Monster Hunter Rise: Un desafío digno de los mejores

Capcom ha demostrado durante los últimos años que está en un estado de forma espectacular. Como un atleta que consigue superar sus marcas día sí y día también, los japoneses apostaron fuerte por este fin de generación y parece que aún tienen proyectos en el tintero para todos los gustos. Sin ir más lejos, ayer mismo pudimos comprobar la veracidad de los últimos rumores sobre la saga Monster Hunter con ese nuevo título, Rise, pero, ¿hasta qué punto podemos ilusionarnos con esta nueva entrega?

monster hunter rise opinión

Si la franquicia ya había hecho gala de un enorme despliegue de magia, emoción e intensidad por todos sus costados, su última entrega principal, World, y su gigantesca expansión, Iceborne, no hicieron más que aumentar la grandeza de una aún joven serie de videojuegos que comenzó con Monter Hunter, en 2004, para la ya lejana PlayStation 2. En esta ocasión, el desafío es aún mayor, si cabe, pues el obstáculo que Capcom tiene enfrente no es otro que superarse a sí misma y a la mejor creación de la franquicia.

El reto es mayúsculo. Con más de 15 millones de unidades vendidas, World se ha colocado como el título mejor vendido de la saga, gracias, en parte, a un continuado apoyo por parte del estudio desarrollador tras su lanzamiento, con una gran cantidad de contenido nuevo y eventos que se sucedían periódicamente. Esto, unido a una mejora gráfica sin precedentes y una expansión de todos sus aspectos, universo, jugabilidad e historia, entre otros, han conducido al Nuevo Mundo a donde se merecía.

Un nuevo hábitat que descubrir

Un Nuevo Mundo que deja a un lado su protagonismo para cedérselo a la aldea de Kamura, nueva base en Monster Hunter Rise. Con una clara ambientación en la cultura y folclore japonés, Kamura derrocha ese estilo oriental tan característico, algo que recordará a los más veteranos a Monster Hunter Portable 3rd, y que a nadie debería asustar. Aún tendremos que comprobar de primera mano la personalidad de este asentamiento y sus alrededores, pero la misión que se le ha encomendado es ardua, cuanto menos, y los deseos de los aficionados juegan un papel muy importante. ¿Deberían ofrecer una versión parecida a lo visto en World y Iceborne, con minijuegos como el de la extracción de minerales, o debería Rise buscar su propio camino?

monster hunter rise opinión

A fin de cuentas, la base no es el principal reclamo para comprar un Monster Hunter, ¿verdad? Así que vamos a lo importante. Lo que tiene para ofrecer este Rise es bastante interesante a nivel jugable, eso es indudable. Por un lado, el cablebicho, una especie nueva de insecto que nos servirá de anclaje incluso en el aire, lo que nos permitirá movernos casi por donde queramos y, algo más llamativo aún, ejecutar lo que parece una infinidad de combos. Pero vayamos por partes.

Parece que la exploración disfrutará de un papel aún mayor que en otras entregas, o, por lo menos, se le ha dado un enfoque diferente. La horizontalidad dejó de ser un factor negativo en la última entrega, con mapas que variaban su ecosistema en función de la altitud en la que nos encontrásemos. Ahora, la verticalidad ya no es tan perpendicular. Ya no tendremos que buscar esa enredadera, resquicio o muesca en la pared para continuar nuestro ascenso hacia el Kirin en los Altiplanos Coralinos. Todo gracias al cablebicho y, por supuesto, a la mecánica de escalada, una gran novedad, si no la mayor.

Explorar el terreno, clave para la supervivencia

Hasta qué punto es interesante esta nueva habilidad dependerá de los desarrolladores. Al igual que sucedía en The Legend of Zelda: Breath of the Wild, comparación casi obligatoria, la exploración por el simple afán de descubrimiento es lo que motiva a invertir horas y horas en el juego. Por supuesto, no le pido a Capcom que ofrezca ese nivel, ni mucho menos, pero, de nuevo, el asunto se complica. ¿Quién no ha perdido el tiempo enredando por todos y cada uno de los mapas de Monter Hunter World y Iceborne? Solo la naturaleza, flora, fauna y ambientación conseguían encandilarnos para unas cuantas horas de recolección de recursos, incluso, sin el objetivo de despedazar monstruos. ¿Conseguirán, como mínimo, mantener un nivel tan alto? Está complicado.

Otro de los enigmas que siempre surgen en una nueva entrega de la serie es el del equipamiento. Todo el mundo da por descontado que veremos nuevos monstruos, como el impresionante Magnamalo, bestia insignia de Rise, y, por ende, nuevas armas y armaduras. Sin embargo, la ilusión por poder probar nuevos estilos de combate y nuevos tipos de armas siempre está presente. La innovación siempre ha sido uno de los principales reclamos de Monster Hunter y, en esta ocasión, parece que todo gira alrededor de este cablebicho. Quienes tengan dedos para realizar combos impresionantes pueden dejar correr su ilusión con este nuevo amiguito, el cual creo que será el mayor acierto de la entrega.

Porque seamos sinceros, los camaradas Canyne no dejan de ser la evolución de los buscatrufos, con la salvedad de que ahora podremos escogerlos antes de la cacería y estarán a nuestro lado en todo momento. Además, podremos llevar hasta dos acompañantes con nosotros: dos Canyne, dos, Felyne, o uno de cada tipo. ¿Soy el único que ha sentido que esto es una puñalada a los siempre fieles y amigables compañeros gatunos que nunca nos han fallado? Quizás sea mi veteranía jugando su papel conservador, algo muy peligroso tanto como creador como jugador, pero eso sí, estoy deseando ver cómo interactuarán ambas especies con el universo, el personaje y entre ellas mismas.

Atacar, rodar y destruir, en ese orden

Por último, pero no menos importante, Monster Hunter no sería lo que es hoy sin monstruos a la altura de la serie. Rathalos, Tigrex, Nargacuga, Zinogre… Muchos han sido los monstruos insignias de la franquicia y sin miedo os digo que son de los mejores enfrentamientos que podríamos tener a día de hoy. Quizás el Rathalos esté un poco exprimido ya, pero esa es otra historia. El caso es que ayer se nos presentó por primera vez al Magnamalo, el monstruo principal de Monster Hunter Rise, quien destila el mismo misterio por sí solo como el que le han querido otorgar sus creadores. Con un diseño muy inspirado, de nuevo, en el folclore japonés, Magnamalo se antoja como uno de los nuevos integrantes del Dream Team de monstruos de Monster Hunter y, personalmente os digo, ojalá me destroce. No tanto como el Rajang, eso sí.

monster hunter rise opinión

En resumen, Capcom tiene una tarea harto difícil delante. Superar todo lo que ofrece Monster Hunter World Iceborne, con tan solo un año y medio, aproximadamente, de diferencia parece misión imposible. A pesar de ello, lo que se nos ha mostrado es esperanzador. Nuevas mecánicas, nuevos monstruos, nuevas zonas… Todo lo que se podría pedir a una nueva entrega. Aún tendremos que esperar al próximo 26 de marzo de 2021 para descubrir si conseguirá superar al Top 1 en ventas de la franquicia, eso sí, así que mejor esperar un poco y darle tiempo a Capcom, quienes, estoy seguro, tienen capacidad y talento de sobra para superar tal hazaña, tal y como vienen haciendo durante los últimos años. Esperanza y confianza.

Escrito por: Alejandro Espacio

Estudiante del grado Ingeniería Industrial Electrónica y Automática. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.