Mis deseos para con Bravely Default II

No son pocos los años que llevamos esperando una nueva entrega de la saga Bravely. Concretamente, y a raíz del último título, esperábamos ese “Bravely Third”, o similar, algo que no era, ni mucho menos, descabellado. Sin embargo, e independientemente de su nombre, lo nuevo de los productores de Octopath Traveler promete ser la evolución de lo que habíamos visto hasta ahora en 3DS gracias a las bondades de Nintendo Switch. ¿Qué podemos esperar de esta nueva entrega? Bueno, es pronto para saberlo, pero eso no quita que podamos soñar como niños pequeños ante tal situación. A continuación os detallo mis deseos a raíz de la demo de Bravely Default II.

bravely default ii deseos

Una pequeña muestra de lo que está por venir…

Seguramente ya hayáis podido probar la demo de Bravely Default II, que se anunció con el inesperado Nintendo Direct Mini de hace unos días, y, si no lo habéis hecho, hacedlo. Ya no solo porque se entenderá mejor lo que viene a continuación, sino porque no tiene desperdicio alguno. Tratando sobre mi caso particular, hacía mucho tiempo que no leveaba en una demo por pura diversión, y no por una dificultad endiabladamente difícil, algo de lo que avisan sus creadores antes de iniciar esta pequeña porción de aventura, pero ya le llegará el turno a este apartado. Primero, voy con una pequeña introducción de esta demo.

La historia se desarrolla en el continente de Excillant, donde existen cuatro cristales de poder, cada uno de una naturaleza: agua, viento, tierra y fuego. Si el poder de éstos fuese liberado, todo el planeta se vería azotado por terribles catástrofes y calamidades. Aquí es donde entran en juego nuestros cuatro protagonistas: Seth, Gloria, Elvis y Adelle. Los cuatro héroes se embarcarán en una misión que comenzará con sus propias motivaciones y, presumiblemente, acabarán envueltos en un problema de mucha mayor escala. Sin embargo, esta demostración trata un argumento independiente de esta historia, según sus responsables, si bien mantiene el mismo trasfondo.

Nada más empezar esta mini-aventura, lo primero que llamó mi atención fue el diseño artístico. Sí, es muy similar a lo visto en las anteriores entregas, pero la potencia de Switch ha permitido darle un sutil pero contundente soplo de aire fresco a su apartado técnico. La duración de la demo en sí es bastante corta y, en consecuencia, vemos poco. Poco de todo. Podemos dar un par de vueltas por la ciudad, así como por el mapa general, el cual parece estar enfocado a una mayor sensación de exploración, con entornos más abiertos y con el ciclo de día y noche. Esto no resta que lo poco que podemos ver posea esa singular esencia y belleza de la que hicieron gala sus hermanos en 3DS, como digo, con un plus de mejora visual, con diseños y modelos más detallados, nítidos y fluidos.

bravely default ii deseos

Lo mismo ocurre con otros aspectos de la demostración. La banda sonora, a cargo de Revo, compositor de Bravely Default, parece que volverá a atesorar la misma calidad e importancia que antaño, lo que es, sin duda, una gran noticia para los aficionados al JRPG. De igual forma lo es el regreso del sistema de trabajos, el cual ya hemos podido experimentar, tanto en la franquicia como en otros títulos como Final Fantasy III, y las mecánicas de Default y Brave. Y es que la esencia del combate se encuentra en estas dos simples opciones. Con la primera pasaremos un turno en posición de defensa y aumentaremos en uno el indicador de ‘Brave Points’. Con la segunda, iremos con todo contra nuestros enemigos gastando estos puntos y pudiendo atacar un total de cuatro veces, a punto por ataque.

… que sabe a poco…

Todo parece seguir el mismo cauce que sus predecesores: una historia sobre el bien y el mal, sistema de combate por turnos con sus propias características, un apartado artístico a la altura… Pero falta algo. Falta ese algo que te haga sentir que realmente merece la pena lanzarse a por él el día de lanzamiento. Quizás solo sean sensaciones mías y esté haciendo más grande algunos inconvenientes que no lo son tanto, pero como jugador que ha echado miles de horas en el género, creo que la fórmula se ha quedado algo desfasada.

Pero vayamos por partes. Lo primero, el argumento. No podemos seguir con el cliché de los cristales que el malo quiere robar y que los buenos deben impedir. O, por lo menos, no podemos seguir de la misma forma. Con esto quiero decir que es el momento de buscar un giro de tuerca a uno de los ejes más explotados del panorama JRPG y tratar de ofrecer algo novedoso. Suena muy bonito, lo sé, y también sé que es muy fácil decirlo desde mi sofá. Pero, personalmente, los cristales ‘perdieron su poder’ de atracción hacia mí tiempo ha.

bravely default ii deseos

Sin embargo, puedo llegar a pasar el tema del argumento. Al fin y al cabo, es algo que funciona de forma general, mejor o peor. Digamos que cumple con su función. Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido también tiró de muchos tópicos y ahí está, uno de los mejores exponentes del género en la historia. Pero no es tanto el agravio que puede sufrir una obra por su historia como por su jugabilidad. Aquí, al igual que en el punto anterior, es hora de arriesgar y no lo digo de forma metafórica. Viendo la dificultad de la prueba y el efecto de los comandos Brave y Default es el momento de crear un sistema de turnos donde el riesgo y la precisión sean recompensados.

Creo que todos coincidimos en que la dificultad de la demo es excesiva y desproporcionada. La primera vez que jugué, un par de horas, tuve que subir de nivel para simplemente ser capaz de enfrentar a los enemigos de la mazmorra. De hecho, completando la misión secundaria de la piel de lobo tenía que volver cada dos combates para recuperarme. Pero lo que realmente me hacía disfrutar era el sentir que estaba ante un reto mayúsculo donde necesitaba dar lo mejor de mí mismo en cada combate.

Aquí no había dominado aún el uso de Brave y Default, pero cuando lo hice se abrió un nuevo título ante mí. No porque me fuese más fácil avanzar en la demo, porque a día de hoy sigo sin conseguir vencer al boss final, sino porque me imaginé como disfrutaría si el juego me penalizara por hacer ciertas acciones, o por no hacerlas, incluso.

Imaginaos que la defensa de nuestro personaje se viese reducida si nuestros Brave Points estuvieran en negativo, o que recibiésemos un bonus de ataque de forma aleatoria cuando gastamos 3 o más de estos puntos con nuestra vida por debajo del 20%. Esto, además de que podría crear una sensación de adrenalina que solo puedo comparar con los souls-like, debería traducirse en una mejora considerable de la inteligencia del enemigo que, recordemos, también disfrutan de las ventajas que ofrecen las acciones Brave y Default. Más riesgo, mayor recompensa y más diversión.

bravely default ii deseos

… pero deja la puerta abierta a soñar

Considero que sería, cuanto menos, interesante, y es que podría crearse una sinergia perfecta entre esta invitación a arriesgar y la oportunidad que el título ofrece con su sistema de trabajos y la posibilidad de adaptar nuestros personajes a nuestro propio estilo de lucha. Además, tal y como puedo entrever por el argumento, quizás se exprima la obtención de los denominados “asteriscos”, unas piedras que te permiten adquirir nuevos trabajos. ¿Misiones secundarias de mayor peso y complejidad cuyas recompensas sean estos preciados objetos? Yo no dudaría ni un instante el día de lanzamiento.

En definitiva, Bravely Default II no será un mal juego, ni mucho menos. Si alguien ha entendido eso de mis palabras que sepa que no es eso lo que pienso. Seguramente sea un título más que decente, incluso puede llegar a ser muy bueno, quizás un imprescindible. Esto tendremos que esperar para verlo, pero no puedo dejar de pensar en la oportunidad que los nipones tienen ante sí y lo que podría surgir de aprovecharla.

Aunque claro, esto no deja de ser una remesa de simples deseos de un aficionado para con Bravely Default II, pero como dije al principio, escribo como el niño pequeño aficionado a los RPG que solo quiere seguir viendo como evoluciona uno de los géneros que más alegrías me ha dado. Por supuesto, todo queda en manos de Square Enix y su equipo que, seguro, nos ofrecerán una entrega muy a tener en cuenta para enamorados como yo. Así que contadnos, ¿habéis jugado ya a la demo? Si es así, ¿qué sensaciones os ha transmitido? ¿Algo que mejorar, añadir o eliminar? ¡Cuéntanos!

Escrito por: Alejandro Espacio

Estudiante del grado Ingeniería Industrial Electrónica y Automática. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.