La difícil tesitura de Nintendo tras Pokémon GO

0_314_4NbJhMaG2iR2mhILv0Svf78jW822JsAE_0

Que Pokémon GO ha sido un éxito sin precedentes nadie lo duda a estas alturas de la película. Nintendo ha doblado su valor y la aplicación ya está generando mucho, mucho dinero a la nipona, gracias a sus micropagos y al acuerdo que ha llegado con Mc Donald’s. Esta, por cierto, también ha conseguido uno de sus mejores datos en bolsa gracias a la colaboración con Pokémon. Es una fiebre imparable. Sin embargo, hoy vengo a reflexionar con vosotros sobre si este abrumador éxito puede perjudicar a los planes a medio plazo que Nintendo tenía marcados.

Vuelta a los orígenes

Después de una decepcionante Wii U, pese a que haya conseguido un catálogo para nada desdeñable, y una 3DS que, aun siendo la reina indiscutible de las portátiles, ha sufrido las consecuencias de un terreno portátil que cae día a día; Nintendo está buscando reinventarse de nuevo.

Sabe que el éxito arrollador de Wii fue gracias al ámbito casual y también sabe que no es un terreno seguro por donde caminar. Por una sencilla razón: el jugador casual solo busca pasárselo bien de forma directa, no existe implicación emocional de ningún tipo. Por esta sencilla razón, no veremos nunca a alguien casual defendiendo a Nintendo en un foro de Internet, como sí ocurre con los usuarios de PlayStation o Xbox.

Sin embargo, el sector de la comunicación y las marcas se mueve ahora más que nunca por emociones, por historias que conmueven al receptor. Eso Nintendo lo sabe y ya ha puesto cartas en el asunto.

NintendoRed

De un tiempo a esta parte, la nipona ha comenzado una campaña de comunicación para volver a enamorar a los jugadores. No es casualidad que hace unos meses Nintendo cambiara su identidad gráfica volviendo al rojo, su color original. Como tampoco es casualidad que anunciara el lanzamiento de la vieja-nueva NES. Quiere dar un toque de atención a los jugadores y recordarles que es “La Gran N”. Y quiere que se le siga llamando así, no por lo que fue en el pasado, sino por lo que es ahora.

Un año decisivo

Para los próximos meses Nintendo tiene marcados en el calendario lanzamientos muy importantes, ya no solo por la inversión de dinero que haya puesto en ellos, sino por lo que representan. Que Nintendo va a seguir existiendo parece que ya no es motivo de debate. Lo que sí lo es, es si seguirá fabricando consolas de la misma forma en que lo ha hecho hasta ahora. Para eso, el éxito o no de NX va a ser crucial.

De la misma manera, la empresa está intentando reconectar a los jugadores con sus marcas más preciadas. The Legend of Zelda: Breath of the Wild, por ejemplo, buscará traer de nuevo las sensaciones de descubrimiento que provocaban las primeras entregas con un juego actual. Pokémon por el contrario, parece que quiere conectar pasado y presente lanzando en el mismo año las ediciones Rojo, Azul y Amarillo y las nuevas Sol y Luna.

SolyLuna

El huracán Pokémon GO

Pero de pronto ha llegado Pokémon GO. Una gran alegría para Nintendo, eso nadie lo puede discutir. Parecía un “proyecto menor”, pero sin embargo es la app que más factura y ha conseguido superar a Candy Crush como el juego con más jugadores simultáneos. Pero, ¿puede este gran éxito trastocar sus planes de futuro?

Como hemos dicho, este año está planeado el lanzamiento de la séptima generación de Pokémon. ¿Estarán los jugadores dispuestos a comprar esta nueva entrega cuando pueden seguir jugando a GO que es gratuito? ¿O estarán saturados de tanto Pokémon para cuando salga? Por un lado Nintendo no puede dejar caer su app y debe nutrirla de actualizaciones, mejoras y contenido. Sin embargo, ¿podría esto perjudicar al nuevo lanzamiento?

PokemonGO

Nintendo debe trabajar y mucho para, por un lado, diferenciar las dos propuestas y, por el otro, conectar lo máximo posible el juego de móvil con los de portátil, para captar a cuantos más usuarios mejor.

Sin embargo, el lanzamiento de Pokémon GO tiene repercusiones mucho mayores que el simple éxito de un juego. Que el público identifique a Nintendo con juegos para móviles más que con sus consolas supone un gran problema de cara al futuro de NX. Si Wii U ha vendido más de 13 millones de consolas no ha sido por el hardware, sino por sus exclusivos. ¿Quién nos asegura que se sigan comprando consolas Nintendo si sus franquicias también se pueden jugar en un teléfono móvil de forma gratuita?

En los próximos meses, Nintendo tiene mucho trabajo que hacer. Debe diferenciar sus propuestas. Debe poner sobre la mesa el valor de sus proyectos de consola, mientras aprovecha y nutre el éxito de los que están destinados para móvil. Y sobre todo, debe comunicar. Si Nintendo quiere volver a ser La Gran N no solo tiene que serlo, también debe saber transmitirlo.

Escrito por: Jas

Empecé jugando a Crash Bandicoot y Pokémon amarillo. Ahora, mi perfil de jugador es muy amplio. Desde Kingdom Hearts hasta Bioshock, pasando por The Legend of Zelda. No busco géneros concretos, busco universos que me absorban. Podéis seguirme en twitter como @ElGamerMasTop.