Fire Emblem Three Houses

By on on Análisis, 4 More

Análisis – Fire Emblem Three Houses

Creo que a estas alturas del campeonato, muchos son los que conocen ya la saga Fire Emblem. Ya sea por las apariciones de Marth en Super Smash Bros. o los títulos lanzados en Nintendo 3DS que reavivaron el fuego de la franquicia. Y es que estamos de celebración, pues que una franquicia llegue a ser reconocido por tantos nunca es mala señal. Y aún más con Fire Emblem Three Houses. Si bien esta no es la primera llegada de la serie a Nintendo Switch, sí lo es en el campo de la estrategia. Y es que aunque este nuevo título no revolucione mucho los combates tácticos que tanto conocemos, sus pequeños añadidos dan un giro de tuerca, una actualización a la fórmula. Además de esto, es probable que se trate del título más largo de la saga hasta la fecha, imagino que por eso lo lanzaron a finales de julio. Pero no temáis, si no habéis tenido oportunidad de catarlo y estáis pensando ya en las vacaciones de invierno, nosotros os cubrimos con nuestro análisis de Fire Emblem Three Houses.

En una tierra muy lejana…

Fire Emblem Three Houses rompe con el molde de lo conocido. Si bien seguimos encontrando un conflicto entre países, reyes y espadas de leyenda, no repetimos la fórmula al completo como en anteriores ocasiones. Nuestro protagonista en esta ocasión es Byleth, un, o una, joven que ejerce de mercenario bajo el comando de su padre. Tras rescatar a unos jóvenes de ser asesinados por una panda de bandidos, se nos ofrecerá la posición de profesor en la Academia del Monasterio Garreg Mach.

Con la tarea de encargarnos de una de las tres clases, a elegir gracias a la bondad de nuestros compañeros de oficio, nos tocará ayudarles a crecer en las artes militares a lo largo de todo un año. Al final de cada mes, se nos pedirá mostrar resultados de forma práctica, llevando a cabo una misión obligatoria. Esta es la historia de un profesor y sus 8 alumnos, aunque…

Bienvenido al Monasterio Garreg Mach

Al contrario que en entregas anteriores, en esta ocasión contaremos con una «base de operacionesLa Academia de Oficiales del Monasterio Garreg Mach cuenta con un campus suficientemente amplio para que alumnos y profesores se relacionen y crezcan juntos. Podremos movernos por el mapa libremente, sin necesidad de esperar a que el resto de NPCs cumplan su turno.

La vida en el Monasterio es tranquila y sencilla, además de estar llena de actividades a realizar. Si bien tendremos que atender en clase para mejorar las estadísticas individuales de cada unidad, los días libres están llenos de cosas que hacer. Podremos plantar y crecer flores en el invernadero, pescar en el lago, cantar en un coro y hasta comer hasta reventar en la mejor de las compañías. Y lo mejor de todo es que estas actividades no solo nos sirven para desconectar de tanta clase, pues también nos mejorarán algunos atributos.

Todas estas actividades aumentarán nuestra reputación como profesor, que incluso aumentará de nivel con la suficiente experiencia. Subir de nivel nos permitirá realizar más actividades en un solo día, tutelar a más alumnos durante una sesión e incluso añadir más unidades al escuadrón de combate durante una misión.

Atentos a la demostración

¿A caso hay algo mejor que una demostración práctica para aprender lo enseñado? Por supuesto que no. Es hora de saltar al campo de batalla, y menudo campo de batalla. Empezando con un ejército de 9 unidades, cada personaje se podrá especializar en lo que queramos, aunque ellos mismos tendrán sus puntos fuertes y débiles. Soldados a pie con espadas, caballería cargando con lanzas, jinetes wyvern con hachas, muros inquebrantables que destruirán al enemigo de un puñetazo y más.

El sistema de combate del título cuenta con la misma base estratégica que sus antecesores, aunque añade varias novedades. Nos moveremos por una cuadrícula irregular con distintos tipos de terrenos, enfrentando a nuestras unidades con el enemigo al encontrarse. Pero esta vez, no están solos, pues entra el sistema de Batallones y Tácticas.

Los Batallones, como indica el nombre, son grupos de soldados que se asignarán a una unidad como si se tratase de una pieza de equipamiento. Al avanzar en combate junto a ellos, podremos realizar Tácticas, movimientos en grupo que varían según el Batallón. Desde un grupo de sanadores que curarán a todas las unidades a nuestro alrededor, hasta un grupo de lanceros que harán retroceder al enemigo. La variedad de Tácticas es tan amplia como la variedad de Batallones.

Pero la guerra es injusta a veces, haciendo que perdamos una de nuestras unidades favoritas, para siempre en el modo de juego Clásico, haciéndonos repetir todo un combate si queremos salvarlos. O eso creíamos. El Pulso Divino es una nueva herramienta para facilitar estos casos. Pulsando un simple botón, podremos rebobinar el combate hasta el turno anterior y cambiar nuestras acciones, para rescatar a nuestro aliado o cualquier otra razón.

Cuenta con mi espada

Pero los Batallones y las Tácticas no son el único añadido. En Fire Emblem Three Houses contamos además con los Emblemas, una poderosa mecánica en el campo de batalla. Los Emblemas proporcionan bonificaciones a las unidades que las llevan, desde recuperar una pequeña cantidad de salud al atacar, hasta aumentar el daño realizado. No son pocas las unidades que cuentan con Emblemas, aunque tampoco todos han heredado uno.

Las unidades que cuentan con un Emblema suelen tener acceso a una Arma Sagrada o una Reliquia Heroica. Estas armas sacan el máximo potencial del Emblema y su portador con ataques de alto daño, aunque tienen una durabilidad reducida.

Y como es tradición en la serie, podremos reclutar nuevas unidades a nuestro ejército, aunque en esta ocasión, el sistema es un tanto diferente. Dejamos atrás los encuentros con posibles aliados en el campo de batalla y pasamos a encontrarlos en el Monasterio. Podremos reclutar a casi cualquier alumno perteneciente de cualquiera de las otras dos clases de la Academia. Aunque no será tan fácil como hablar con ellos un par de veces. Tendremos que aumentar nuestra habilidad en áreas concretas, ya sea la proeza con el arco o la magia blanca, para que ellos mismos nos pidan unirse a nuestra clase.

Lazos más poderosos que la sangre

Las conversaciones entre unidades regresan para darnos más profundidad entre personajes. Estas conversaciones, desbloqueadas tras aumentar la afección entre dos unidades, también nos darán apoyo directo en combate. Al rodear a un enemigo, se activarán los ataques con apoyo, que podrán aumentar nuestras probabilidades de acertar o incluso de dar un golpe crítico. Y es que todo el desarrollo de personaje que encontramos tras las cámaras de la historia principal es sobresaliente en una gran cantidad de personajes. Algunas de estas incluso darán lugar a un Desvío, una misión especial que va directamente ligada al desarrollo de un personaje.

Subir la afección entre unidades es de lo más sencillo, pues hay varias formas de conseguirlo. Desde pasar tiempo tutelando a nuestros estudiantes, hasta comiendo, cantando y luchando a su lado. En este último caso, además, podremos nombrar lugarteniente a una de las unidades, para que acompañe a la otra a cualquier lado y la apoye directamente de forma ofensiva, defensiva o recuperando salud.

El continente de Fódlan

Si hay algo en lo que destaque Fire Emblem Three Houses en comparación a sus predecesores, es la inmersión en la historia. Si bien el apartado gráfico del título deja algo que desear, los detalles puestos en los personajes y los escenarios son dignos de admirar. Y es que Fódlan es otro personaje importante en el título. El continente formado por los tres países vecinos tiene sus propias culturas, tradiciones y músicas, que nos hacen pensar que realmente estamos viviendo en otro lugar. A principio de cada mes, los cuales están nombrados según elementos del mundo, contaremos con una breve descripción de la temporada, acompañada de un precioso mural. Y es que la banda sonora es también motivo de alago, pues sus energéticos temas captan los sentimientos de todas las situaciones.

Veredicto

¿Entonces, con todo lo comentado en este análisis, es Fire Emblem Three Houses un título recomendable? Por supuesto. Se trata de un juego con una enorme cantidad de horas, ya sea para una de las tres rutas principales disponibles, o para completarlas todas. La rejugabilidad y los cambios que podemos encontrar entre rutas supera las 100 horas, convirtiéndose, fácilmente, en uno de los títulos más largos de la franquicia, si no el que más.

Los nuevos añadidos como los Batallones o el Pulso Divino llevan los conflictos militares a mayores escalas y facilitan el acceso a nuevos jugadores. Y es que ser capaces de profundizar un sistema de combate y facilitar la entrada a nuevos usuarios, no es tarea fácil. Las nuevas clases y armas presentan nuevas combinaciones para ajustarse más a las unidades que tenemos en mente durante el juego.

Y es que todo el mundo de Fódlan es cautivador hasta decir basta. Con una cantidad de personajes, con sus pasados y motivaciones, con quienes llegamos a conectar más que en otros títulos. Por no mencionar el como todo este contexto puede aplicarse durante la historia principal para entender mejor a los personajes.

Es difícil tachar a Fire Emblem Three Houses de título mediocre o incluso aprobado raspado en este análisis. Con un paso de gigante desde las entregas de Nintendo 3DS, la saga ruge con mucha fuerza gracias a esta nueva entrega, tratándose de un título perfecto para cualquier amante de la saga y para los nuevos jugadores, fans del género o no.

Os recordamos que podéis encontrar toda la información sobre Fire Emblem Three Houses, así como más análisis de títulos de la saga en nuestra web. También podéis seguir nuestra cuenta de Twitter para estar al tanto de todas las novedades que llegarán al Pase de Temporada del título, entre otras cosas.

The Good

  • Expansión del sistema táctico por turnos conocido hasta la fecha con novedades para veteranos y recién llegados a la saga.
  • Una historia bien llevada, con personajes carismáticos a quienes poder conocer en profundidad gracias al sistema de apoyo entre unidades.
  • Los combates con nuevos tipos de armas, clases y enemigos refuerzan la frescura del sistema.
  • La banda sonora, las ilustraciones y todo el folclore de Fódlan son dignos de alabanza, el mejor Fire Emblem en este aspecto.
  • Gran posibilidad de actividades fuera de los combates para cambiar un poco de aires.

The Bad

  • Se trata de un título muy largo para lo que acostumbra a ser la franquicia, llegando a sentirse repetitivo y sin un objetivo claro o motivación suficiente para que se avance en la historia.
9.5
Avatar

Written by: Victor Puig

Salí plurilingüe y acabé de profesor de idiomas. Me encantan los juegos de lucha, los JRPGs y sobretodo los indies. La buena música, dentro o fuera de los videojuegos, es otra de mis pasiones.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter