Halo Infinite: El desarrollador tras las acusaciones de crunch matiza su discurso

Un ex-trabajador de 343 Industries, la desarrolladora tras Halo Infinite, reestructura sus palabras sobre el crunch en la compañía.

Cuando hace unos días supimos, de mano de Jason Schreier, que un ex-empleado de la empresa tras Halo Infinite acusaba a la compañía de crunch, nadie se llevó las manos a la cabeza. Después de los casos vistos en Naughty Dog y CD Projekt RED, parece que las malas praxis laborables son una tónica común en todos los grandes estudios del mundillo. Según la información que pudimos conocer, plasmada en un foro de ResetEra y recogida para Bloomberg News por el propio Schreier, la desarrolladora se encontraría muy lejos de respetar a sus trabajadores. Jornadas de trabajo excesivas, horas extra hasta la madrugada y condiciones laborales pésimas representaban la forma de trabajo de 343 Industries. Pero, un par de días después, este ex-trabajador ha querido matizar su discurso.

Según el mismo, que actualmente trabaja en Certain Affiniy, todo se debe a una mala planificación. El estudio trabajaba, al mismo tiempo, en Halo Infinite y en un nuevo motor gráfico dedicado al juego. Por este motivo tuvimos aquella demostración tan criticada, ya que el producto se encontraba muy lejos de estar siquiera visible. Pero, y aquí es donde comienza a retractarse, señala que no se refería al estudio en concreto. Hablaba, según él, de la industria en general. Además, aclaró que los trabajadores no realizaban horas extra por imposición de los ejecutivos. Así, se reafirma y asegura que estas jornadas intensivas eran por voluntad propia y que, además, otorgaban futuros días libres. Por último, aseguró que no deberían existir muchas expectativas con Halo Infinite. De hecho, añade que no afirma esto por tratarse de un mal juego, sino que las expectativas ya son demasiado altas.

Fuente

Escrito por: Abelardo

Con un mando en las manos desde que tengo uso de razón, empecé con una Super Nintendo y desde entonces no he parado. Lector ocasional, apasionado por los mundos de Miyazaki y nieto de Lolita y Juan.