Final Fantasy VII Remake podrá ser pre-descargado una semana antes del lanzamiento

Final Fantasy VII Remake se encuentra ultimando su lanzamiento. La epopeya de Square Enix, que es una revisión del título original de la primera PlayStation lanzado en 1997, ha habilitado una opción para pre-descargar el título. Así, la propia PlayStation, de momento el único sistema en el que aparecerá el título, ha autorizado que los usuarios descarguen el juego desde el 3 de abril, una semana antes del lanzamiento. De esta manera, la compañía compensaría a los usuarios por la bajada de velocidad que están experimentando debido al coronavirus, un hecho que habría dificultado la descarga de los más de 100Gb que pesa el juego.

Si bien podrás descargarlo antes, no podrás jugarlo hasta la fecha de salida

Pese a habilitar esta opción, ni PlayStation ni la propia Square Enix han confirmado que los usuarios vayan a poder jugar al título una vez lo tengan descargado. Así, estos tendrán que esperar hasta el citado 10 de abril, día en el que el juego se pone oficialmente a la venta. De esta manera, aquellos que se hayan hecho con el juego vía digital, si bien podrán disfrutar de él desde las 00:00 del 10 de abril, podrían llegar a jugar más tarde que otros usuarios que hayan optado por la vía física, teniendo algunos de estos la suerte de haber recibido la copia varios días antes, incluso semanas, por la crisis del coronavirus.

Final Fantasy VII Remake desarrollará en esta primera entrega toda la historia vista en Midgard, narrándonos así los primeros compases del título original. Aún así, el propio equipo ha confirmado que este será un juego independiente por sí mismo, contando con una gran duración y post-game, un hecho del que varios fans dudaban. De momento, habiendo entrado ya en abril, tendremos que esperar poco menos de 10 días para poder echarle el guante a uno de los juegos más esperados de la generación.

Fuente

Escrito por: Abelardo

Estudiante de Filología Hispánica. Empecé con una Súper Nintendo y jamás dejé esta afición. Veo películas, y a veces leo, pero con la frecuencia con la que pasa un cometa.