WB Montreal, El Tribunal de los Búhos y un nuevo Batman

Llevamos prácticamente dos años desde que se iniciaron los rumores de un posible nuevo juego de Batman a cargo de los responsable de Arkham Origins, WB Montreal. El estudio lleva todo este tiempo dejando caer que están desarrollando una nueva historia del murciélago de Gotham con imágenes de símbolos en el estudio, escritores de DC comentando también esta posibilidad y mil y un temas en foros en los que se habla de retomar la saga finalizada en 2015 con Batman Arkham Knight. Cuatro juegos que ponían punto y final a toda la historia de Bruce Wayne, con un desenlace perfecto tras el cual podríamos dar por cerrada la aventura del enmascarado en los videojuegos.

El Tribunal, uno de los enemigos más interesantes de Batman

Sin embargo, este nuevo juego vuelve a poner todas las cartas sobre la mesa, y a obligarnos a pensar en qué cómic de Batman se podría basar. Está prácticamente confirmado que el elegido sería El Tribunal de los Búhos, uno de los mejores cómics de DC de los últimos años, en el que su guionista, Scott Snyder, se atrevía a explorar los mitos de Gotham con una organización secreta que pondría patas arriba toda la ciudad y lo que creemos que se esconde en su interior. Con ello, Batman y sus aliados tendrán que enfrentarse a un Tribunal que tiene más influencia de lo que se podrían llegar a imaginar en las altas esferas de Gotham, llegando a poner al límite al propio Bruce Wayne.

Con toda esta información en la cabeza, lo primero que uno llega a pensar tras el final de Arkham Knight, es que este nuevo juego nos hará controlar a un Batman más joven, en una precuela de los juegos de Rocksteady como ya lo fuera Origins. Sin embargo, me gustaría ir un poco más allá y contaros por qué esta podría ser un ocasión de lujo para contar una historia de Batman... Sin el propio Batman.

¿Dónde está Bruce Wayne?

Aviso: voy a entrar en spoilers del final de Arkham Knight, así como de algunos cómics de Batman

Como decía, llevamos ya cuatro juegos de Batman a nuestras espaldas desde hace relativamente poco. Todos juegazos que supusieron un antes y después dentro del género de superhéroes en el sector, pero que se me antojan suficientes para la historia que se quería contar de Bruce Wayne. Hemos tenido una precuela y tres secuelas que cerraban muy bien un arco argumental tan bueno que podría haberse sacado directamente de cualquiera de los mejores cómics del murciélago, y que no creo que sea necesario volver a retomar. Lo lógico por parte de WB Montreal sería tirar por una precuela, que conectara directamente con los sucesos del resto de juegos y nos diera una aventura mas protagonizada por Batman. Sin embargo, creo que es el momento perfecto para no hacer «una historia mas», sino para arriesgarse a explorar otra parte de su extenso universo.

El final de Arkham Knight nos dejaba en una situación en la que Batman parece que ha muerto o desaparecido tras una explosión en la mansión Wayne. Según palabras del propio Bruce, debía hacer esto «para protegerlos» (como pasaba en la trilogía de Nolan de El Caballero Oscuro), por lo que es lógico pensar que ha decidido colgar la capa y dedicarse a otra cosa. Pues bien, creo que este es el punto idóneo que el nuevo juego debería tomar como eje de su trama. Unos años después, Gotham está sumida en la ruina sin saber absolutamente nada de Batman, y de ahí surge el Tribunal de los Búhos, un grupo con enormes influencias en la política y economía de la ciudad, haciendo necesario su regreso, o el de alguien que los ayude.

Gotham necesita a Batman

Aquí entraría este «nuevo» Batman. ¿Por qué digo nuevo? Si habéis leído algunos de sus cómics o sois conocedores de su universo, sabréis que Bruce Wayne no ha sido el único que ha llevado el traje de Batman. Sin ir más lejos, el primer Robin y posteriormente Nightwing, Dick Grayson, tuvo un par de épocas en las que sustituyó a Bruce como el Caballero Oscuro debido a su ausencia. Y aquí es donde me gustaría que se fijara WB Montreal para su nueva historia.

Dick, a pesar de ser ya un Nightwing veterano alejado de todo lo que tiene que ver con la Batfamilia desde hace tiempo (como se nos presenta en los juegos anteriores), sabe que Gotham necesita a Batman, y por ello decide tomar su identidad tras los acontecimientos de Arkham Knight. Con él, podríamos ver una nueva perspectiva del universo del murciélago y los personajes que lo rodean, haciendo hincapié en esa esa relación amor-odio entre Batman y Gotham, siendo además un buen paralelismo de los que fuera la de Joker y el propio Batman en toda la saga Arkham. La ciudad y el héroe se necesitan más de lo que piensan, y cuando uno no está cerca del otro, hay consecuencias. Dick lo sabe, y decide actuar, siendo el nuevo Batman de WB Montreal.

La Batfamilia entra en escena

Seguramente toda esta idea quede en nada, y el estudio quiera tirar por otra historia con Bruce como protagonista, pero creo que en los cuatro lanzamientos anteriores toda la Batfamilia quedaba muy a un lado, y esta podría ser la ocasión perfecta para innovar y ser valientes con la licencia Batman dentro de un videojuego. Además, con la entrada de Nightwing como Batman podrían presentarnos por primera vez en la franquicia al hijo de Bruce, Damian Wayne, quien fue el quinto Robin y del que estuvo a cargo Dick durante su periplo como el Caballero Oscuro. Dos personajes que tienen mucho en común: ambos fueron instruidos como ayudantes de Bruce para luchar contra el crimen siendo unos críos, por lo que se trataría de una relación muy interesante de ver dentro de este universo, que podría dar mucho de qué hablar. Además, recordemos esa supuesta secuela cancelada de Arkham Knight, en la que el protagonista era el propio Damian. Quizás no está tan cancelada como pensamos.

No todo dentro del universo Batman es Bruce Wayne. ¿Serán valientes desde WB Montreal o seguirán por el cauce que les dejó Rocksteady? Sea como sea, lo más seguro es que hoy durante el State of Play o el Inside Xbox de esta noche salgamos de dudas con un anuncio oficial por parte de Warner.

Escrito por: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.