este día, para muchos uno más de este alocado año, supone un gigantesco cambio en la vida de Enrique Gil. Retomando un proyecto que cayó en el olvido, este joven andaluz lanza un juego sobre su mantel y empieza, durante 2 minutos, a ensalzar las virtudes y señalar los puntos negativos del mismo. ¿El título en cuestión? The Last Of Us Parte II, la última obra de Naughty Dog y claro candidato al GOTY.

Tras el revuelo causado en Twitter, Gil contempla cómo una bola de demolición se cierne sobre la vida que conoce, comenzando a adquirir cierta notoriedad que le hará escribir un excelente artículo, «La intranquilidad tras la tempestad», un texto dónde aborda la gestión de la fama y cómo hacer frente a la presión que esta genera. Si a estas alturas no sabéis todavía de quién hablamos, nos complace confirmar que hemos tenido el placer de entrevistar a la mente tras Reseñas Cortas, la personalidad que ha sacudido el medio en nuestro país irrumpiendo gracias a su carisma, su visión de la industria… y sus manteles.

Logo de Reseñas Cortas realizado por @NareHop

Pregunta: La primera pregunta es obligatoria, ¿dónde consigues esos manteles llenos de carisma?

Respuesta: La verdad es que no sé cuándo he conseguido tantos manteles. Sé que mi suegra nos los regaló cuando mi pareja y yo nos independizamos, pero simplemente estaban ahí. A raíz de los vídeos he comprado algunos en tiendecillas, pero los que más se ven en los vídeos llevan años metidos en un cajón esperando su momento.

P: Cómo si de una bola de demolición se tratase, Reseñas Cortas reapareció hace escasos meses para dar un vuelco a la perspectiva analítica en la industria española. ¿Cómo has aprendido a gestionar la notoriedad en un espacio tan corto de tiempo?

R: La verdad es que no he aprendido aún. Me veo superado muchas veces por todo lo que me rodea, desde los comentarios más negativos al exceso de cariño por parte del público. Soy una persona muy introvertida, llevo mal las interacciones con otras personas y tiendo a agobiarme cuando soy el foco de atención, así que hay días que simplemente colapso, sobre todo cuando saco vídeo nuevo y comienzo a recibir notificaciones constantes.

Poco a poco voy aprendiendo a golpes. Muchas personas me recomiendan que no lea comentarios, que desconecte del número de seguidores y disfrute, pero siempre he sido una persona tremendamente obsesiva por hacer las cosas bien y cuando veo que la cosa decae me preocupa. Aunque cada vez aprendo más a tomarme las cosas de otra forma o a hacer caso omiso a ciertos comentarios, es algo que te toca hacer para seguir disfrutando de esto.

Extracto de la reseña corta de The Last Of Us Parte II, la causante de todo el fenómeno provocado por Enrique Gil

P: Un mantel, una mano y comentarios ingeniosos, tu fórmula se sustenta en tres pilares fundamentales que parecen huir de los arquetipos establecidos a la hora de analizar juegos. Ya que nunca utilizas un sistema numérico del 0 al 10, ¿crees que es un modelo destinado a desaparecer debido a lo desvirtuadas que están las notas?

R: Es curioso porque muchos comentarios me dicen «¿Pero te ha gustado el juego o no?» porque no doy ninguna valoración en cuanto a si me gusta o no. Tampoco es el motivo de las reseñas, que no dejan de ser un monólogo de dos a tres minutos sobre algún aspecto del juego o la comunidad que le rodea.

Yo soy una persona contraria a las notas desde siempre, ya no solo porque tiran por tierra el trabajo el analista, que se tiene que enfrentar a la pantalla en blanco y estrujarse la mente para sacar argumentos de peso para desgranar el juego, quedando al final todo resumido en un simple número. Es que jamás he entendido en base a qué debo puntualizar. El videojuego no es algo tangible o matemático, ¿qué debemos considerar como el estándar a la hora de hablar de gráficos, apartado artístico o jugable?, no podemos defender la subjetividad de las obras y la intención de su narrativa en el control o la historia y luego puntualizarla. Me parece absurdo, sencillamente.

P: Tras el boom inicial, comentaste en un artículo reciente, La intranquilidad tras la tempestad, que los números empiezan a estabilizarse, ¿temes llegar a sobre fijarte en las cifras o las consideras simplemente un número?

R: Me gustaría decir que aún no ha llegado ese momento, pero lo cierto es que sí. En mi cabeza sé que es un número, recibo cariño de la gente y debería contentarme con eso, pero cuando tienes un terrible sentimiento de inferioridad o una autoestima bajísima, los números son una obsesión por saber si lo que haces gusta.

Sabía que todo esto tenía que bajar, es normal, Reseñas Cortas tuvo su boom y ahora se mantiene, lo que pasa es que de repente todas las métricas se ponen en rojo y te avisan de que la cosa baja, pero solo es porque en apenas dos o tres meses llegaron 30.000 suscriptores a YouTube y ahora sube a un ritmo normal. Pero tu cabeza decide ignorar por completo toda lógica y te saltan todas las alarmas, piensas que lo estás haciendo mal, que estás desaprovechando el éxito, te sientes un fraude del que todos se han cansado. Es jodido de mentalizarte de ello.

Los números no son siquiera una cuestión de ego, no miro mis estadísticas y sonrió con orgullo, es simplemente saber que lo que haces está bien. Porque mentalmente no tienes las herramientas para identificarlo por ti mismo.

Actualmente, Enrique Gil transmite a través de su cuenta de Twitch casi a diario, realizando gameplays de títulos de diversos géneros

P: Los “reseñiers” (me permito la licencia de catalogar al fandom) están integrados por algunas de las personas más notorias del sector, ¿qué supuso para ti recibir esta notoriedad de personas que llevas tiempo siguiendo?

R: En sí que alguien, independientemente o no de su notoriedad en internet, se fije en tu trabajo es extraño. El público de Reseñas Cortas es entregadísimo, la gente es amable, te animan sin conocerte, hacen memes, dibujos e incluso canciones. Es una cantidad de cariño que agradezco enormemente aunque a veces me resulte difícil de manejar.

En el caso de estas personas de la industria que destacan por su trabajo y alcance, es algo muy loco. A la mayoría los seguía porque me gustaba su trabajo o me caían bien y ver que reaccionan a tus vídeos e incluso les interesa lo que haces es una locura. Recuerdo ver a Caliebre reaccionando a mis vídeos y pensando «joder, he cantado Koji-Man a pleno pulmón en la ducha y ahora se está partiendo el culo con mi trabajo» o Caith Sith viendo con todo su público de Twitch mis vídeos y diciendo cosas increíbles de mí. Creo que ese fue el momento donde me di cuenta realmente del alcance que había cogido todo esto, ver que todo el mundo, sean personas que conozco o no, fijan su mirada en mí y les gusta lo que hago. Les hace reír. Aún no sé ni cómo mentalizarme de ello.

P: Aprovechando el tirón de Reseñas Cortas, has inaugurado un canal de Twitch donde ofreces contenido diario, así como retomado diferentes proyectos relacionados con la escritura, todo ello sin dejar tu principal tu trabajo. ¿Crees que mantener la estabilidad es importante o, como algunos aseguran, debes aprovechar el momento?

R: Creo que debes aprovechar el momento sin renunciar a la estabilidad mental. No meterte en proyectos que sepas que no vas a poder gestionar o con los que estarás incómodo. Soy consciente de que podría haber aprovechado mejor Reseñas Cortas, que quizás con más picardía o aceptando algunas cosas podría haber ido mejor, pero en lo que estoy ahora mismo es donde siempre he querido estar. En Twitch tengo un contacto directo con mi público, allí puedo ser Enrique en vez de ser la parodia, jugamos, nos reímos, debatimos, es genial. Y luego puedo seguir escribiendo que es lo que siempre me ha motivado.

Dar un pelotazo, al menos en el ámbito de reconocimiento, no está reñido con tener que pasar por el aro de todo. Tengo mi trabajo, no me gusta, pero me da para vivir y por ello tampoco tengo que doblegarme a hacer nada que no quiero. Así que prefiero vivir esto de forma moderada a no soportarme ni yo mismo.

Reseñas Cortas – Respuestas Cortas

Una vez Enrique abordó todas estas cuestiones, de índole más personal y con las que podía explayarse, le planteamos una serie de preguntas cortas con respuestas aún más escuetas. Así, siguiendo el espíritu de su cuenta alternativa, le enviamos diez preguntas sencillas que abordó sin problema, conociendo de esta forma un poco más a Enrique Gil en lugar de a Reseñas Cortas, el «personaje» que le colocó en el foco.

  1. ¿JRPG o RPG occidental? JRPG.
  2. ¿Super Nintendo o Mega Drive? Mega Drive.
  3. ¿Hidetaka Miyazaki o Hayao Miyazaki? Hidetaka Miyazaki.
  4. ¿Prensa digital o en papel? En papel.
  5. ¿YouTube o Twitch? YouTube.
  6. ¿Películas o series? Películas.
  7. ¿Música o podcasts? Música, sin dudarlo.
  8. ¿Juego en línea o modo historia? Modo historia.
  9. ¿Formato físico o digital? Formato físico.
  10. ¿Enrique Gil o Reseñas Cortas? Enrique Gil.

Llegados a este punto, solo podemos agradecer a Enrique Gil toda la disponibilidad ofrecida desde el primer momento. En todo momento, la mente tras Reseñas Cortas se ha mostrado amable, cortés y gentil, ofreciéndonos todo lo que está en su mano para facilitar esta entrevista que hoy podéis leer. La gestión de la fama es dura, y saber cómo encajar las críticas todavía más, pero desde Legión de Jugadores estamos seguros que personas como Enrique, que solo aportan bondad al medio, lograrán saldar con éxito cada meta que se propongan. Desde luego, le deseamos toda la suerte posible, pero con su metodología y trabajo duro no la necesitará.

Escrito por: Abelardo

Con un mando en las manos desde que tengo uso de razón, empecé con una Super Nintendo y desde entonces no he parado. Lector ocasional, apasionado por los mundos de Miyazaki y nieto de Lolita y Juan.