Code Vein

By on on Análisis, 7 More
close [x]

Análisis – Code Vein

Un mundo sumido en el caos más absoluto. Personas intentando abrazar su último trazo de humanidad mientras se convierten en horribles criaturas sedientas de sangre. Una reina que parece controlar su pequeño reinado en el que sólo sobreviven los más fuertes, y los más débiles mueren en una guerra en la que los dos bandos ya no saben por qué luchan realmente. Y tú en medio de todo, intentando avanzar a través de caminos llenos de enemigos y trampas, mientras intentas descubrir quién eres realmente y el motivo por el que has renacido. Así se nos introduce en Code Vein durante sus primeras horas a los mandos, la nueva apuesta de Bandai Namco en la que la muerte estará acechando en cada esquina, esperando paciente a que cometamos el más mínimo error.

Un Action RPG en el que tendremos que sobrevivir usando todas y cada una de las herramientas que nos presta para poder avanzar por sus peligrosos caminos, con un mundo post-apolíptico lleno de misterios que tendremos que resolver y una marcada estética manga-anime que entra muy bien por los ojos. Muchas eran las promesas que Bandai Namco ponía encima de la mesa antes de su lanzamiento, al igual que muchas eran las expectativas puestas en el equipo de desarrollo tras cada uno de sus adelantos. ¿Ha estado a la altura? Os lo contamos en nuestro análisis del sangriento Code Vein.

Un mundo perdido

Como decía, el mundo que nos presenta Code Vein está completamente destruído y sumido en el apocalipsis. En él que habitan tanto humanos como unas peligrosas criaturas llamadas Perdidos, una suerte de vampiros que deambulan por sus maltrechas calles buscando víctimas. Durante los primeros instantes del juego se nos empieza a dar pequeños tintes de lo que ha pasado antes de nuestra llegada: hubo una guerra contra un Perdido muy poderoso que intentaba controlar el mundo, la Reina, que acabó en un incidente que puso todo el mundo patas arriba, dejando toda la zona completamente destruida. Los supervivientes se encontraron que estaban atrapados dentro de una especie de cúpula que les impedía salir de la ciudad, convirtiéndola en una trampa mortal en la que los Perdidos campaban a sus anchas.

Obviamente, en Code Vein no todo es lo que parece, y a medida que avancemos en el juego iremos descubriendo los secretos que rodean el citado incidente. Aquí también podemos incluir nuestra propia existencia, la del jugador. Después de personalizar nuestra apariencia en un extremadamente completo editor de personajes, despertamos en la ciudad sin saber absolutamente nada de nosotros. A nuestro lado la que será una de nuestras compañeras inseparables durante el juego, Io. Ninguno de los dos recuerda nada de lo que ha pasado, pero descubrimos que la sangre nos hace más fuertes, así que decidimos seguir avanzando para destapar la verdad sobre lo que está pasando en este caótico escenario.

Los misterios de los Perdidos

Así, empieza una aventura en la que carga narrativa será uno de sus pilares más importantes, presentándonos incontables escenas cinemáticas mientras avanzamos a base de espadazos y poderes mágicos derrotando Perdidos a nuestro paso. Y, para mi sorpresa, la historia se sigue con mucho interés durante todo el juego. Quiero decir, en este tipo de títulos lo realmente importante suele ser la jugabilidad y el desafío que presenta, pero Code Vein te incita en todo momento a seguir avanzando para descubrir el misterio que rodea a la Reina y los Perdidos, a seguir conociendo a sus personajes, sus preocupaciones, su pasado y sus motivaciones para luchar. Y uno de los aspectos más positivos que ha insertado Bandai en el juego es ese, darle importancia a todos y cada uno de sus personajes secundarios.

Cuando avanzamos un poco en Code Vein, descubrimos que tenemos el poder de recuperar y revivir los recuerdos perdidos de los que nos rodean, y podremos recorrer parte de sus respectivos pasados para conocer más sobre estos personajes. Además, por cada recuerdo que recuperemos, nos permitirá aprender una habilidad nueva para nuestro personaje, por lo que esta característica, siendo algo en todo momento secundario, nos incita durante el transcurso del juego a explorar para encontrar estos restos por el mapa, dándole un trasfondo muy interesante a nuestros compañeros de viaje. Unos recuerdos que, sin entrar en spoilers, verán incrementada exponencialmente su importancia a partir de la mitad del juego, siendo piezas claves para el transcurso de la propia historia. Quizás, y por citar un pequeño aspecto negativo de los recuerdos, cuando llevamos un par de decenas de horas a los mandos estos se hacen un tanto repetitivos, y al haber tanto personajes, cada historia queda bastante diluida con el paso del tiempo, llegando incluso a olvidarte de alguno después de habernos puesto delante de los ojos tantos sucesos en pantalla.

Las conexiones de la sangre

Sin embargo, con ellos descubrimos que nuestro personaje es más especial dentro de este vampírico mundo de lo que parecía en un primer momento. Tenemos el poder de conectar con las personas a través de la sangre, o de sus Códigos de Sangre para ser más exactos. A medida que avancemos en Code Vein y conozcamos a más personajes, iremos adquiriendo estas conexiones con ellos, lo que nos dará acceso a sus citados recuerdos y a nuevas habilidades jugables. Por otro lado, estos Códigos de Sangre serán los que determinen el tipo de jugador que queremos ser, ya que cada uno de ellos tienen unos atributos específicos y están enfocados a cada tipo de combate disponible en el juego. Podremos subir de nivel a nuestro avatar de una forma más clásica, pero esto sólo nos hará subir los atributos de vida, fuerza o energía, mientras que a través de los Códigos de Sangre elegiremos el tipo de jugador que queremos ser. Así, tendremos un Código más enfocado a llevar armas pesadas, otro con grandes dones para la magia, para la destreza o para la exploración, entre otros. 

Esta es, sin duda, la característica jugable más importante de Code Vein. Cada vez que encontremos uno de ellos nos podremos cambiar el que llevamos equipado en todo momento, pudiendo cambiar nuestra build de personaje durante incontables ocasiones durante la aventura. Además, dentro de los mismos nos encontraremos una especie de árbol de habilidades que iremos desbloqueando a medida que consigamos los objetos necesarios. Pero eso no es todo, porque podremos también maximizar estas habilidades para equiparlas llevando un Código de Sangre completamente distinto al de su origen, creando con ello mil y una oportunidades para personalizar nuestro personaje casi sin ningún tipo de límite.

Destreza vampírica

Habilidades que usaremos en combate como si de un MMO se tratara. Tenemos los ya clásicos ataques fuertes y débiles con el arma que tengamos equipada, además de un ataque crítico si pillamos la espalda de los enemigos y de un parry para contrarrestar sus ataques (aunque estos últimos necesitan un último ajuste porque no son todo lo precisos que se podría esperar). Pero lo que hace realmente especial y único al combate de Code Vein es saber encadenar los golpes normales con las distintas habilidades. Usando el gatillo R2 en PS4 junto con los botones asignados para cada habilidad, podremos hacer unos combos realmente espectaculares, con hechizos de ataque, pasivos y ataques finales, creando una jugabilidad adictiva y, sobretodo, muy divertida. 

Aquí también entran en escena nuestros compañeros y aliados controlados por la IA o jugando en cooperativo online, que nos acompañarán en combate y con los que podremos crear diferentes estrategias para curarnos, mejorar nuestros atributos con habilidades o revivirnos de la muerte. Quizás con ellos el juego resulte ser un poco facilón, más si venimos de otros juegos del estilo, ya que nos revivirán de forma casi ilimitada si hablamos de la IA, además de que hacen tanto o más daño que nosotros a los enemigos. Sin embargo, esto también es opcional, pudiendo en todo momento completar el juego solos y sin ningún tipo de ayuda si lo que queremos es un desafío que nos ponga al límite. 

Por otro lado, y aunque a la propia jugabilidad se le puede exprimir muchísimo jugo si nos ponemos, hay veces que los enemigos y los niveles no ponen demasiado de su parte para poder hacerlo. El diseño de niveles de Code Vein me ha parecido correcto, con zonas muy bien interconectadas que juegan mucho con diferentes alturas y en las que te puedes desorientar fácilmente, pero la gran mayoría de ellas son muy pasilleras y se echan en falta escenarios un poco más abiertos para salir de esa monotonía después de varias horas a los mandos. A esto hay que sumarle unos enemigos cuyos diseños son bastante repetitivos y que acaban siendo más unos sacos de boxeo que un desafío real. Todo lo contrario pasa con los bosses o jefes finales que nos encontraremos en Code Vein, teniendo todos unos diseños realmente espectaculares y siendo muy divertidos de enfrentar. Cada uno de ellos es único y supone un desafío interesante y diferente para el jugador.

Unas ruinas bañadas por la sangre

En lo que tampoco falla Code Vein es en su ambientación, escenarios y la creación de su mundo. Creo que no me equivoco al decir que estamos antes uno de los mundos apocalípticos más bellos de los últimos años, con algunas vistas que nos harán quedarnos pegados a la pantalla durante un par de minutos admirándolas. Y todo esto sin ser en ningún momento un juego puntero gráficamente, pero su estética manga-anime le viene como anillo al dedo a un mundo en el que podemos apreciar la belleza que puede tener el caos más absoluto. Con, además, una banda sonora simplemente espectacular, con temas para cada tipo de situación, ya sea épica o emotiva, con especial mención a los de los diferentes jefes finales.

Una ambientación que se ve un poco ennegrecida por un apartado técnico que se queda un poco justo a estas alturas de generación. Code Vein se ejecuta casi en todo momento a 60 fps en una PS4 normal, pero sufre severas caídas cuando estamos cambiando de zonas o hay varios enemigos en pantalla. Un aspecto que no se puede pasar por alto sobre todo cuando nos enfrentamos a algunos jefes con ataques que requieren de una carga gráfica más potente, creando situaciones en las que las caídas de frames nos hacen recibir golpes injustos.

Un juego con el que conectar

Con todo ello, no puedo evitar sentirme sorprendido con Code Vein. Después de una beta que me dejó con un sabor de boca un tanto amargo, venía al juego final buscando cobre, pero he acabado encontrando oro. No es un juego perfecto, ni quizás un referente dentro de su género, pero por todo lo que propone jugablemente, con una personalización de personaje extremadamente extensa, una jugabilidad divertida y adictiva, y una historia interesante de seguir, creo que su mundo es uno que merece la pena recorrer. Además, cuenta con la posibilidad de poder jugarlo en cooperativo, lo que aumenta de forma notable mi recomendación de hoy. 

Y es que, Code Vein es un videojuego que, a pesar de lo que pueda parecer por su estética anime, nos cuenta un mensaje sobre las conexiones entre las personas muy potente. A pesar de sus diferencias, de sus problemas e, incluso, a pesar de la propia muerte, el hilo rojo de la sangre une a la gente de su mundo, y aunque se hayan ido o no estén más entre nosotros, siempre se quedarán en nuestros recuerdos. Y quizás eso es lo que me ha pasado a mí con Code Vein, que su hilo rojo me ha atrapado y ahora no puedo sacarlo de mi mente.

Este análisis se ha realizado gracias a una copia de Code Vein para PS4 proporcionada por Bandai Namco España

The Good

  • Personalización de personaje extremadamente extensa
  • Infinidad de opciones jugables
  • Una ambientación impecable
  • Su banda sonora es maravillosa
  • La importancia que le da a los personajes secundarios
  • Historia interesante de seguir...

The Bad

  • ...pero que se ve un poco diluida debido a la enorme cantidad de personajes que tiene
  • Técnicamente deja un poco que desear
  • Diseño de enemigos un tanto repetitivos
  • Escenarios demasiado pasilleros en ocasiones
8
Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter