FIFA 20

By on on Análisis, 7 More
close [x]

Análisis – FIFA 20

Me gustaría empezar este texto con una pequeña -y un poco tonta- anécdota. Desde que era un enano mi familia, tanto mi madre como mi abuela, hacían un puchero magnífico para comer siempre un día a la semana (para los que no conozcáis este plato andaluz, es uno que se hace con verduras y arroz/fideos). Todas las semanas sin falta, ahí estaba ese puchero tan rico. Son muchos años comiendo lo mismo, pero te gusta y lo haces con gusto, sobretodo en invierno, que un plato tan calentito entra que da gusto aunque te empiece a dar pereza. Pues con FIFA me pasa también un poco esto. Año tras año tenemos esa nueva entrega numerada, con sus novedades y sus aspectos más tradicionales, pero me la trago igual porque está tremendamente bien hecho y da gusto comérselo en esta época del año en la que empiezan de nuevo las diferentes competiciones ligueras y el mono de fútbol se siente en el aire.

Para esta ocasión, FIFA 20 no viene cargado con un número excesivo de nuevas incorporaciones, quizás todo lo contrario, pero sigue exprimiendo al máximo una fórmula que funciona, con un modo Volta que vuelve a sacar a relucir nuestro lado más callejero. Os contamos todo lo que necesitáis saber de lo nuevo del rey del fútbol en nuestro análisis.

Uno de los FIFA más continuistas, para bien y para mal

No me gusta engañar a nadie, así que diré las cosas claras desde un principio: FIFA 20 se siente extremadamente continuista con respecto a sus anteriores entregas. Quizás sea porque es, muy posiblemente, el último título de la franquicia que lanzará EA antes de dedicar sus esfuerzos a la inminente nueva generación. Quiero decir, FIFA 21 saldrá también para PS4 y Xbox One, pero le pillará con un cambio intergeneracional gracias al cual se debería empezar a vislumbrar un cambio drástico en la fórmula. Esta vigésima entrega mejora la jugabilidad prácticamente al máximo, convirtiéndolo en el simulador de fútbol por excelencia, con una buena cantidad de contenidos, tanto offline como online, y una comunidad que año tras año demuestra ser de las más leales del sector.

Sin embargo, en pleno 2019, se empieza a hacer notar que la marca FIFA necesita de nuevo una evolución que la eleve a cotas más altas. Todo sus contenidos funcionan, pero se nota a leguas que son prácticamente un copia-pega de los del juego del año anterior, y tampoco se hace presente una evolución gráfica digna del motor Frostbite, con el que tan buenos resultados ha provisto a la compañía en otros títulos de Battlefield o Star Wars. Esto se nota, sobretodo, en las caras de algunos jugadores, las cuales no tienen absolutamente nada que ver con las de la vida real, y se sienten más como un npc predeterminado (aunque el equipo de desarrollo ya está trabajando en arreglarlo).

Pequeños cambios para una experiencia completa

Con todo ello, y aunque FIFA 20 no sorprende en la mayoría de lo que hace, sus cambios se hacen notar en lo que a la jugabilidad se refiere. Estamos ante un juego en el que se nota que sus desarrolladores han escuchado las quejas de la comunidad durante todos estos años. La base del título se mantiene intacta, y es tan divertido y adictivo como siempre, pero pequeñas mejoras como la presión a la hora de defender un ataque sin defensas que se vendan a la mínima de cambio, o posibilidades de jugadas más tácticas que nunca, hacen de FIFA 20 la entrega más pulida de la franquicia hasta el momento.

Son quizás aspectos pequeños que no se ven a primera vista, pero a medida que empiezas a echarle horas al juego se hacen muy presentes. La balanza defensa-ataque es más equilibrada que nunca, lo que permite una velocidad de juego más pausada, con momentos para pensar en tu próxima jugada sin necesidad de salir como un loco hacia la portería rival. En definitiva, FIFA 20 es a día de hoy una experiencia de fútbol excesivamente completa y realista, más de lo que uno podría llegar a pensar. Esto se acrecenta en mayor medida en las diferentes jugadas a balón parada como son las faltas o los penaltis, donde se ha puesto especial énfasis en la precisión del lanzamiento, en los que controlaremos hasta el efecto que le queremos dar al balón para que coja portería.

Volta: vuelve el fútbol de la vieja escuela

Como decía, los diferentes modos de juego de FIFA 20 son prácticamente un calco de lo visto en anteriores entregas, exceptuando el caso de Volta, el flamante nuevo fichaje de la franquicia que viene a sustituir al modo Carrera para hacernos volver al fútbol callejero por excelencia. Y es que, aunque no tenemos ese clásico modo historia ya clásico en la saga, en Volta tendremos algo parecido, pero enfocado a su modo de juego. Su trama, como no podía ser de otra forma en este tipo de juegos, es lo menos interesante que tiene con diferencia. En esta ocasión no tendremos que luchar por jugar en un gran club como el Real Madrid o el Chelsea para convertirnos en una estrella mundial, aquí tendremos que hacernos un hueco entre los mejores jugadores de la calle siguiendo la estructura que dejó el modo Carrera, con unas cinemáticas muy cuidadas en general y varios partidos para disputar contra la IA. Lo malo viene cuando nos damos cuenta que ninguno de sus personajes son mínimamente interesantes, con diálogos para el olvido, convirtiendo esta nueva historia en un añadido que hacer si estás aburrido y no tienes nada mejor que hacer. Poco más.

Sin embargo, en cuanto nos ponemos las botas y saltamos al terreno de juego todo esto se olvida. Siendo claros, Volta es lo mejor que EA ha añadido a FIFA en años. Su jugabilidad es extremadamente divertida, con un regusto a los clásicos FIFA Street pero manteniendo la base jugable de su versión de fútbol 11 más clásica. La experiencia Volta con respecto a la de FIFA 20 se siente casi completamente distinta, con partidos rápidos y dinámicos de 3vs3, 4vs4 o 5vs5, pudiendolos jugar además sin porteros en porterías más pequeñas, brillando sobretodo en partidos con una cantidad menor de jugadores como son las dos primeras opciones mencionadas. Su ritmo, como no podía ser de otra forma, es mucho más frenético de lo visto en los otros modos de FIFA 20, con la posibilidad de personalizar de forma muy completa tanto a nuestro personaje principal como a los distintos miembros de nuestro equipo. Con todo ello, Volta es una experiencia sobresaliente, divertida y tremendamente adictiva, convirtiéndolo en uno de los mejores añadidos que he podido ver en un FIFA hasta ahora, y que podría funcionar como una entrega independiente si se le diera la oportunidad.

Tenemos FIFA 20 para rato

En lo que al resto de modos de juego se refiere, pocos cambios o novedades para comentar. Ultimate Team sigue siendo prácticamente la misma experiencia del año pasado, a diferencia de que ahora tenemos la posibilidad de ir completando ciertos objetivos, como si de un pase de temporada se refiere, para conseguir jugadores, sobres o diferentes bonificaciones. También podremos hacer frente a una serie de desafíos con unas reglas características que sirven muy bien como un añadido diferente a la fórmula. Por lo demás, pequeños ajustes como la mejora de los menús que hacen que el modo de juego esté más ajustado que nunca.

Por otro lado, tenemos los ya clásicos modos de juegos de torneos, temporadas, exhibición, etc, con los que tendremos una cantidad infinita de horas para probar diferentes equipos y jugadores. Además, en FIFA 20 sigue presente el ya tradicional modo Carrera, en el que nos pondremos en la piel de un entrenador a cargo de un equipo, pudiendo entrenarlo, dar ruedas de prensa, entrevistas o charlas con los jugadores, en una experiencia con una potente carga cinemática. En este sentido, todo se siente muy bien ejecutado, suponiendo una brisa de aire fresco con respecto a los otros modos de juego, así como un añadido especialmente enfocado a los usuarios que buscan una experiencia FIFA offline.

FIFA está pidiendo a gritos un salto generacional

A nivel técnico, FIFA 20 sigue cumpliendo con creces lo que se espera de un motor como el Frostbite de EA, pero en ciertos aspectos se empieza a echar en falta un salto gráfico que se note. En lo que a los modelados de los jugadores se refiere, hay algunos que tienen un acabado sobresaliente, con muy pocas diferencias con respecto a la vida real. Sin embargo, hay otros con los que se nota que el equipo de desarrollo no ha trabajado demasiado con ellos, una carencia que se nota especialmente cuando los comparamos con el resultado que ha conseguido la competencia. Está claro que EA está esperando a la nueva generación de consolas para enseñar todo el músculo gráfico que pueden llegar a dar, pero a día de hoy FIFA 20 deja algo que desear en lo que a los gráficos de un producto como éste se refiere, y al que le queda mucho trabajo de por medio para dar lo que se espera de él.

En lo que sigue sin fallar el juego es a nivel de licencias, a pesar de que Konami ha conseguido exclusivas como la Juventus. Sin embargo, en lo que al resto se refiere, nos encontramos con prácticamente el panel de los equipos de fútbol de la élite, pudiendo elegir entre una infinidad de ellos alrededor del mundo.

Un FIFA que sabe a transición

En conclusión, FIFA 20 sigue siendo un buen plato de puchero, uno que puede saber muy parecido a todos los que me he comido hasta ahora, pero que sigue estando exquisito. El modo Volta es, de lejos, su mejor añadido, y sigue presentando un sinfín de opciones jugables con las que jugar durante decenas y decenas de horas. Es un FIFA que huele a transición, con una EA mirando más a lo que puede dar durante los próximos años que a lo que tiene delante de sus narices en estos momentos. Pero sigue siendo FIFA, sigue siendo fútbol total y sigue siendo extremadamente divertido.

Este análisis se ha realizado gracias a una copia de FIFA 20 enviada por EA España

The Good

  • Cambios jugables que lo convierten en una experiencia más realista
  • Volta es el mejor añadido que se ha visto en la franquicia durante muchos años
  • Muchos modos de juego en los que echar decenas de horas
  • Sigue siendo adictivo y divertido como pocos

The Bad

  • A nivel técnico se echa de menos un salto mayor
  • Cambios mínimos con respecto a entregas anteriores en los modos más clásicos
  • Historia de Volta para olvidar
8.5
Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter