Videojuegos de Anime – «K-ON!»

«K-ON!» fue una de las obras de Kyoto Animation, estudio conocido por series como «Suzumiya Haruhi» o «Lucky Star». La serie ofrecía una premisa muy singular. Hirazawa Yui es una estudiante que empieza su primer año en el Instituto femenino de Sakuragaoka. Muy despistada y sin muchas aspiraciones en la vida no termina de concretar a que club de actividades extraescolares. Por otro lado Akiyama Mio y Tainaka Ritsu, ambas también de primer año, deciden apuntarse al Club de Música Ligera (Keionbu) el cual se encuentra sin miembros y está a un paso de ser disuelto. La aparición de Kotobuki Tsumugi, quien no pensaba unirse al club pero el carácter de ambas chicas consigue hacerle cambiar de idea, supone la consolidación del grupo a falta de un miembro más.

Yui, tras meditarlo, decide visitar el Club de Música Ligera interesada en saber en que consiste. La situación hace que la pobre chica, debido en parte a su carácter patoso, haga creer a sus compañeras que es una guitarrista de primer nivel lo cual genera una serie de malentendidos. Tras aclarar la situación Yui decide unirse al club y las chicas deciden enseñarle a tocar la guitarra para que pueda unirse al grupo. A partir de ese momento el grupo vivirá diferentes situaciones que las ayudarán a forjarse como grupo.

La serie acumuló dos temporadas del anime y una película que tuvieron bastante éxito tanto por su calidad como por el carisma que desprenden los personajes y las situaciones, mayoritariamente hilarantes, que se dan en la serie. A día de hoy faltaría por adaptar la parte en la que el grupo principal (Yui, Mio, Ritsu y Tsumugi) van a la universidad pero hasta la fecha y tras el estreno de la película hace ya casi 5 años no han habido nuevas noticias al respecto.

K-On! PSP Cover

La premisa del juego es tocar las canciones del grupo utilizando la cruceta direccional y los botones de la PSP teniendo siempre que tener en cuenta el «tempo» exacto para hacerlas coincidir y obtener una calificación que va desde perfecto hasta malo o nulo. Acumulando las calificaciones de las diferentes notas de la canción se obtendrá una valoración final al termino de la pista en la que recibiremos un rango que va desde la D hasta la A o incluso Perfect si, con mucha suerte y paciencia, se lográn encandenar todas las notas de manera perfecta y sin ningún fallo.

Para facilitar las cosas se podrán utilizar items especiales, que se obtienen a medida que se va «practicando» (ya que el modo principal del juego se llama «Renshu», que significa «práctica» en japonés) las canciones del juego. Casi todos son dulces como trozos de tarta (chocolate o fresa), galletas con forma de pez, helados o leche de fresa (¿o es un batido?). Cada uno de ellos posee diversos efectos que ayudarán al jugador a superar tramos complejos de cada canción con efectos como, por ejemplo, hacer que las notas en pantalla pasen a ser de color dorado y puedan tocarse con cualquiera de los botones disponibles.

K-on_01

Otro aspecto a comentar es que los personajes expresan sus emociones mientras tocan. A mayor emoción, más confianza tienen a la hora de tocar pero si fallan…pondrán cara de circunstancias, estarán temerosas y al final, mientras la pantalla adquiere un tono azul, fracasarán en la práctica de la canción.

Previo a empezar la canción que se haya escogido, se podrá elegir quien será el personaje para tocar la música de entre las 5 chicas del grupo (Yui, Mio, Ritsu, Tsumugi y Azusa). Esto se traduce no sólo en que a la hora de jugar se escuchará sólo su parte tocada por el instrumento pertinente sino que también variará la dificultad de la interpretación. Constatar que el juego permite opción para jugar «ad hoc» a través de Wi-fi con hasta 5 jugadores, interpretando a cada una de las chicas del grupo.

K-on_02

A medida que se vayan completando con éxito las canciones, no hace falta que sean perfectas, se podrá ver a las versiones «chibi» de los personajes en una escena y posteriormente se podrá continuar con el juego y se desbloquearán más temas hasta completar una lista de 19 entre los que se incluyen el opening y ending de la serie («Cagayake Girls!» y «Don’t say Lazy» respectivamente), temas especiales de cada personaje y canciones populares del grupo como «Fuwa Fuwa Time».

Otros aspectos que el juego incluye son, por un lado, un apartado especial en el juego en el que la profesora Sawako hace su papel de amante del cosplay y en el que se podrá personalizar el aspecto de las protagonistas y equiparles accesorios adicionales, que previamente hay que desbloquear sacando puntuaciones adecuadas en cada tema del juego. Por otro, en el menú principal del juego incluye la posibilidad de esconder el menú de opciones del juego y abrir un menú especial donde poder ver los objetos que se han ido consiguiendo y premiar con ellos a los personajes en versión «chibi». En este modo, a su vez, se mostrarán reacciones como sorpresa, sueño, cansancio o hambre y el jugador podrá, inclusive, hacer que  un personaje entre en la habitación, personalizar el aspecto de la misma colocando objetos varios (que pueden ser del agrado de un personaje) o incluso poder cambiar el entorno eligiendo varias ubicaciones.
K-on_03
Respecto de las reacciones decir que es de lo más curioso del juego. Por ejemplo, ver como Mio se asuta si se le enseña un libro de terror y termina saliendo de la habitación «ipso facto», dar un dulce y que el personaje comente lo delicioso que está o que no puede comer más o la alegría que muestran si se les obsequia con su instrumento, lo que hará que  inmediatamente se lo toquen.
Otra opción del juego es la del editor de video musical, similar a la que incluyen los «Hatsune Miku Project Diva» aunque con menos posibilidades, en el que se puede configurar el escenario, ángulos de cámara, poses de los personajes y las frases que dicen. Por último, este es de los pocos juegos de PSP que permiten tomar capturas de pantalla del juego. No es una opción muy destacable, pero como opción nunca está de más.
K-on_04
En líneas generales el juego es magnífico. Quizás le falte una mayor variedad de temas, algún que otro fan echará en falta los de la segunda temporada, pero creo que lo compensa con su buen hacer. Tiene un acabado bastante bueno en cell-shading, representando fielmente el estilo de la serie (aunque el brillo en movimiento constante de los ojos queda algo extraño) y es diferente a los juegos musicales que posee la portátil de Sony. Se puede decir que sólo es superado por «Hatsune Miku: Project Diva 2nd» y «Extend» que son mucho más variados y con un estilo diferente.
El juego también está disponible para PS3 habiéndose adaptado como «HD Version». Si bien el juego mejora su calidad respecto de la versión de PSP, parece que el timing a la hora de pulsar los botones en el juego está descompensado lo que hace que la experiencia de juego no sea del todo satisfactoria.
Para terminar hablaré brevemente de la existencia de sendas máquinas arcade basadas en esta serie. La primera de ellas, «K-ON! Houkago Rhythm Time» que mismamente es un juego de ritmos pero que tiene cartas para leer canciones como principal interés. Salió en los arcades japoneses de la mano de Atlus en 2013. En 2014 SEGA lanzó una segunda máquina arcade, «K-On! Houkago Rhythm Selection!».

Escrito por: Aarón Rodríguez

Gamer desde los tiempos de la Atari y el Spectrum que con el tiempo ha digievolucionado en un fan incondicional de títulos de corte nipón desde lo más natural hasta lo más nicho.