Sayonara Wild Hearts

By on on Argumento, 3 More
close [x]

Análisis – Sayonara Wild Hearts

Sayonara Wild Hearts necesitó 40 segundos en un Nintendo Direct y el sello de Anapurna para que quedase grabado a fuego en mi radar. Es posible pensar que esperar meses para un juego que dura lo mismo que un LP de una banda pop es, cuanto menos, irrisorio. También es posible pensar que Sayonara Wild Hearts consigue en 40 minutos sobrepasar con creces mis expectativas, que comenzaron pensando, malamente, en un endless runner bonito con ínfulas de Sailor Moon. Cuando la realidad era que Simogo venía aquí a hablar de corazones rotos, synch pop calentito y una historia simple; pero que, como toda buena historia, comienza a altas horas de la madrugada saliendo de un kebab.

Sayonara Wild Hearts Sayonara Wild Hearts

Tampoco es que haya mucha historia, unas pocas palabras al principio y al final, narradas por la diva Queen Lattifah. En esta, la historia, no Lattiffah aunque también, una diosa nos pone al día. La muerte, tanto concepto como carta astral, ha secuestrado a otras cartas bajo su influencia maquiavélica y se nos ha escogido para representar a The Fool. The Fool, o El Loco, es la carta del tarot más utilizada en el medio audiovisual por su carga juvenil.

Para gente neófita, el Loco es la carta que representa la rebelión, sabiduría e insensatez y suele representar a personajes destinados a un viaje que cuentan con un libre albedrío y una falta de cadenas que los aten al destino, un personaje destinado a restaurar el equilibrio. En los videojuegos podemos conocer esta carta gracias a Persona, donde siempre protagonizamos a un personaje al que se le otorga a The Fool, carta libre de Persona y con la habilidad de cambiar poderes a su voluntad.

Sayonara Wild Hearts

Para esta ocasión la diosa ha escogido a un avatar en forma de una chica, una joven con el corazón roto que pasa los días en su casa, tirada en cama y melancólica, para luchar contra La Muerte, quiera ella o no. Así comienza el viaje de The Fool, por obligación y susto, y un skate, contra conceptos existenciales y cartas arcanas. Todo bien.

Sayonara Wild Hearts

En cuanto nos ponemos a los mandos no notamos un gran alarde de personalidad, al menos al principio. Cada misión es una pista de un disco, con una duración de poco más de un minuto en su mayoría y sin mayor dificultad mecánica. Nos movemos libremente por zonas ligeramente limitadas a tres o cuatro raíles y tenemos que conseguir todos los corazones posibles en el tiempo propuesto. Conforme avanza el disco, se suman a la fiesta obstáculos, enemigos, ataques, patrones y otros quehaceres. Por lo que en cuanto nos damos cuenta hemos pasado de conseguir monedas a conseguir monedas y atravesar portales mientras evitamos bolas de fuego de un enemigo y disparamos en primera persona a través de un bosque.

Hearts never die

Es sorprendente la variedad de situaciones, de experiencias y de mecánicas que Sayonara Wild Hearts consigue implementar en menos de dos horas de juego sin conseguir ese efecto negativo de recopilatorio de minijuegos de Wario Ware -eterno respeto a Wario Ware- y justificando todos y cada uno de los añadidos gracias a la variedad de personajes ultracarismáticos. Esto último es bastante digno, ya que ninguno de ellos habla, o hace mucho más allá de querer pegarnos muy fuerte la cara contra el asfalto.

Pero gracias a la estética del juego cada enemigo y cada máscara que portan, así como sus outfits de banda de moteras, consiguen diferenciarlas. Al principio de cada nivel se presentan con un logo de equipo de deportes o de pegatina de chaqueta de cuero, muy macarras. Y en esos mismos niveles se aprecia un claro cambio de estilístico, manteniendo la estructura. Cada enemigo suele abarcar tres o cuatro niveles, con una presentación, acción y final. En estos grupos de niveles la mecánica a seguir y la música se adecuan a la situación, creando un trance que, en opinión personal, no recordaba desde Tetris Effect, la perfecta fusión entre información audiovisual y mecánica.

A broken heart

Sería un error considerar Sayonara Wild Hearts como un juego de ritmo. O no, claramente no sería un acierto. Claramente hay un ritmo y seguirlo es claramente positivo. Pero, y considero esto casi una Hot Take, Sayonara Wild Hearts me ha guardado más similitudes con Asura’s Wrath que con un endless runner o un juego de ritmo. Al final no es la música ni la puntuación lo que sobresale, aunque tanto el aspecto sonoro como el toque arcade son pinceladas de perfección. Porque el efecto que produce la satisfacción al jugar es la combinación de Quick Time Events (QTE), plataformas, velocidad y precisión para acabar los niveles con la mayor elegancia posible.

Alrededor de esta experiencia existe una cuarta dimensión que mejora, si cabe, a Sayonara Wild Hearts. Un concepto ultrapositivo sobre el amor, la aceptación de uno mismo y la confrontación no violenta con nuestros problemas. Es raro que un juego tan corto y mecánicamente tan simple consiga transmitir estos temas con tantísima tranquilidad y eficacia. Que al mismo tiempo consiga ser sencillo y accesible sin dejar de ser un desafío para los completistas.

Sayonara Wild Hearts: conclusiones

Y ya estaría. Podría estar aquí otras 900 palabras hablando de las bondades de Sayonara Wild Hearts, realmente podría, porque las tiene. Pero a grandes rasgos lo dicho es lo que nos podemos encontrar. Hay más, por supuesto. Hay secretos en forma de acertijos y un modo secreto por completar todo en oro, que obviamente no he conseguido desbloquear porque los jefes de nivel son un desafío importante, para el cual es de apreciar que haya una opción que permita saltar el nivel para continuar la partida, remarcando su accesibilidad para todo el mundo.

Si tenéis 12 euros o un dispositivo Apple, un par de horas libres y unos auriculares en condiciones no se me ocurre mejor gasto de tiempo y de dinero que Sayonara Wild Hearts.

The Good

  • Componente visual
  • Todo el concepto de Disco de música y el funcionamiento del juego a su alrededor
  • La historia de superación y el traato al corazón roto
9
Avatar

Written by:

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter