F1 2019

By on on Análisis, 5 More
close [x]

Análisis – F1 2019

La cúspide del automovilismo

Un año más regresa la cúspide del automovilismo, el circo de la F1 vuelve a desembarcar en nuestras consolas para ofrecernos la que es, sin lugar a dudas, la mejor entrega de la saga y un más que digno simulador de Fórmula 1.

Aunque lo de las entregas anuales no guste a mucha gente, lo cierto es que si las desarrolladoras lo hacen es porque vende. No obstante, ello les obliga a seguir mejorando con muy poco margen de tiempo para convencer a los jugadores de que vuelvan a pasar por caja. Normalmente un año es poco tiempo para introducir cambios significativos… ¿Y si os decimos que en esta ocasión han tenido menos tiempo incluso? Pensarías que se trata de un copy paste del año pasado. Y aunque en parte es cierto, no se le puede negar a Codemasters que en F1 2019 han puesto toda la carne en el asador, mejorando aquellas áreas en las que destacaban y subsanando los puntos débiles de anteriores entregas.

Año nuevo, fuerzas renovadas

El estudio británico sigue empeñado en ofrecer la experiencia más realista posible de lo que supone ser un piloto de F1, por ello este año se han lanzado a la piscina con varias novedades que logran insuflar un soplo de aire fresco a la franquicia. Para empezar, se ha añadido la F2 con licencia oficial, pudiendo contar con todos los pilotos y equipos de la temporada 2018, llegando la 2019 en un futuro parche completamente gratuito.

El pentacampeón del mundo, Lewis Hamilton, sigue siendo el rival a batir

¿Por qué la F2 del año pasado? Esto se debe al nuevo modo Carrera Profesional. Por primera vez en la saga no empezaremos nuestra andadura en F1, sino que se nos introducirá una breve historia en la que nuestro piloto personalizado se enzarzará en una ardiente temporada de F2 con otros 2 pilotos inventados, uno será nuestro compañero de equipo y el otro nuestro rival. De este modo, la trama nos llevará a situaciones límite durante la temporada que tendremos que solventar de la mejor forma posible. Este pequeño adelanto sirve las veces de tutorial además de ser un punto de partida excelente para el verdadero corazón del juego; nuestra trayectoria en F1.

En nuestro caso un servidor fue a por todas, iniciando la trayectoria en difícil -dificultad 75/100- y convirtiéndose en campeón de la F2 dentro de la academia de pilotos de Ferrari. Tras esto, mi representante me puso varios contratos sobre la mesa y elegí la opción de ir a Ferrari como segundo piloto sin ningún tipo de bonificación y con unas condiciones muy precarias. Nuestro rival fue a parar a Mercedes como compañero de Lewis Hamilton, y nuestro ex compañero de equipo recaló en las filas de Red Bull junto al incombustible Max Verstappen.

A lo largo de la temporada, entre cada gran premio, tendremos la posibilidad de participar en pruebas con monoplazas clásicos, más de una veintena incluidos en F1 2019. Además de darnos un respiro de la competición, podremos manejar los bólidos más exitosos de la historia de la F1 y conseguir algunos puntos de reputación extras. Y es que la reputación que nos granjeemos será vital a la hora de mejorar nuestro estatus dentro del equipo o de aspirar a otro.

La factura técnica de F1 2019 es simplemente espectacular

Vuelve la dualidad entre ser un piloto deportivo o con talento para el espectáculo. Según la escudería preferirán un perfil u otro, por lo que deberemos medir muy bien nuestras palabras en las entrevistas con la prensa para conseguir agradar a quien nos interese. Lo mismo se aplica con los miembros de nuestro equipo, ya que si hablamos mal, por ejemplo, del departamento de aerodinámica, estos perderán motivación y los resultados de las mejoras solicitadas tendrán menor porcentaje de éxito.

También está de regreso el árbol de mejoras del monoplaza. Conforme vayamos superando las distintas pruebas en los test de entrenamientos de los grandes premios, así como nuestros resultados en carrera, el equipo irá cosechando puntos que podemos invertir en mejorar el grupo motor, la aerodinámica, el chasis o la durabilidad de los componentes. Este último apartado resulta vital al encontrarse por normativa limitados los motores y las cajas de cambio para toda la temporada, ya que si necesitamos de alguna unidad de potencia extra ello acarreará una penalización importante.

Pocas novedades para un jugador

Siendo el modo Trayectoria -ahora renombrado como Carrera Profesional- el corazón del título, la oferta single player se completa con el clásico Contrarreloj, Gran Premio y el modo Campeonatos. En este último podremos participar en desafíos concretos de tiempo, de persecución, adelantamientos o puntos de control con coches de F1, F2 y bólidos clásicos. Huelga decir en este punto que el DLC de Ayrton Senna y Alain Prost, incluido con la Legends Edition, nos ha decepcionado bastante ya que sus pruebas no consisten en revivir momentos cumbre de su rivalidad en pista, sino que simplemente se ha optado por crear retos en los que enfrentar a ambas leyendas. Mal, muy mal, sobre todo teniendo en cuenta lo bien que lo ha realizado Milestone con su reciente MotoGP 19 y la cantidad de momentos históricos seleccionados para poder revivirlos en nuestras propias carnes.

Disponemos de varias cámaras interiores y exteriores, pudiendo además editar el FOV

Dónde si hemos notado que se ha puesto mayor énfasis es en el multijugador online, con un renovado sistema de Superlicencia que mide nuestro rendimiento y deportividad en pista, para lograr que las carreras online sean lo más limpias posible. Además se ha dado un nuevo paso en la faceta competitiva, enfocando F1 2019 como un eSport incorporando marcadores mundiales, retos semanales, contrarrelojes clasificatorias y carreras los fines de semana para aquellos que se hayan clasificado para el GP.

Nuevo motor bajo el capó

Bueno lo de nuevo motor es un poco mentira, ya que nos encontramos ante la enésima evolución del motor EGO, la última versión del 4.0. Puede parecer por sus siglas que las mejoras son mínimas, pero lo cierto es que en esta ocasión Codemasters ha logrado suplir uno de los puntos débiles de anteriores entregas y han exprimido hasta la última gota de la potencia de PS4 y Xbox One.

Se ha mejorado la iluminación haciéndola mucho más realista, el motor de colisiones ahora gestiona mucho mejor el reparto de pesos, se ha trabajado para lograr 60fps sólidos en todas las plataformas -vital en un juego de conducción-, se han solucionado los problemas de frameskipping de anteriores entregas, se ha aumentado la distancia de dibujado y se ha aumentado también la resolución de las texturas de los albores de la pista. Pequeños detalles, sí, pero cuya suma redunda en un conjunto mucho más completo y atractivo.

Lamentablemente la tecnología de las consolas actuales es limitada, y seguimos sin poder disfrutar de unas físicas del todo realistas y de una simulación mucho más acorde con la realidad. Aunque el desgaste de neumáticos es más fiel que nunca, siguen sin poder darse planos en la rueda, los efectos de graining son mínimos y seguimos sin rastro del blistering que se da en altas temperaturas. Quizá esto ya sea rizar el rizo, pero si quieres que tu juego sea el simulador oficial de la F1 ya va siendo hora de incorporar estas mejoras, sobre todo si tu objetivo es convertirte en un eSport.

Conclusión

F1 2019 no es sólo una evolución del juego de todos los años, es la entrega más potente, completa y ambiciosa de la franquicia, convirtiéndose a día de hoy en la recreación más fiel y realista de la Fórmula 1. Tanto si buscas un simulador completo como si prefieres una experiencia más arcade, aquí tienes juego para meses.

La inclusión de la F2 ha terminado siendo anecdótica

Sin embargo todas sus mejoras se resumen en un mejor apartado visual, alguna mejora en el motor de físicas y algo de narrativa en el modo Carrera Profesional. Seguimos, por tanto, sin ver un gran salto cualitativo entre una entrega y otra. Probablemente se deba a la falta de potencia de las consolas actuales, pero no podemos evitar sentir que la franquicia padece de cierto estancamiento al no incorporar efectos como el graining, el blistering, ofrecernos la posibilidad de hacer un undercut en pista y demás opciones que los jugadores más experimentados echarán de menos. La F1 no es sólo configurar reglajes y correr rápido, hay muchas más cosas a tener en cuenta cuando te lanzas a la pista y en Codemasters deberían empezar a pensar en el siguiente paso, ya que de lo contrario la franquicia puede quedar seriamente estancada.

Aún con ello, F1 2019 es un juego excelente y el mejor simulador de F1 de la historia. Ojalá el equipo siga trabajando y el próximo año podamos decir lo mismo

The Good

  • Apartado técnico apabullante
  • Mejoras en el control, mayor enfásis en la simulación pura
  • Carga narrativa en la trayectoria y la inclusión de la F2...

The Bad

  • ... aunque ambas novedades tienen muy poco peso
  • Seguimos sin ver un gran salto que justifique el desembolso
  • Su apuesta por los eSports sigue siendo demasiado tímida
8.5
Avatar

Written by: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter