Fallout 76

By on on Análisis, 8 More
close [x]

Análisis – Fallout 76

Mucho se ha hablado de Fallout 76 durante las últimas semanas, y no por razones positivas en su mayoría, que digamos. Bethesda ha apostado por un videojuego completamente multijugador basado en su saga post-apocalíptica insignia, dejando de lado la faceta de rol en solitario que caracterizaba a sus títulos anteriores. Desde su enigmático anuncio hace unos meses, muchos eran los fans que se echaban las manos a la cabeza debido a esta decisión, ya que, según ellos, atentaba contra la propia naturaleza de Fallout. A pesar de esto, no han sido pocos los mods que han intentado implementar esta característica en estos mismos juegos, por lo que parte de la comunidad siempre ha esperado que la posibilidad de embarcarte en un Fallout con amigos se hiciera realidad. Y esto Bethesda lo sabía.

Tras una beta con algunos problemas, pero que dejó unas buenas impresiones en general, llegaba el momento de salir del Refugio 76 y ver qué es lo que verdaderamente ofrecía el título. Las ganas de echarle el guante eran enormes. Teniendo una fórmula ganadora como la de Fallout, uno sólo podía pensar que esta nueva vertiente tenía todas consigo para convertirse en una obra a la altura de su nombre. Pero, ¿finalmente ha sido así? ¿Merece realmente la pena? Muchas son las preguntas que ha dejado a su paso tras su polémico lanzamiento, y hoy venimos a responderlas.

Fallout 76

Bienvenido a Appalachia, West Virginia

La guerra, como es costumbre, no cambia nunca, y así es también el inicio de Fallout 76. Somos uno de los elegidos para formar parte del proyecto del Refugio 76, uno de los primeros en ser construidos y que prometía estar formado por las mentes más extraordinarias que habitaban La Tierra. ¿Su objetivo? Que estas personas sobrevivieran al apocalipsis nuclear que se avecinaba para que así pudieran reconstruir Appalachia, lugar donde tiene lugar esta vez la aventura. Dentro de este grupo está nuestro personaje, el cual personalizaremos con un editor directamente sacado de la cuarta entrega.

Una vez tengamos que salir del refugio, nos encontramos la primera diferencia de éste con respecto a sus predecesoras. En anteriores Fallout, la salida del refugio siempre era un momento muy especial. Ver cómo se abrían sus características puertas, para que tras de ellas se empezara a vislumbrar por primera vez aquel mundo exterior lleno de peligros y aventuras que afrontar era algo ya innato en la saga. Sin embargo, en 76 nada mas que éstas se abren nos espera una simple pantalla de carga, tras la cual estamos directamente en el mapa. Puede parecer una tontería -realmente lo es-, pero se trata de uno de los pequeños, y no tan pequeños, matices que encontramos en este nuevo juego que nos hace ver que aunque se llame Fallout, carece de muchas de las cosas que hacen especial a esta franquicia. Pero de eso hablaremos mas adelante.

Fallout 76

Un mundo marchito, pero no sólo estéticamente

Por lo general, la trama principal en la saga nunca ha sido su punto fuerte. Como pasa en otras obras del estilo, debes tener un guión muy fuerte argumentalmente, que dé ganas de seguirlo y que se entremezcle bien con su mundo abierto para que así no se pierda entre secundarias y horas de exploración. En mi opinión, el único que consiguió esto de forma notable fue Fallout: New Vegas -curiosamente desarrollado por Obsidian y no por Bethesda-, pero dentro del resto nos encontrábamos con uno de sus puntos débiles mas relevantes. Sin embargo, esto se “perdonaba” debido a que en todo momento nos encontrábamos con personajes, situaciones y pequeñas historias que nos hacían meternos de lleno en esta distopía apocalíptica, creando un juego muy interesante de seguir.

Fallout 76

Por el contrario, Fallout 76 ha decidido desechar esta característica en su mayoría, en pos de una experiencia multijugador más rápida y directa. Esto en primera instancia no puede ser un error tan grave como se puede llegar a pensar, ya que así apuestas más por la acción y la exploración en un juego que necesita que sus jugadores estén continuamente moviéndose por el mapa, en vez de estar “perdiendo el tiempo” escuchando una historia.

La monotonía nuclear

El problema viene cuando ya llevas algunas decenas de horas inmerso en Appalachia y lo único que tienes que hacer es seguir los rastros de la supervisora del refugio a través de cintas de audio y hacer de recadero para un robot.

Sí, seguimos teniendo algunas pequeñas historias por el mundo, pero todas están en forma de texto, y las misiones secundarias realmente interesantes se pueden contar con los dedos de una mano. Yo esto lo veo un problema, ya que estamos ante una experiencia que necesita que su público le dedica muchas horas, pero salvo por conseguir mejor equipo, no tienes una motivación real a la hora de avanzar en él. La falta de NPCs es en parte una de las causas del problema, pero no es la única. Puedes hacer un desarrollo de misiones interesante sin necesidad de entablar una conversación con un humano, muchos son los títulos que lo hacen, pero Fallout 76 no parece hacer ningún esfuerzo por crear un hilo de sucesos interesantes del que poder tirar.

Fallout 76

Afronta los peligros del Yermo como quieras

Estas decisiones de diseño en Fallout 76 hace que el total de la experiencia jugable se base casi en su totalidad en los tiroteos y la exploración. Y aquí es donde nos encontramos otro de sus problemas. Aunque estos primeros nunca han sido sobresalientes en la saga, podías afrontar la mayoría de situaciones de forma que no tenías por qué usarlos, simplemente eran una opción mas. Sin embargo, aquí vas a estar continuamente disparando, y a pesar de que esta característica se vio algo mejorada en Fallout 4, se siguen notando muchas de sus carencias, acabando siendo algo muy poco satisfactorio.

Fallout 76

Aún así, lo nuevo de Bethesda puede llegar a ser tremendamente divertido y adictivo. Perderte por el mapa, descubrir secretos y explorar para conseguir mejor equipamiento se sigue notando muy Fallout, por lo que aquí sigue estando parte de esa esencia de la saga. Además, puedes afrontar el juego como quieras, tanto si juegas sólo como con amigos. Obviamente con la segunda opción el juego gana muchos enteros, pero la experiencia en solitario sigue siendo muy recomendable si te gusta este tipo de juegos. A parte de esto, tenemos también el modo PvP, con el cual no tenemos por qué meternos en un enfrentamiento si no queremos, pero que acaba siendo algo puramente anecdótico y que no aporta absolutamente nada.

Una de las adiciones a Fallout 76 que me ha parecido un acierto total ha sido el nuevo sistema S.P.E.C.I.A.L., con el que equiparemos con distintas habilidades y mejoras a nuestro personaje. La diferencia esta vez, es que está basado en un sistema de cartas, las cuales iremos desbloqueando a nuestro gusto a medida que subimos de nivel.

Fallout 76

La belleza e inmersión de lo post-apocalíptico

Y si no hay una historia interesante que seguir y los tiroteos no son satisfactorios, ¿qué es lo que nos queda? Pues la exploración sigue siendo punto vital de la experiencia Fallout en este 76. Viajar por Appalachia e ir descubriendo, tanto sólo como acompañado, nuevos lugares, mientras al fondo tenemos esos hermosos parajes aún verdes es sin duda lo mejor que podemos vivir dentro del título. El mapa es enorme, y cada uno de sus diferentes rincones es único, con zonas muy diferentes unas de las otras, creando con ello una continua sensación de descubrimiento a través del Yermo. Además, está lleno de nuevas armas, armaduras y objetos por todos lados, por lo que la progresión basada en el loot es bastante dinámica, eso sumado a la construcción de nuestro campamento y la supervivencia de nuestro personaje, hace que siempre tengamos cosas que hacer.

Fallout 76

Otra de las polémicas de Fallout 76, ha sido su motor gráfico. Bethesda lleva usándolo desde hace años tanto en Fallout como en The Elder Scrolls y, aunque en esta última entrega el juego se ve algo mejor que el 4, se empieza a notar que necesita un lavado de cara. Teniendo en cuenta que se trata de un título enorme con multijugador casi masivo, es normal que no sea un portento gráfico, pero a estas alturas de generación de consolas se queda muy muy justo. Además, me he encontrado con algunos bugs -no tantos como otros jugadores por suerte- que ensucian la inmersión, pero que pueden corregirse en futuros parches.

Una versión de PC intolerable

Un servidor ha podido jugarlo en PC, versión que no está para nada a la altura del tipo de producción que se debe esperar de un título AAA de este calibre en pleno 2018. La ausencia de FOV y VSync, entre otros, me ha obligado a tocar en sus archivos .ini y buscar en Internet la forma de arreglar lo que los desarrolladores no han hecho. Es algo que, en mi opinión, no debería permitirse estando en la época en la que estamos, y menos de una compañía como Bethesda.

Además, las bajadas de fps en un equipo de gama media-alta han sido casi constantes, encontrándolas sobre todo en enfrentamientos con muchos enemigos y en las zonas con mas edificios.

Fallout 76

La guerra no cambia nunca…pero quizás debería

Me siento un poco decepcionado con Appalachia, pero, mientras escribo esto y escucho Take Me Home, Country Roads, me es imposible no pensar también en los buenos momentos que he pasado en su mundo. Mis ganas de Fallout 76 eran enormes. Desde hace tiempo deseaba tener la oportunidad de jugar a un Fallout con amigos, pero el resultado final no es el que esperaba. Aunque es sin duda un juego divertido y adictivo, al final del día sus fallos pesan mas que sus aciertos. La monotonía de sus misiones y, en general, su diseño, hacen que estemos antes un juego que tenía muchísimo potencial para estar a la altura de los mejores de la saga. Sin embargo, no ha acabado siendo así, y las decisiones que se han tomado quitando muchos de las características que definen a Fallout le han acabado lastrando.

The Good

  • La fórmula Fallout sigue siendo igual de inmersiva y divertida
  • Appalachia es enorme y llena de cosas que descubrir
  • Entornos muy variados

The Bad

  • El acabado de la versión de PC es intolerable
  • Las misiones se vuelven muy monótonas y repetitivas
  • La ausencia de muchas de las característiscas importantes de la saga
  • El combate sigue siendo muy poco satisfactorio
  • El motor gráfico necesita un lavado de cara
6.5
Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter