Shenmue III protagoniza el peor debut de la saga en Japón

Shenmue III continúa la historia que Dreamcast aparcó hace 18 años. Yu Suzuki, una de las mayores mentes que jamás trabajaron para SEGA, creó con Virtua Fighter como base un título antológico que, pese a nacer como una vertiente RPG de la licencia de lucha, tomó su propio camino y consiguió influir en la práctica totalidad de títulos que le sucedieron. Así, son muchas las obras que cuentan con elementos de Shenmue, una de las sagas más reconocidas de la marca nipona que lanzó su tercera entrega el pasado martes 19 de noviembre, alegrando así a la legión de fans que la esperaban con los brazos abiertos. Pero, con los datos en la mano, parece ser que no ha resultado ser un lanzamiento tan exitoso como cabría esperar.

Shenmue III ha vendido menos que la recopilación Shenmue I & II HD

Pese a colocarse como el cuarto más vendido en la semana de su debut, únicamente por detrás de Pokémon Espada y Escudo, Ring Fit Adventure y Luigi’s Mansion 3, Shenmue III ha conseguido el dudoso honor de obtener los peores datos de la franquicia en los primeros 7 días a la venta. Así, con 17.857 copias distribuidas, este número es menor que, por ejemplo, la recopilación de los dos primeros títulos para Xbox One y PlayStation 4, una duología que consiguió colocar 19.701 unidades en el mercado. Aunque, cierto es, alcanzar a las dos primeras entregas se antojaba tremendamente difícil teniendo en cuenta que estas vendieron 257.775 y 92.197 unidades respectivamente.

Habiendo alcanzado con el paso de los años el carácter de culto, está claro que estos números no sorprenden a nadie. De hecho, Shenmue III cuenta con un equipo 4 veces menor que el original y un presupuesto 5 veces más pequeño que las dos primeras obras, motivo por el que podría considerarse un auténtico milagro que la obra haya finalizado su desarrollo. De momento, pese a generar opiniones mixtas para la prensa, parece que la aventura está encantando a los fans de la misma.

Fuente

Escrito por: Abelardo

Estudiante de Filología Hispánica. Empecé con una Súper Nintendo y jamás dejé esta afición. Veo películas, y a veces leo, pero con la frecuencia con la que pasa un cometa.