Return of the Obra Dinn

By on on Análisis, 5 More
close [x]

Análisis – Return of the Obra Dinn

Obra Dinn

¿Qué hace grande a un videojuego? Puede que sea tener una gran historia que nos haga vivir increíbles aventuras. Una jugabilidad pulida junto a unas mecánicas atractivas. Mundos extensos casi infinitos para explorar. Un apartado artístico audiovisual envidiado por otros medios. O como en el caso que tenemos entre manos sumergirnos totalmente en la experiencia.

Año 1807, un barco ha aparecido en la costa de Falmouth. Es el Obra Dinn, desaparecido hace 5 años y nos toca a nosotros inspectores de la compañía de las indias orientales averiguar que le ha sucedido a su tripulación. Armados únicamente con unos misteriosos diario y reloj nos subimos a cubierta.

Explicando las reglas del juego

Return of the Obra Dinn basa sus mecánicas en nuestras dos herramientas. Por un lado tenemos el reloj. Este reaccionará cuando nos acerquemos a los restos mortales de un tripulante. Al activarlo nos trasladará al momento exacto de su muerte. Podremos oír los momentos previos de lo que sucedió y explorar la escena congelada. Una vez vista la escena se activará el diario. En ese momento nos preguntará quién es la persona que ha muerto y cómo ha muerto (y a manos de quién o qué). Esta información puede parecer simple pero aunque por un lado vemos a los personajes en la escena, todavía no sabemos cual es su nombre.

Return of the Obra Dinn

Esta información nos puede llegar de muchas formas. Si por ejemplo en los diálogos se habla del capitán podemos asumir que aparece en la escena y relacionar su nombre de la lista con el correspondiente personaje en los grabados. Sin embargo las pistas no suelen ser tan sencillas y hay que estar pendiente de todo. Para ello contaremos con la ayuda del diario. Está repleto de información sobre el barco. Planos, lista de pasajeros, dos grabados de la tripulación, unas instrucciones y un glosario. La lista de pasajeros por ejemplo detalla el cargo de esa persona y su nacionalidad. Los grabados nos muestran dos escenas de la tripulación donde les vemos relacionarse y sus ropas. Esto puede parecer trivial pero es esencial llegado cierto punto.

El Obra Dinn no nos pone las cosas fáciles y en escasas ocasiones nos da un nombre claro. A veces será un acento, el uniforme o una relación entre tripulantes lo que nos de la pista. Una vez acertemos la identidad y el sino de tres tripulantes, se bloquearán confirmándose como aciertos. Esto limita la posibilidad de ir probando al azar, teniendo un total de 60 pasajeros y en torno a 30 tipos de muertes.

Return of the Obra Dinn

Razonamiento deductivo como principal mecánica

Que el principio del análisis haya consistido en explicar el funcionamiento del juego tiene su explicación. Al igual que hiciese Her Story años atrás Return of the Obra Dinn saca el juego fuera de la pantalla. El barco, escenas y diario son un tablero de juego pero donde se decide todo es en nuestras cabezas. A través de las distintas pistas que nos da hemos de estrujarnos el cerebro en deducir que es lo que ha sucedido.  Funciona como un gran Cluedo para un jugador donde las variables son muchas.

Return of the Obra Dinn

A diferencia de la gran la gran mayoría de juegos, resolver una incógnita dependerá únicamente de nosotros. Nada se resolverá automáticamente cuando pasemos por ciertos puntos o miremos a determinado personaje. Por ello hemos de poner de nuestra parte, siendo nuestro razonamiento la principal mecánica. El reloj y el libro no dejan de ser herramientas a nuestro servicio.

Al igual que con Papers, Please, su anterior obra, el juego nos invita a ejercer una profesión a través de pantalla. En esta ocasión seremos ese inspector y pasaremos horas revisando todo el barco y el diario. Podremos desbloquear las escenas sin necesidad de acertar ningún sino y aunque la situación pueda parecer abrumadora por la cantidad de piezas es recomendable hacerlo. Las incógnitas que se pueden resolver por si mismas son muy escasas y en ocasiones averiguar un nombre afecta al sino de otros tripulantes.

Return of the Obra Dinn

El diario nos ofrece una serie de pistas e indicadores. Por ejemplo los rostros en el grabado no estarán definidos hasta que hayas llegado a una escena donde se den pistas de su identidad. El diario también te indica la dificultad de cada personaje con unos triángulos al lado de su grabado en la entrada de su muerte. Esta se marcará de 1, en casos evidentes donde por ejemplo se menciona el nombre, a 3 en los casos que deberemos agudizar nuestro ingenio o guiarnos por pequeños detalles.

Return of the Obra Dinn

Contando la historia del revés

Return of the Obra Dinn cuenta una trágica historia. La propia llegada del barco vacío tras tanto años ya anuncia su final. Según su propio creador, provocar tal cantidad de muertos en un barco era algo difícil de encajar. Todo esto suponen muchas trabas a nivel de guion y personajes.

La historia del Obra Dinn está estructurada en diez episodios. Estos irán apareciendo en el diario a medida que revivamos las escenas. Estas cubren todos los hechos de su tripulación, desde el momento en que se carga el barco hasta quedar desierto. Todas estas escenas crean una imagen global que se asemeja a esas historias fantásticas para niños. El encanto está en como hemos llegado a esta historia, a través de nuestros propios medios. El viaje y los acontecimientos son interesantes. Además, hay suficientes personajes desencadenantes de algunos de estos hechos y con relaciones entre ellos, creando una trama que resulta curiosa. Esta forma de percibir la historia además nos permite ver como se vivía a bordo. La visión de la vida y leyendas de la marinería están cuidadas y hace que pasemos por alto que no sea la más original de las historias.

Return of the Obra Dinn

Minimalismo al servicio de la experiencia

No puedo dejar sin comentar uno de los apartados más llamativos, el apartado gráfico. La estética en blanco y negro refuerza la sensación de viaje en el tiempo a bordo del Obra Dinn. Esta elección no es arbitraria y bien le ha valido el Game Award a diseño artístico. El acabado simula el aspecto de los Macintosh de 1 bit. Está en perfecta consonancia con el diseño del diario y los grabados. Además de esta forma se evita llamar la atención sobre elementos que podrían despistarnos. También se usa a la hora de descifrar algunas escenas que son confusas debido al agitamiento dramático del momento.

Cabe destacar que las opciones gráficas permiten cambiar el aspecto. De esta forma se puede optar por el verde de un IBM 5151, el anaranjado de un Zenith ZVM 1240, el azul de la Commodore 1084 o el aspecto de un IBM 8503 o un monitor LCD.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La música y efectos de sonido son otro aspecto cuidado. No solo en su composición, sino en su uso. Durante la exploración del barco solamente oiremos nuestros pasos y algunos efectos. Puertas que abrimos, el crujir de la madera, pasos, etc. Será al visitar una escena cuando la música suene acorde al dramatismo de la situación. Instrumentos de cuerda, viento, percusión, al servicio del terror, de lo épico o lo triste.

Ambos aspectos destacan por su detalle y también por su uso. Return of the Obra Dinn hace un ejercicio de minimalismo donde no se echan en falta animación o más piezas musicales. Donde si que se podría necesitar una mayor inversión es en las voces y vaya si se ha trabajado. Los tripulantes cuentan con características voces en inglés, además de aquellos que hablen otros idiomas. Comentar que el trabajo de doblaje es sensacional, con mucho mimo en los acentos. Los textos si vienen traducidos en varios idiomas. En el caso del español con un excelente trabajo por parte de Josué Monchan y Ramón Méndez traduciendo toda la jerga marítima.

Como curiosidad, el personaje que controlamos puede ser hombre o mujer. Esto se determina de forma aleatoria y cada nueva partida que empecemos se irá alternando. No implica apenas ningún cambio excepto en la propia voz en sus pocas frases pero es un detalle a agradecer.

Una vez inspeccionada la embarcación he llegado a la siguiente conclusión

Return of the Obra Dinn es un gran juego. La invitación a jugar a los detectives es original pero no se queda ahí. Combina perfectamente los distintos apartados para dar una obra redonda. Es uno de esos juegos para tener papel y boli al lado para apuntar todas tus elucubraciones. En ciertos momentos puede pecar de ser demasiado obtuso pero los momentos de ofuscación y bloqueo dan paso a momentos de enorme satisfacción cuando al final das con la respuesta. El juego se puede completar en unas 10-12 horas.

Return of the Obra Dinn

En 2013 Lucas Pope sorprendió a toda la industria con Papers, Please. El juego llamó la atención en un año lleno de auténticos juegazos como The Last of Us, GTA V o The Stanley Parable entre otros. Cinco años después vuelve a repetir y nos deja para el recuerdo una obra desarrollada por una única persona capaz de competir contra los kraken de la industria.

 

The Good

  • Una auténtica pieza de relojería con 60 piezas a encajar
  • Una propuesta visual original y atrevida
  • La narrativa y como al final todo encaja
  • La satisfacción de resolver el misterio del Obra Dinn
  • El retrato del mundo marítimo, vida y supersticiones

The Bad

  • Algunos tipos de muerte se pueden confundir
  • La dificultad de algunos tripulantes es muy MUY alta
  • Poca rejugabilidad, hasta que pase el tiempo y nos olvidemos de los detalles
9.5
Avatar

Written by:

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter