¿Qué supone la compra de Bethesda por parte de Microsoft?

La última compra de Microsoft se ha convertido, por méritos propios, en una de las noticias más relevantes de la industria. Ya no por el golpe de talonario de más de 7 billones de dólares, sino por lo que han conseguido con su adquisición: ocho estudios y una cantidad de licencias que pueden quitar el hipo.

Bienvenidos a la familia

Durante los últimos años, los de Redmond se han ido haciendo con múltiples compañías. Algunas de las más sonadas fueron Mojang Studios, creadores del popular Minecraft, Ninja Theory, padres de Hellblade, u Obsidian Entertainment, quienes dieron vida a obras como Pillars of Eternity o el más reciente The Outer Worlds.

Captura de The Outer Worlds (Obsidian, 2019)

La familia de Xbox Game Studios se consolidaba, así, con hasta 15 compañías. Hoy, sin que nadie pudiese esperarlo, ocho nuevos estudios se unen a Phil Spencer. Bethesda Games Studios, Arkane, Machinegames, Zenimax Online, id Software, Tango Gameworks, Alpha Dog Games y Roundhouse Studios.

Por supuesto, una compra de este calibre no puede ser barata. Microsoft tuvo que desembolsar 7.500 millones de dólares. ¿Cómo comparamos tales cifras? Pues, por ejemplo, Disney gastó alrededor de 4.000 millones comprando Lucasfilm y agenciándose una franquicia de renombre como es Star Wars. La compra de Phil supone casi el doble.

¿Qué títulos están en juego?

Bethesda guarda bajo la chaqueta muchas obras de renombre. Entre sus licencias, se encuentran algunas franquicias que ya forman parte de la historia viva de la industria de los videojuegos.

The Elder Scrolls es, posiblemente, su obra magna. Ha llovido desde que la compañía estrenase Arena en 1994. Su último hito, que dio a luz en la señalada fecha del 11/11/11, se dio a conocer al mundo y no ha dudado a la hora de llegar a las casas de los jugadores de todas las formas posibles. Hablamos, por supuesto, de Skyrim. No hay que olvidar, además, The Elder Scrolls Online, el salto de la saga al mundo de los MMO y que, a día de hoy, se encuentra entre los pilares de su género.

The Elder Scrolls VI, ya anunciado, ¿pasará a ser exclusivo de sistemas Microsoft?

Fallout, el futuro post-apocalíptico que tanta personalidad desprendió durante años. Es posible que Fallout 76 trajera consigo cierta polémica al alejarse de los estándares más básicos de la franquicia, pero… ¿qué podríamos esperar ahora con la potencia de la nueva generación y un presupuesto cuasi infinito por parte de los norteamericanos? Y luego está Fallout Shelter, el experimento para móviles cuyo éxito fue desbordante y que, curiosamente, cuadra a la perfección con la estrategia de Microsoft de “juega donde quieras”.

Doom, que vive sus mejores momentos con Eternal. Dishonored y Prey, designios de lo que es capaz Arkane cuando tienen libertad creativa. Y aún hay más: Wolfenstein, Rage, The Evil Within… Es indudable que hablamos de cantidad, pero también es sorprendente observar que mantienen la calidad.

Comienzan los sueños: ¿qué futuro nos espera?

La noticia es de un alcance monumental. Las posibilidades, de ahora en adelante, pueden cambiar la industria. Sin ir más lejos, basándonos en cómo Xbox dirige sus pasos actualmente, es de suponer que todos estos nuevos videojuegos lleguen a Xbox Game Pass. Pero además, sus secuelas y/o nuevas IP también llegarían de lanzamiento al servicio.

Todas las licencias de Bethesda pasarían a integrar Game Pass

Esto, un día antes de que comiencen las reservas de las nuevas consolas, supone un contraste con los 80€ de los que tanto se ha hablado estos días. La conferencia de Sony dejó también otras sorpresas. Por ejemplo, ¿qué será ahora de Deathloop? Lo más seguro es que mantenga su exclusividad temporal con PlayStation y, en un futuro, acabe saliendo en Xbox. GhostWire: Tokyo, de Tango Gameworks, fue anunciado en exclusiva para PS5 y PC. Ahora, es posible que también acabe llegando a la nueva generación de Microsoft antes o después.

Muchas otras sagas se encuentran ahora en una situación excepcional. ¿Serán Fallout, Elder Scrolls o Doom exclusivos de consolas Xbox? Aún es pronto para  divagar, pero echando la vista atrás, es posible que mantengan sus lanzamientos multiplataformas; al menos a corto plazo (si es que “a corto plazo” puede ir de la mano con Bethesda). ¿Por qué? Porque ya han sido anunciados en otras consolas, y como el caso de The Outer Worlds o Wasteland 3, es posible que sigan visitando otras consolas.

Obsidian no cierra la puerta a un hipotético Fallout New Vegas

Obviamente, esto son solo conjeturas. Como lo es el regreso de Fallout: New Vegas ahora que Bethesda y Obsidian vuelven a darse la mano. Lo que está claro tras este acuerdo histórico es que ahora todos los estudios de Bethesda verán sus alforjas repletas. Presupuestos ilimitados y, si Microsoft mantiene su palabra, libertad total. Un futuro prometedor para Xbox.

Escrito por: Jon de Aguirre