Into the Badlands, la nueva serie de AMC.

El futuro. La humanidad ha sufrido el azote de una gran guerra. Años más tarde: coches destartalados devorando kilómetros por caminos sin asfaltar, campos de Louisiana sembrados de opio, señores feudales que rigen con mano de hierro el destino de sus gentes y tipos con bombín y bigote empuñando katanas. A toda esta mezcla añadamos a un implacable y frío asesino en el que empiezan a despertar sentimientos y un joven desorientado que alberga en su interior un oscuro y devastador poder.

Esto es esto. No hay más. Ya está todo preparado. Ya estamos listos para disfrutar Into the Badlands.

Producida por AMC (Breaking Bad, The Walkind Dead) y creada por Alfred Gough y Miles Millar (Smallville) esta serie parece estar contando con el favor del público desde su estreno en noviembre de 2015 y podría llegar a convertirse en toda una serie de culto entre sus seguidores. Si sigues leyendo esto, sabrás por qué. Si, por el contrario, prefieres comprobarlo ya mismo, puedes disfrutar Into the Badlands en español a través de una plataforma digital la cual revelaremos tan pronto como nos llegue su cheque. Mientras tanto, ahí vamos:

Into the Badlands cuenta con Daniel Wu encarnando a Sunny (gran nombre para un asesino) y con Aramis Knight como su pupilo. Por cierto, pobre chaval Aramis Knight ¿no? ¡Menudo nombre! Supongo que se consuela pensando que si en vez de a Dumas, a sus padres les llega a gustar Stephen King lo mismo le llaman Cujo o Pennywise. Pero me desvío, sigamos con el elenco de actores. Marton Csokas encarna al malvado barón Quinn que tiene por esposas a Orla Brady y a Sarah Bolger. Y aún así saca el tío tiempo para ser malo. Fíjate tú. Emily Beecham es la líder de una casa rival, y Oliver Stark hace de intrigante hijo de Quinn. Completa el reparto Madeleine Mantock como interés romántico de Sunny.

reparto into the badlands

Vaya por delante que a mí la serie no me ha gustado. Ya ves qué cosas. Que sí, que me he visto la primera tanda de 6 episodios para poder analizar la serie para vosotros. Pero no me ha terminado de entusiasmar. Y pese a que soy un tipo terriblemente amargado, con mucho tiempo libre, sentado frente a un ordenador con conexión a Internet, no voy a poner Into the Badlands a caer de un burro sólo porque a mí no me guste.

Porque aquí, en Legión de Jugadores, hacemos las cosas distintas.

Y es que a pesar de que esta serie no me entusiasme, he de reconocer que es muy buena. No se le puede poner pegas. Estoy seguro de que a muchos de nuestros lectores les va a gustar.

Cuenta con una muy cuidada ambientación. Las vestimentas, los decorados, tienen un toque decimonónico pero que, cuando nos sentimos inmersos en ese ambiente, nos saca de él con una bofetada en forma de un coche, una lámpara o determinado edificio para recordarnos que se trata de un mundo en decadencia.

La fotografía es espectacular. Tiene planos que son auténticas obras maestras. Los vivos colores que salpican los escenarios en los que nos movemos a través de increíbles movimientos de cámara añaden gran dramatismo a las escenas. Se crea un contraste genial entre la oscuridad y la luz, el mal y el bien, la desolación y la esperanza, que resume a la perfección el espíritu de la serie.

Desde el punto de vista del argumento, la serie es fácil de seguir, con una dosis justa de intriga y sin demasiados trucos ni giros argumentales.

Pero he dejado lo mejor para el final. Las luchas. ¡Qué luchas! Todo un derroche de medios para una producción televisiva. Pero ¿qué sentido tiene en pleno tercer milenio que escriba sobre las luchas? Vedlo con vuestros propios ojos.

Una serie fantástica en muchos sentidos a la que recomiendo que echéis un ojo. Creo que tiene suficientes elementos del western, de las películas de samuráis, del cine de acción y del campo de la ciencia ficción, como para atraeros. Con espléndidas escenas de lucha y con una gran banda sonora. Todos y cada uno de sus elementos cuidados al detalle. Una apuesta arriesgada quizá para televisión, pero que a la vez estoy seguro de que les permitirá desarrollar una muy buena historia.

Gente, una serie que, sin duda, jugones y jugonas de pro, os dará un buen entretenimiento entre partida y partida.

Ya me diréis.

Escrito por: Pedro P.

Mi nombre es Pedro y pierdo pelo y gano kilos en Madrid, pero mi infancia y mi colección de cómics de Spider-Man siguen en Burgos. La crisis de los 30 me vino con 23 años. Ahora, con 34, espero que me venga la de los 40 jugando con mi vieja Game Boy, leyendo cómics y viendo series. Apenas cometo faltas de ortografía y me hago la declaración de la renta yo solito.