Guía Kingdom Hearts III – Cómo derrotar a todos los jefes del Limit Cut Episode

Uno de los añadidos más esperados para los fans que iba a traernos Re Mind, el DLC de Kingdom Hearts III (del que podéis saber todos sus detalles en nuestro análisis), era la incorporación de nuevos jefes finales al juego en forma de contenido post-game al más puro estilo de su segunda entrega numerada. Famosos ya dentro de la comunidad gracias a los buenos -o malos, depende de por dónde lo mires- ratos que nos hicieron pasar en Kingdom Hearts II Final Mix, los miembros de la Organización XIII en forma de datos parecía que iban a acabar aterrizando también en KH3, pero no ha sido hasta ahora con la salida de la expansión cuando hemos podido disfrutar de ellos.

Pero lo cierto es que la espera ha merecido la pena, ya que cada uno de estos trece nuevos jefazos pueden colarse sin problema en cualquier lista de los mejores de la saga, y con razón. Saix, Ansem, Xemnas,… Volvemos a tener a algunos viejos conocidos que vuelven a ponernos la vida un poco más difícil con un lavado de cara bastante importante, pero también tenemos nuevas incorporaciones con respecto a las peleas de KH2 como Vanitas, Xion o el Maestro Xehanort. Hoy os vamos a contar cómo podréis derrotar a todos y cada uno de ellos en nuestra nueva guía de Kingdom Hearts III.

Preparándose para la batalla: consejos previos

Sin embargo, antes de empezar me gustaría destacar que estos trece jefes son extremadamente difíciles casi en cualquier dificultad. Podréis acceder al Limit Cut Episode sólo si tenéis adquirido Re Mind y si os habéis pasado la historia principal del DLC. Por otro lado, si queréis simplemente pasároslo y bajar un poco el reto os insto a que lo hagáis en Normal o Experto, con un Sora a nivel 99 (tenéis también en la web una pequeña guía sobre cómo hacer el proceso un poco más rápido), con buenos accesorios de defensa, bastantes pociones, las habilidades Último Estertor y Una Vez Más, así como las llaves espada Artema, Prometida o Recuerdos Lejanos (estas dos son nuevas y las podréis conseguir fotografiando todos los Portafortunas y pasándoos el juego en Maestro, respectivamente). Con esta configuración en Normal apenas tendréis problemas salvo en contadas ocasiones, pero en Experto tendréis que ir con ojo para aprenderos todos los patrones si no queréis pasarlo mal incluso yendo a máximo nivel. Si por el contrario lo hacéis en Maestro… Preparaos para sufrir.

Cada una de estas batallas es muy distinta a la anterior, y cada jefe tiene su propio set de movimientos, siendo Luxord la más especial de todas. Aquí no vale simplemente reventar la tecla X hasta que caiga al suelo el enemigo como podíais hacer en el juego base, aquí hay que pensar un poco más si no queremos morir en numerosas ocasiones. Y es que una cosa a destacar sobre el Limit Cut Episode es que, aunque aquí cobra especial importancia el saber bloquear bien todos los ataques, lo cierto es que hay algunos con los que no podremos hacerlo, sino que tendremos que esquivar. Suelen ser combos remarcados en color rojo dentro del movimiento del enemigo, por lo que debemos estar muy atentos al momento en el que vayan a hacerlo si no queremos llevarnos un pequeño susto. También es importante ver bien las aberturas que nos dejan para atacarles, así como aprender a defendernos contra sus ataques definitivos, o Movimientos de Deseperación (a partir de ahora los llamaremos MD).

Dicho esto, empezaremos a hablar de cada jefe por orden numérico, siguiendo su número dentro de la Organización XIII hasta llegar a Xehanort, el número I. Tanto éste como Xion, la número 13, estarán bloqueados hasta que consigamos vencer a los once restantes.

XII: Joven Xehanort

Si habéis jugado a Dream Drop Distance sabréis más o menos qué os podéis encontrar en la pelea contra Joven Xehanort. No es uno de los jefes más difíciles, pero tampoco es de los más fáciles. El inicio del combate es relativamente sencillo, con unos combos bastante rápidos que tendremos bloquear 2-3 veces hasta poder dar con una abertura en la que podamos hacerle daño. El problema empieza a venir cuando nos lanza dos ráfagas de hielos que si nos dan nos dejarán completamente congelados unos segundos y, por lo tanto, completamente vendidos. La primera ráfaga la podremos bloquear sin ningún problema, pero es en la segunda cuando él nos intentará hacer uno de sus ataques iniciales mientras se transportable por el escenario. Lo mejor aquí sería ir hacia los hielos y rodar a través de ellos esquivándolos, para acto seguido bloquear rápidamente el ataque de Xehanort.

La primera parte de la pelea es prácticamente así todo el rato hasta que nos hace su MD. Uno que puede asustar así de primeras pero que realmente se hace bastante sencillito una vez nos hagamos a él. Simplemente tendremos que bloquear y devolver los golpes hasta que la barra de armadura se vacíe. A partir de aquí usará más o menos los mismos combos de antes pero de una forma más continua y agresiva, añadiendo que habrá cierto momento en el que se intente curar. Aquí no debemos golpearle físicamente, ya que nos dejará congelados, por el contrario podemos lanzarle cualquier magia. Si conseguimos quitarle toda la vida, acabará el combate con un nuevo MD, un poco más complicado, pero en el que seguiremos la misma estrategia: bloquear y devolver hasta bajarle la armadura y acto seguido matarlo.

XI: Vanitas

Vanitas es uno de los jefes más complicados a los que nos vamos a enfrentar, debido a que tiene unos ataques excesivamente rápidos y su MD es un dolor de cabeza. Suele comenzar el combate con tres ataques desde los aires que podremos bloquear sin problema, pudiendo romperle la guardia en el tercero. Tras esto hará otro combo de tres ataques, pero esta vez metiéndose en el suelo y sacando bolas de fuego de él. Para esto lo mejor es rodar sin parar o usar desplazamiento aéreo para esquivarlos. Hay que tener cuidado porque hay veces que tras el tercero de estos ataques suele usar una de las estocadas aéreas del principio, por lo que debemos estar atentos a bloquearla y luego atacarle. A esto hay que sumarle que nos atacará con dos combos bastante difíciles de defender. Uno consiste en dos ráfagas de 4 y 2 estocadas respectivamente mientras si teletransporta que deberemos bloquear sin parar. Y el otro es uno con unos patrones bastante difíciles de aprender, en el que nos lanzará varias bolas de fuego que deberemos bloquear de nuevo.

Si pasamos de esta fase nos atacará con el primero de sus MD, muy parecido al de su pelea en el juego base, con la diferencia de que aquí no podremos bloquear los proyectiles que nos manda. La segunda versión de su MD (que activará más adelante en el combate) consiste en lanzarnos clones que deberemos bloquear y llaves espada que deberemos esquivar. Sin embargo, hay un pequeño «truco» para evitar ambos MD y es lanzarle un Electro justo cuando va a iniciarlo. Por lo demás, durante el resto de la segunda fase nos encontraremos un Vanitas mucho más agresivo, combinando varios de los combos anteriores y añadiendo otro en el que nos lanzará de nuevo varias ráfagas de llaves espada. Pero si conseguimos acabar la primera fase y evitar sus MD, la pelea se volverá mucho más sencilla.

X: Riku Oscuro

Si Vanitas os pareció difícil debido a su agresividad y rapidez, Riku Oscuro es incluso peor. Sin duda, uno de los jefes más difíciles de prever de todo el juego, pero también increíblemente satisfactorio una vez nos aprendamos sus patrones. Riku estará continuamente llenando el escenario de esos artefactos de oscuridad un poco extraños, mientras no para de atacarnos. Por si esto no fuera poco, puede bloquear tus ataques, y como le des más golpes de los necesarios te mandará a volar. La mejor estrategia es ir rodando continuamente por el escenario hasta encontrar una abertura en sus largos combos para bloquear y golpearle. Sin embargo, también hay que ir con ojo porque uno de sus ataques, cuando nos lanza su espada mientras brilla de color rojo, es de esos que no podremos bloquear. Además, tras hacer el ataque golpeando el suelo, siempre saldrán de él varias luces rojas que nos perseguirán por el escenario durante unos segundos. Tras hacer tres o cuatro combos nos lanzará su MD, uno de los más difíciles de todo el juego, que no podremos evitar a diferencia de Vanitas. Es un poco difícil de explicar con palabras, así que os dejo abajo un pequeño clip mostrándoos como esquivarlo correctamente.

La segunda parte del combate es prácticamente la misma, con la diferencia de que cuando nos lance un par de espadas rojas hará varias estocadas que podremos bloquear para dejarle aturdido y así golpearle. En general se trata de una pelea bastante complicada, ya que no se pueden ver apenas sus puntos de abertura. Como último consejo, lo dicho, esquivar sin parar hasta aprenderos los golpes finales de sus combos para buscar en ellos esa abertura que necesitáis.

IX: Terranort

Tras Riku Oscuro viene Terranort, y con él un pequeño respiro porque estamos ante uno de los jefes más sencillos -que no fáciles- del Limit Cut. Terranort sólo tiene unos cuatro o cinco combos diferentes, y todos ellos bastante fáciles de predecir y romper para atacarle. Quizás el más complicado es cuando nos lanza tres estocadas de golpes, en los que el primero su Llave Espada brilla con un color rojo, lo que significa que ese no lo podremos bloquear. La mejor estrategia aquí será esquivar rodando las dos primeras ráfagas de ataques, así como el primer golpe de la tercera, para acto seguido bloquear los golpes restantes y hacerle un contragolpe. El resto de combos consiste en lanzarnos tres ráfagas de proyectiles que podremos bloquear sin problema, pudiendo en la tercera atacarle usando el Modo Ágil (le apuntamos manteniendo L1 y pulsamos Cuadrado para saltar hacia él y atacarle), y en el otro se lanzará hacia nosotros unas cinco veces pudiendo de nuevo bloquearle o esquivarle.

Tiene otro tipo de ataque un poco más complicado de ver usando al Guardián. Primero nos atacará con esos pinchos en el suelo como en la imagen de arriba que deberemos esquivar, y acto seguido nos atacará un par de veces más mientras se teletransporta. Este combo lo repite siempre dos veces, así que la estrategia es esquivar sin parar. Por otro lado su MD también es bastante sencillo. Como en el juego base usará al guardián para atacarnos mientras nos rodea de varios rayos que nos pueden dañar. Simplemente deberemos estar atentos a cuando aparece el bicho para esquivarlo. Tras esto, durante la segunda fase del combate, tiene un ataque como el de la primera de las tres estocadas pero con la diferencia de que no podremos bloquear ninguno de ellos. De nuevo lo mejor es esquivar hasta encontrar la apertura.

VIII: Saïx

Saïx es uno de los contrincantes más fuertes a los que os vais a enfrentar. Es una versión un poco parecida a la de KH2FM, con la que de nuevo tendremos que tener cuidado en lo que a la barra de locura se refiere. Sus primeros ataques son bastante fáciles de bloquear y esquivar, pero a medida que le hagamos daño el contador de arriba a la izquierda irá subiendo, hasta ser azul completamente. En este momento entrará en su modo Locura (osea, su MD) y tendremos bastantes problemas. La estrategia aquí es «sencilla»: tenemos que atacarle mientras no para de intentar matarnos hasta que la barra vuelva a bajar de nuevo. Del mismo modo que con Riku, os dejo un pequeño clip a continuación con la estrategia que yo usé para conseguirlo:

Una vez le bajemos la barra por primera vez volverá a los mismos ataques que al principio del combate, hasta que se le vuelva otra vez azul. En este momento puede que use el mismo MD que antes, o puede que use uno nuevo con el que estará continuamente dando golpes en el suelo mientras nos persigue. ¿La mejor estrategia? Usar planeador para mantenerse en el aire donde no nos alcance mientras esquivamos como podamos los proyectiles con forma circular que nos irá lanzando. Una vez acabe este ataque suele continuar con algunos del primer MD, por lo que la estrategia será la misma que anteriormente.

VII: Marluxia

Pasamos de una de las peleas más complicadas a una de las más espectaculares. Nuestro asesino favorito, Marluxia, vuelve en forma de chapa, y con él una pelea tremendamente disfrutable. Aunque sus primeros ataques físicos son bastante fáciles de bloquear y contrarrestar, durante un momento invocará una barra de armadura mientras está envuelto en sus preciadas flores. Aquí hay dos opciones: simplemente bloquear hasta que la barra se quite sola, o lanzarle piros a mansalva, ya que en estos momentos es muy débil a este hechizo. Una vez le hayamos quitado unas 4-5 barras nos espera su primer MD, con el que nos pondrá un contador en la cabeza que llegará a cero y nos matará si no le quitamos la barra de armadura antes. Lo mejor es planear al filo del mapa, esperar a que venga a atacarnos, bloquear y contraatacar cuantas veces podamos, así como usar el flowmotion cuando acaba con estos ataques aéreos y vuelve al centro del escenario. En estos momentos es normal que os pongáis nerviosos/as, pero si lo hacéis de esta forma os dará tiempo de sobra para acabar con él.

Por lo demás, la pelea es prácticamente igual que al principio, con la salvedad de que tendremos que tener cuidado con un ataque en el que invocará cuatro agujeros en el suelo mientras nos succiona (de nuevo la mejor opción es planear y esperar a que se teletransporte hacia nosotros) y con otro que nos lanzará dos veces la guadaña para acto seguido meter una explosión en el suelo que tendremos que bloquear volando. Lo gracioso viene cuando sólo le queda un toque de vida, ya que aquí se pondrá de nuevo en modo armadura y nos pondrá un contador que baja todavía más rápido que el anterior. Tendremos que esquivar o bloquear un sinfín de ataques con la guadaña hasta que invoca una explosión en el suelo. En este momento será de nuevo vulnerable, por lo que lo mejor es lanzarle cualquier hechizo o una carga tino para acabar con él. Hay que tener mucho cuidado, porque si no lo hacemos correctamente llegará a cero y nos matará sin siquiera habernos dado cuenta.

VI: Larxene

Larxene es, junto con Terranort, una de las peleas más sencillas de los 13. Tiene unos ataques iniciales bastante predecibles y fáciles de esquivar, pero hay que tener mucho ojo porque son muy rápidos y tiene algunos que no podremos bloquear. Hablo de cuando lanza las cuchillas al suelo, cuando hace el golpe en el escenario que invoca cuatro columnas de electricidad y de los pilares que nos van siguiendo por el mismo. Para todos ellos lo mejor es quedarse todo lo pegado a ella que podamos para que no nos den sus golpes para así esquivar y atacar en el último momento. Larxene también tiene en su arsenal un par de MD parecidos, pero un poco distintos. El primero que nos lanzará consiste en sacar unos clones suyos para atacarnos con ellos continuamente. Primero sacará dos, luego tres, hasta llegar a cuatro o cinco. Lo mejor en este caso es intentar atacar al resto para dejarle con solo uno y así sea más fácil de contrarrestar. Entre medias tiene también dos ataques imbloqueables que consisten en hacernos una estocada entre todos los clones mientras salen de un vórtice rojo (aquí lo mejor es rodar) y el último ataque del MD con el que nos rodeará hasta hacer un pequeño golpe de elctricidad en área (aquí lo mejor es esperar a que haga el último golpe para saltar y hacer un desplazamiento aéreo para esquivarlo).

El otro MD es bastante más sencillito de completar. Invocará desde el principio del ataque cinco copias suyas y nos atacará continuamente. Nos hará primero hasta dos ráfagas de ataques físico, que podremos bloquear exceptuando el último golpe de ambas, para el que nos hará falta esquivar. Tras esto, llenará el escenario de pilares de electricidad que podremos esquivar sin mucho problema, y acto seguido hará de nuevo el ataque giratorio de área del primer MD para finalizar este, por lo que la estrategia será la misma que anteriormente.

V: Luxord

Entramos en la que es, quizás, la pelea que más podría necesitar de guía. Luxord vuelve con sus juegos de cartas, al igual que en su pelea en Kingdom Hearts II, pero lo hace con un pequeño giro de tuerca. Realmente es bastante sencilla de completar, pero tenemos que tener mucho cuidado con los indicadores de tiempo, ya que si llega el de Sora a 0 moriremos. Éste bajará cada vez que Luxord nos haga daño, al igual que el suyo bajará de la misma forma. Nuestro ludópata favorito empezará con unos combos físicos a distancia con las cartas bastante simplones que podremos contraatacar sin apenas esfuerzo, pero es cuando entran sus ya famosos minijuegos el momento en el que la cosa se pone interesante.

En uno de ellos, Luxord se rodeará de cinco cartas que girarán en torno a él, y tendremos que darle un golpe sucesivamente a la única que tenga el círculo rojo, hasta que no quede ninguna -momento en el que podremos atacarle-. Si por el contrario atacamos una de las cartas con la cruz, nos hará daño. Lo mismo pasa en el siguiente minijuego, en el que se esconderá en una carta para acto seguido mezclarse entre un buen puñado de ellas. Podéis intentar seguir la elegida desde el principio, pero creedme que es bastante difícil de hacer. Lo mejor aquí es atacar de nuevo las cartas con el círculo rojo buscándolas haciendo uso de la cámara mientras nos movemos con el escenario. Una vez consigamos todas, aparecerá Luxord. Y el tercer y último minijuego consistirá mas o menos en lo mismo, pero esta vez las cartas rodearán todo el escenario y nos atacarán de vez en cuando. Esta fase dura unos minutos, pero lo único que tenemos que hacer es buscar las que tienen la imagen de Luxord y presionar Triángulo o atacarlas para ir avanzando.

IV: Xigbar

Xigbar es otro que se une a esa lista de peleas sencillas. El tirador empezará la pelea invocando un agujero enorme en el escenario, obligándonos a movernos en círculos. Mientras nos irá disparando varias ráfagas de proyectiles, todas bastante fáciles de bloquear, hasta atacar con una ráfaga continua desde el cielo. Si veis que os cuesta mucho moveros con libertad debido a las limitaciones del suelo, lo mejor es quedaros quietos y centraros en bloquear todos sus ataques, ya que así tampoco os llegará la lluvia de flechas. Pasada esta pequeña fase, el escenario volverá a su estado habitual y Xigbar hará exactamente los mismos ataques y movimientos que con el agujero en medio. La única diferencia es que ahora nos saldrá en el menú de comandos la opción de iniciar una confrontación con él si pulsamos Triángulo. Esto es básicamente un duelo de pistoleros bastante sencillo, en el que tendremos que pulsar X cuando veamos que nuestro contrincante se mueve. Aquí os aconsejo que lo guardéis durante un primer momento y lo uséis en el momento que le hayáis quitado algo de vida durante esta fase, para así aumentar un poco el combo. Aunque realmente no es importante.

Por último, cabe destacar su MD, muy parecido al de su pelea en Kingdom Hearts II, en el que invocará un nuevos escenario bastante pequeño mientras nos bombardea con un sinfín de proyectiles. Sin embargo, y aunque puede dar cierto pánico vernos así atrapados, la mejor estrategia es dar vueltas por el filo del mapeado mientras rodamos para esquivar sus golpes.


Esta guía se encuentra ahora mismo en proceso. La iremos actualizando a medida que vayamos aprendiendo en condiciones todos y cada uno de los patrones de los diferentes jefes restantes.

Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter