Pokémon Let’s GO Pikachu/Eevee

By on on Análisis, 2 More
close [x]

Análisis – Pokémon Let’s GO Pikachu/Eevee

 

Análisis – Pokémon Let’s GO Pikachu/Eevee

Cuando hablamos de Pokémon hablamos de una parte muy importante de la infancia de muchos jugadores. No somos pocos los que nos criamos jugando a las entregas de Game Boy y que hemos ido creciendo y madurando a la vez que la famosa franquicia de Nintendo.

No es para menos, Pokémon supuso en su momento una revolución mundial tanto por su concepto de juego como por su exitoso anime que roza ya la treintena de temporadas. Cuando una franquicia vive durante tantos años un éxito arrollador necesita renovarse para no morir de éxito. Si algo se ha criticado de Game Freak estos últimos años es su inmovilismo con la franquicia Pokémon, que llevaba más de 20 años ofreciendo ciertas mejoras en lo jugable, aumentando la profundidad de su propuesta, pero sin plantear nunca una revolución del mismo. Empezamos a ver los primeros atisbos de cambio con las entregas ubicadas en la región de Alola. Pokémon Sol/Luna, y sus posteriores ediciones Ultra, nos propusieron un tipo de aventura distinta, alejada de los gimnasios pokémon para ofrecernos una serie de retos inéditos en la serie y enfocar la aventura pokémon desde otra perspectiva.

Paralelamente Pokémon estaba gestando su último gran éxito, Pokémon GO. El desembarco de los monstruos de bolsillo a la realidad aumentada que ofrecen los dispositivos móviles fue toda una revolución que, tras un ligero batacazo, ha sabido rehacerse de sus cenizas como buen Ho-Oh y ofrecernos un juego ligero y atractivo para atraer a nuevos consumidores a la franquicia. El grueso de jugadores potenciales ha aumentado enormemente y aunque la app móvil monetice de maravilla, nunca es suficiente para la gran N -ni para nadie dicho sea de paso-.

Por todo ello los chicos de Game Freak, capitaneados una última vez por el gran Junichi Masuda, han tomado el planteamiento de Niantic para transportarlo a un juego principal de la franquicia. ¿El resultado? Una curiosa macedonia de conceptos, nostalgia, toques RPG y mucho, mucho cariño.

Un nuevo rumbo

Como muchos ya sabrán, Pokémon Let’s GO Pikachu/Eevee se basa en Pokémon Amarillo, la última entrega de primera generación que apareció en Europa el año 2000. La particularidad de esta tercera entrega era la de tener como primer pokémon a Pikachu y poder conseguir a los demás starters a lo largo de la aventura. Además se alteraban algunos de los eventos principales de la saga para ofrecer nuevas vías de exploración y enfrentarnos al Team Rocket con unas caras conocidas, las de Jessie y James.

Let’s Go se perfila pues como un remake de Amarillo, pero añadiendo por primera vez en la franquicia las mecánicas de captura y mejora de Pokémon GO, no renunciado por ello a las raíces RPG que siempre han caracterizado a la saga. De esta forma se crea un híbrido de ambos títulos que funciona mucho mejor de lo que podíamos esperar. De inicio decir que las batallas contra pokémon salvajes se han eliminado, en su lugar se ha sustituido por las mecánicas de bayas y lanzamiento de pokéball de la app móvil. ¿Significa esto que no hay combates? Para nada, seguiremos pudiendo combatir contra todos los entrenadores de la región de Kanto, encontrando además muchos más enfrentamientos que en las entregas originales -suponemos que para paliar la falta de combates contra pokémon salvajes-.

Por lo que respecta a la subida de nivel ésta no se llevará a cabo solamente luchando contra los entrenadores, sino que cuando capturemos pokémon ganaremos puntos de experiencia (como si los derrotasemos) que se repartirán entre todos los pokémon del equipo, y todos ellos se almacenarán en un sistema de almacenamiento nuevo que sustituye los PC’s. De esta forma podremos cambiar los pokémon de nuestro equipo en cualquier momento y tener acceso a las cajas de almacenamiento para guardar hasta 1000 pokémon distintos. Evidentemente, y al igual que en Pokémon GO, los pokémon que tengamos repetidos podremos enviarlos al profesor Oak para conseguir caramelos y así fortalecer a los que sí queramos conservar de la misma especie. Dichos caramelos pueden o bien aumentar una característica concreta o aumentarlas todas si hemos conseguido un caramelo especial para dicho pokémon.

¿Con estos cambios se pìerde la vertiente RPG? Pues lo cierto es que no, para nada. Si bien es cierto que cambia radicalmente el método de crianza de nuestros pokémon, se conservan muchas de las señas identitarias de la saga y se simplifican muchos conceptos que podían resultar algo complejos para los jugadores más bisoños. Algunos de los cambios realizados radican en la eliminación de habilidades, la imposibilidad de que los pokémon porten objetos para usar en combate o el reparto de los effort points para fortalecer una característica concreta de nuestro pokémon. Todo ello se ha simplificado para traernos una interfaz más sencilla, más básica e intuitiva, pero manteniendo la estrategia de tipos, movimientos, cálculo de daño, velocidad etc. Más simple no significa necesariamente más fácil, y es que, al contrario de lo que nos han venido anunciado, el juego no es ningún paseo. De hecho, gracias a la nueva mecánica de captura e intercambio de pokémon entre los que tenemos en el equipo y los del PC, rotaremos mucho entre distintas especies, lo que repercutirá en pokémon de menor nivel y, por tanto, una dificultad añadida.

Viejas rutas, nuevas sorpresas

No vamos a engañar a nadie, Pokémon Let’s GO ha sabido equilibrar muy bien sus virtudes. Si a los jugadores noveles se les atrae con un sistema de captura y combate más simple, a los veteranos se les ataca por la nostalgia. Y debo decir que, como de costumbre, es muy efectivo. Pokémon Let’s GO rinde homenaje a sus más de 20 años de historia con decenas de guiños, giros inesperados entrelazados con momentos icónicos y un apartado gráfico que aprovecha al máximo el magnífico diseño artístico de una Kanto que luce más bella que nunca.

Si bien a nivel técnico está un peldaño por debajo de lo esperado, sobretodo si lo comparamos con obras punteras de Nintendo Switch como The Legend of Zelda: Breath of the Wild o Xenoblade Chronicles 2, lo cierto es que los modelados se han mejorado considerablemente con el paso a la nueva generación y aunque como decimos queda mucho trabajo por hacer, sienta un muy buen primer paso para lo que está por venir. Poder ver a los pokémon campar a sus anchas por las rutas y mazmorras es algo que pedía la saga a gritos y que elimina de una vez por todas los encuentros aleatorios tan molestos. No solo podremos evitar los encuentros que no deseemos, sino que podremos ir directamente a por los pokémon que más nos interesen. También se han mejorado las animaciones en combate de los pokémon y de la mayoría de los ataques, siendo especialmente reseñables los movimientos especiales que aprende de forma exclusiva nuestro primer pokémon.

Entra aquí en juego el sistema de captura heredado de Pokémon GO, idéntico al de la app móvil y que funciona mucho mejor en modo portátil que en sobremesa. Mientras en el modo portátil los pokémon girarán en torno a nosotros, deberemos seguirlos con la consola para encuadrarlos en la pantalla y lanzar la poké ball apretando el botón A, lanzándose siempre esta al centro de la pantalla. Un sistema fácil, intuitivo y muy preciso gracias al giroscopio que incorpora Nintendo Switch. En modo sobremesa, los pokémon se moverán por la pantalla y deberemos apuntar a ellos simulando el lanzamiento con el joycon, pero la falta de precisión del mando hará que muchas bolas acaben por tierra por problemas de detección.

Pero sin duda si hay un apartado en el que brilla es en el sonoro. Las mejoras técnicas de Switch como sistema permiten ofrecer unas melodías más nítidas que nunca, lo que ha permitido a Junichi Masuda, compositor principal de la serie, desplegar su innegable talento y ofrecernos una de las mejores partituras de la saga, de esas que bañan los oídos con melodías clásicas con sabor a novedad. Un viaje al pasado que evocará en los más veteranos muchos recuerdos emotivos; desde perdernos en Bosque Verde a ver zarpar el SS. Anne, adentrarnos en las oscuras Islas Espuma, afrontar la durísima Calle Victoria y hacer frente a Lance, el último miembro del Alto Mando. Todos ellos son momentos que se han grabado a fuego en nuestra retina y que Masuda consigue revivir con apenas unos acordes maravillosamente orquestrados.

Conectividad limitada

Si hay que buscarle algún pero al juego sin lugar a dudas lo encontramos en la conectividad que ofrece tanto en el apartado multijugador como con Pokémon GO. Por lo que respecta al multijugador; con combates individuales, dobles e intercambio, se ha limitado a ofrecer dichas opciones con los jugadores que ya figuren en nuestra lista de amigos. Pero no es el único paso atrás, ya que para poder conectar con un amigo deberemos activar ambos la búsqueda de conexión introduciendo la misma contraseña de 3 pokémon. No hay multijugador con jugadores desconocidos, no hay GTS para los intercambios e incluso para jugar con amigos hay que intercambiar contraseñas cada vez que queremos conectarnos. Inaceptable.

Pokémon Let’s GO también cuenta con multijugador local, pudiendo añadirse un segundo jugador para echar un cable en la aventura principal. Desgraciadamente las posibilidades que esta modalidad nos brinda son demasiado limitadas y destruye por completo el sistema de progresión del juego al realizarse los combates en un 2 contra 1 que claramente rompe los esquemas del título. Por último es importante comentar su conectividad con el juego para smartphones al que rinde tributo. A través de la antigua zona safari podremos traer a Let’s GO aquellos pokémon que hayamos capturado en Pokémon GO y sean compatibles con éstas ediciones. Lamentablemente la conectividad bluetooth entre la Switch y el smartphone falla en la gran mayoría de ocasiones y necesitan de un parche urgente para solucionar sus problemas de estabilidad.

Soplo de aire fresco

Con Pokémon Sol/Luna los fans más acérrimos pudimos comprobar como la fórmula de la saga principal de Pokémon se estaba quedando desfasada. Pokémon Let’s GO llega como un spin off, como una suerte de saga secundaria que ofrece mecánicas distintas con un enfoque más sencillo, alejado del cariz competitivo que había tomado la saga. Puestos a ser sinceros, debo decir que como jugador empedernido y gran amante de la vertiente competitiva esta entrega me suscitaba muchísimas dudas y me parecía un paso atrás tremendo.

Tras pasar decenas de horas con él puedo decir que no solamente es un gran juego, sino que supone un punto de inflexión en la franquicia al introducir muchísimas novedades que serán bienvenidas no solo en las secuelas de este spin off, sino también en la saga principal de juegos.

Pokémon Let’s GO Pikachu/Eevee es un nuevo enfoque para la franquicia; elimina habilidades, objetos, combates contra pokémon salvajes pero a cambio nos brinda un sistema de captura nuevo y muy divertido, la posibilidad de contar con un equipo de centenares de pokémon sin movernos de la mazmorra/ruta en la que estemos y un reto considerable con los 150 entrenadores maestros que encontraremos en su postgame. Más sencillo, más intuitivo pero igual de divertido que siempre. Pokémon Let’s GO me ha hecho sentir como si tuviera 6 años otra vez, me ha hecho disfrutar de cada nueva ruta y cada nuevo enfrentamiento como si fuera la primera vez. Y eso no tiene precio.

The Good

  • Renueva un clásico, añade novedades sin perder su esencia
  • La captura con giroscopio funciona a las mil maravillas
  • Eliminar los encuentros aleatorios ha sido su mayor acierto
  • Logra hacernos sentir como un niño redescubriendo la franquicia

The Bad

  • Switch puede dar mucho más a nivel gráfico
  • Incluir a Mew como DLC
  • La conectividad con Pokémon GO falla muchísimo
  • Se han recortado muchas funcionalidades online
8.5
Avatar

Written by: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter